• Glaciar Perito Moreno, el coloso de hielo

Glaciar Perito Moreno, el coloso de hielo

Un sueño para todo viajero, es el glaciar más famoso del mundo. Por desgracia, su imponente masa de hielo se está resintiendo como consecuencia del cambio climático. Sin embargo, esta maravilla natural impresiona al viajero más avezado. Al tiempo, es imposible escapar al efecto conmovedor que produce la paz que se respira inmerso en esta naturaleza virgen. Te contamos qué ver y qué hacer para disfrutar del glaciar Perito Moreno.

Dónde está Perito Moreno

Dónde está el Perito Moreno

Un halo de misterio ha rodeado a este rincón del mundo, seguramente por las antiguas crónicas de navegantes, exploradores y aventureros. Hoy, es posible recorrer este territorio del cono sur austral para descubrir espectaculares paisajes, bosques milenarios, lagos, lagunas, imponentes montañas, volcanes, hielos eternos, glaciares, fiordos y extensas llanuras y mesetas. Todo, a la sombra de los Andes patagónicos.

El glaciar Perito Moreno forma parte del conocido como Parque Nacional de los Glaciares. Está ubicado en la provincia de Santa Cruz, al sur de Argentina, y se encuentra a unos 80 kilómetros de la ciudad de El Calafate. Es la villa turística más cercana al parque y en ella recalan cada año miles de viajeros atraídos por la belleza y majestuosidad de la naturaleza que la rodea.

Tierra de leyendas, no podía faltar la que gira en torno al regreso al lugar. Te la contamos por si te tienta cumplirla. El calafate, que da nombre a la localidad, es un arbusto espinoso de flores amarillas y pequeños frutos azules comestibles característico del sur de la Patagonia. Un nombre que remite a los tehuelches, pueblo indígena de la zona. Si quieres volver al Perito Moreno, tendrás que probar este fruto.

Por cierto, la peculiar denominación del glaciar se debe al teniente Iglesias, quien en 1899 estaba a cargo de los estudios para el Instituto Hidrográfico Argentino. Lo bautizó Perito Moreno en homenaje a Francisco Pascasio Moreno, conocido en la zona como «el perito» por sus conocimientos de la región andina austral y que le valieron este cargo en la Comisión de Límites entre Argentina y Chile. Antes, fue conocido como glaciar Francisco Gormaz y glaciar Bismark.

Qué hacer en el Perito Moreno

Este coloso de hielo, que conmueve con su imponente presencia, es el sueño de todo viajero aventurero. Y no es de extrañar. El frente del glaciar Perito Moreno, que puede visitarse, mide unos cinco kilómetros y su altura alcanza los 70 metros por encima del nivel del Lago Argentino. Su superficie alcanza los 250 km², lo que representa mayor espacio que la ciudad de Buenos Aires. Sin duda, disfrutar de esta vista es una experiencia impactante.

Conoce el entorno

El Parque Nacional Los Glaciares, donde se ubica, fue creado en 1937 para preservar trece impresionantes masas de hielo, que son fuente de vida para el planeta. La Unesco lo declaró Patrimonio de la Humanidad en 1981 con el fin de proteger su flora y fauna en peligro de extinción.

El 30 por ciento del parque lo ocupa el hielo, que en kilómetros cuadrados son unos 2.600. Entre los glaciares del lugar se encuentran el Upsala, que es el más grande de todos, Spegazzini y Perito Moreno. Quizá por la blancura de su superficie y los tonos azules de sus paredes, este glaciar deja una huella indeleble en la memoria del visitante.

Senderismo en Perito Moreno

Aunque el glaciar es el gran protagonista, toda la zona guarda un equilibrio con la belleza del hielo. Los cerros Onelli y Bertrand resguardan la blancura del Perito Moreno. También están el Chaltén, el Fitz Roy (3.375 m) y la Torre (3.128 metros) visitados por escaladores de todo el mundo, especialmente en el verano austral.

En este mismo marco se disfruta de una flora compuesta por lengas, coihues y ñires que albergan especies de bosque como el huemul y el zorro colorado. También se avistan cisnes de cuello negro, pájaros carpinteros de la Patagonia, águilas y el poderoso cóndor que despliega su vuelo en las altas cumbres.

Rompimiento del glaciar Perito Moreno

El Perito Moreno es el único de los hielos de la Patagonia que sigue avanzando a un ritmo de cien metros por año. Un movimiento que genera uno de los hechos más esperados y levanta expectativas en todo el mundo: el estruendo que produce la rotura del dique de hielo. Un evento que incluso retransmiten cadenas de televisión y puede seguirse por internet.

Esta maravilla de la naturaleza ocurre en períodos irregulares. En este siglo han tenido lugar ocho rompimientos: 2004, 2006, 2008, 2012, 2013 (al inicio y al final del año), 2016 y en 2018. Debido a las consecuencias del calentamiento global que está sufriendo el Perito Moreno y otros glaciares, no es posible realizar estimaciones científicas sobre la próxima ruptura. De hecho, el último, tras cinco semanas de espera, sucedió por la noche y sin apenas testigos.

Qué ver en el Perito Moreno

La visita al gigante de hielo puede hacerse desde diferentes perspectivas. Si se dispone de tiempo y está al alcance de las posibilidades, es recomendable combinar algunas de ellas. Por ejemplo, las vistas desde tierra nada tienen que ver con las se realizan desde el aguas en barcos.

Perito Moreno a pie
Recorrer a pie las pasarelas

Es una opción imprescindible. En el caso de tener que elegir, aconsejamos decantarse por esta. Las vistas del glaciar son deslumbrantes desde la zona de pasarelas. El recorrido puede llevar entre una y cinco horas, en función de los senderos que se deseen tomar para apreciar las diferentes caras del glaciar. El visitante queda ubicado a pocos metros frente al Glaciar, separado por el canal de los témpanos. Desde este sitio se pueden contemplar diferentes desprendimientos.

Excurdsión en barco Perito Moreno
Excursión en barco

Otra posibilidad es realizar una excursión en barco entre los iceberg para visitar del glaciar. La impresión que produce la enorme pared de hielo frente a la embarcación es inolvidable. Se puede navegar hasta la pared norte del glaciar saliendo desde el puerto de La Soledad. Es uno de los recorridos más famosos para ver la cara norte del Perito Moreno, el glaciar Spegazzini (el más alto) y el Upsala.

Para conocer la pared sur, se navega unos 20 minutos desde el embarcadero ubicado en la Península de Magallanes hasta cruzar a la otra orilla del Brazo Rico. Desde la embarcación se aprecia una atractiva panorámica del glaciar Perito Moreno, del bosque y de la cordillera con los picos nevados. Viajar en la cubierta del barco es la mejor manera de disfrutar del paisaje y la naturaleza.

Caminar sobre el glaciar
Minitrekking sobre el glaciar

Tras una charla introductoria, da comienzo la caminata de una media hora por un sendero de montaña. En este tiempo se alcanza un refugio, donde imparten las instrucciones técnicas y es el lugar para colocarse los crampones.

Comienza la subida al glaciar, que dura unas dos horas, para apreciar el espectáculo que ofrecen las paredes y grietas. Además de la extraordinaria variedad de tonalidades del glaciar, que cambian por sectores y por la intensidad de la luz. Para realizar esta actividad es necesario llevar calzado tipo trekking, guantes, gafas de sol y un picnic. Está pensada para edades comprendidas entre los 10 y 65 años.

Cualquiera de las opciones que elijas, no te defraudará. El Perito Moreno es, sin duda, la máxima expresión de la belleza glaciar. A riesgo de parecer exagerados, solo por la visión de este coloso de hielo, merece la pena viajar a Argentina.

Fotos: Pixabay

 

    Añadir comentario

    Qué ver en Cartagena de Indias: los imprescindibles
    ¿Cuál es el mejor parque nacional de Kenia?