• Consejos para el cambio de divisas

Consejos para el cambio de divisas

Categorías: Trucos del Viajero

La vigencia del pasaporte, la tramitación del visado y el cambio de la moneda local son tres de los puntos que el trotamundos siempre tiene en mente cuando prepara un viaje a un destino más o menos exótico. En Rutas 10 hemos preparado un listado de los consejos cambio de divisas más prácticos, para lo que nos servimos de la experiencia propia y las recomendaciones de TransferZero, plataforma digital de envío de dinero. No dejes de tomar buena nota.

Al viajero le preocupa pagar unas comisiones excesivas, cuando no injustas. También disponer de la moneda local para desplazarse desde el aeropuerto cuando aterriza en vuelos a horas intempestivas, o asumir los primeros gastos como las propinas al chófer del transfer al hotel. Todos ellos factores que obligan a actuar con premura, pero no sin bajar la guardia.

Dónde conviene realizar el cambio de divisa

Sin duda el quid de la cuestión. Lamentamos decirte que si eres de los que gusta gestionar su dinero con cautela, tendrás que dedicar un tiempo a investigar: los tipos oficiales son meramente informativos. Hace años que las entidades bancarias o empresas de giro perdieron el monopolio de este mercado, y hoy en casi cualquier país del mundo compiten por este servicio diferentes tipos de empresa, desde los hoteles a los nuevos operadores online. Huelga decirlo, en muchos casos cada uno de ellos con diferentes costes.

La información y la paciencia es la única vía de salvar este escollo, teniendo en cuenta que en ocasiones las diferencias entre las opciones más racionales tampoco van a implicar un gran coste. Dicho esto conviene saber que, por ejemplo, que el aeropuerto aporta seguridad al viajero pero con el peaje de unas tasas normalmente más elevadas: se aprovechan de su ubicación privilegiada. Cuando se necesita realizar allí el cambio, conviene hacerlo de una pequeña cantidad, la suficiente para afrontar los gastos del primer día. Del mismo modo, en el centro de la ciudad se suele concentrar la mayor oferta de entidades de cambio. Esta concentración permite hacer una rápida comparativa y beneficiarse del efecto competencia.

Y una última recomendación sobre el dónde: nunca aceptes cambiar en el cada vez más reducido mercado negro de divisas. Si bien es cierto que algunos destinos lo mantienen, siempre implica asumir un riesgo no recomendable: desde el timo con billetes falsos al robo, en el mejor de los casos.

Cuánto dinero cambiar

Es la otra pregunta del millón. La recomendación general es que es mejor visitar en varias ocasiones el establecimiento de cambio que arriesgarse a un exceso de sobrante en moneda extranjera, principalmente por el coste en comisiones que ese segundo cambio va a implicar. Conviene hacer una estimación del dinero que va a ser necesario, lo que cualquier viajero sabe que no siempre es sencillo. Por ello la práctica aconseja un modelo de actuación como el siguiente: hacer un primer cambio que permita afrontar los primeros días en el destino sin la urgencia de realizar el cambio en el primer sitio, si se puede incluso cambiando una pequeña cantidad en España. En muchas ocasiones hablar con tu entidad bancaria de confianza es la mejor de las opciones.

Eso permitirá hacer algunas pesquisas para conocer el mercado en situ con más tranquilidad, dando con la opción más beneficiosa. Decidido el establecimiento de cambio de divisas, y conocido el nivel de vida del destino es más fácil realizar ese cálculo, teniendo en cuenta que tampoco conviene viajar con un exceso de efectivo, se puede pensar en realizar el cambio estimado para periodos de unos diez días. No hay que olvidar conservar el justificante de la operación, que pudiera ser exigido en el aeropuerto o en la oficina de cambio (en el caso de que haya que cambiarlo de nuevo).

Cuándo cambiar

Las divisas están en constante fluctuación, por lo que la tasa de cambio puede variar de uno a otro día. Es un factor que sólo en los casos de viajes preparados con antelación conviene valorar, prestando atención a la evolución de la moneda que nos interese. Por ejemplo por efecto del Brexit, la libra británica ha estado en los últimos meses sujeta a importantes presiones, por lo que elegir el momento oportuno ha podido ofrecer ciertas ventajas. Pero en estos consejos para el cambio de divisas no se considera un factor determinante, con la excepción de cuando se viaja a destinos con inflación galopante (como la Venezuela actual), en los que en los propios días de estancia se podrán apreciar variaciones importantes.

Ojo con las peculiaridades de cada divisa

Como siempre recordamos desde esta bitácora, la información es la mejor defensa, también para el cambio de divisas. Es fundamental que el viajero de destinos ‘exóticos’ se informe para anticiparse a la situación que se va a encontrar. Por ejemplo muchos españoles desconocen, pese a lo popular del destino, que el dírham marroquí no va a poder intercambiarse fuera del país por euros, lo que también ocurre con la rupia india. Son las llamadas monedas no convertibles, muy habituales. Otro mercado popular con el que hay que tener precauciones es el cubano, donde existe una moneda diferente para los extranjeros y locales.

Diferentes opciones de pago

Con tarjeta de crédito o débito, desde el móvil, transferencias, tarjetas prepago cada vez hay más canales para cerrar una compra. En los destinos más bancarizados es posible programar una estancia sin casi disponer de efectivo, siendo este el mejor de los consejos para el cambio de divisas. Hay que tener en cuenta que el pago en moneda no es la única fórmula, lo que permite ahorrar en comisiones de cambio de moneda además de aportar mayor seguridad al no tener que trasladarse con grandes cantidades encima. Del mismo modo, hay que saber que sacar efectivo con tarjeta en el país de destino suele estar gravado por altas comisiones, si durante tu viaje piensas hacerlo habla con tu banco por si puede indicarte alguna entidad con la que tenga acuerdos más ventajosos.

Antes del cambo de divisas, los conceptos claros

→ No es lo mismo moneda que divisa. La primera recomendación es tener claros estos dos conceptos que el sistema bancario diferencia, no el común de los mortales. Siguiendo la explicación de TranferZero la moneda es “la unidad física y la divisa hace referencia a la unidad monetaria de cada país”. En la práctica esto significa que el cambio de moneda es la compraventa de euros a la moneda local del país destino. Sin embargo, las operaciones que no implican movimiento físico de dinero –como transferencias o cheques- se denominan cambio de divisas. Para el usuario una y otra puede incluir diferentes costes de gestión o comisión.

→ Diferencia entre tasa de compra y venta. Por tasa de venta se entiende el dinero que se recibe al cambiar (normalmente euros) a la divisa del país de destino. Un concepto diferente al de tasa de compra, que se recibe al convertir la moneda extranjera que puede haberle sobrado en su viaje. De nuevo la entidad mediadora puede aplicar diferentes tipos de comisiones en una y otra operación, siendo lo más habitual que la tasa de venta sea más desfavorable para el particular.

 

    Añadir comentario

    Festivales de verano en el mundo para viajeros
    Consejos para viajeros aventureros