• Los imprescindibles de Corea del Sur

Los imprescindibles de Corea del Sur

Categorías: Asia | Corea del Sur

Unos 5.000 años de cultura e historia contrastan con la modernidad de sus grandes urbes. Es un destino poco popular aún entre los occidentales, pero sus paisajes sorprendentes, sus tradicionales casas de madera o sus modernísimas ciudades te impactarán. Aquí encontrarás los imprescindibles de Corea del Sur. Un destino de los que no se olvidan fácilmente.

La sabia fusión de sus tradiciones y la modernidad más deslumbrante asombran al visitante que pone el pie por primera vez en el país asiático. Si le sumas la hospitalidad y exquisitos modales de los coreanos, seguro que querrás volver. Es un país que tiene mucho que ofrecer y el otoño es una época con excelente temperatura para disfrutarlo. Los rojos y ocres tiñen los paisajes creando una estampa que emociona.

aldea corea del sur

Antes de viajar a Corea del Sur

En un viaje de unos 15 días es posible conocer los imprescindibles de Corea del Sur. Es un país pequeño, su superficie es algo superior a Castilla y León, pero su terreno montañoso hace que los desplazamientos sean más largos de lo que en un primer momento pudiera parecer. De los cerca de 52 millones de habitantes, Seúl, su capital y zona de influencia, concentra casi la mitad de la población. Te recomendamos que antes de planificar tu visita consultes la web turística oficial para aclarar dudas y puedas hacerte una idea global del destino.

Nuestra propuesta te permitirá descubrir los maravillosos contrastes de este país, incluyendo su gran tesoro natural: la isla Jeju (de la que pronto te contaremos en detalle en otro post) y la famosa zona desmilitarizada en la frontera más vigilada del mundo que linda con Corea del Norte. Pasando un control de identidad, se puede ver el Puente de la Libertad y el tercer túnel de infiltración excavado ilegalmente por los norcoreanos, que fue descubierto en octubre de 1978 y sus dimensiones permiten pasar a 10.000 soldados por hora.

También el Observatorio Dora, cuya vista panorámica alcanza el Complejo Industrial de Gaeseong y el Monte Songhaksan, ambos en Corea del Norte. Es un lugar cargado de historia que dispone de telescopios de uso gratuito.

Qué ver en Seúl

Los neones, calles repletas de caminantes, sus olores convierten a la capital en una de las urbes más atractivas del continente asiático. Por derecho propio es uno de los imprescindibles de Corea del Sur. El río divide la ciudad en dos, la parte norte más tradicional y la sur, moderna y cosmopolita. En el distrito de Gangnam se ubican centros comerciales, tiendas de lujo, de cosmética (para ellas y ellos), cafeterías, discotecas… dando lugar al popular Gangnam Style.

Gangnam Style

Aquí tienes nuestra selección sobre qué ver en Seúl.

Arroyo Cheonggyecheon

Cheonggyecheon Seul

Antiguo canal restaurado en 2005. Comienza en la Plaza Cheonggye, de diseño tradicional coreano y libre de vehículos durante algunos periodos para poder disfrutar de este estratégico enclave. Hasta 22 puentes cruzan el arroyo y sus orillas son lugares de paseo popular en los que se puede disfrutar de actividades culturales.

La Montaña Namsan – Namsan Park-Seoul

En el centro de la ciudad, es muy conocida por ser lugar donde suelen ir los coreanos a descansar. En la parte más alta cuenta con varias instalaciones como el Acuario Marítimo, el Pabellón Palgakjeong o la Torre de Seúl donde se puede observar una impresionante vista de la ciudad. Además de los senderos para subir a la cima, se puede utilizar el teleférico o las escaleras.

Templo de Jogyesa

Núcleo del budismo zen en Corea. En su altar, al ser el lugar más sagrado y honrado, se celebran eventos, ceremonias y ritos durante todo el año.

Palacio Gyeongbokgung

Palacio Gyeongbokgung Seul

Construido en 1394 por la Dinastía de Joseon (1392-1910), fue el centro de poder durante siglos. Entre los imprescindibles de Corea del Sur incluimos la ceremonia del cambio de guardia. Tampoco hay que perderse las estancias más importantes del palacio, como Geunjeongjeon, la sala principal donde se realizaban las ceremonias oficiales y los funcionarios rendían los informes matutinos ante el rey. Los pabellones Jagyeongjeon y Gyotaejeon eran las residencias de la madre del rey y la reina, respectivamente. El primero es famoso por su muro con flores y por su chimenea, que forma parte de los Tesoros Nacionales. Detrás de los aposentos, Hyangwonjeong es un espacio dentro del patio con un estanque de flores de loto de gran belleza.

La Casa Azul o Gheongwadae

Es la residencia oficial del presidente de Corea del Sur. El edificio, de suaves líneas curvas, representa la belleza tradicional.

El Mercado de Gwangjang

Es muy popular. En su segunda planta hay tiendas de seda, satén y lino, muy conocidas en Seúl. Numerosas tiendas de la zona tienen sus propias fábricas que suministran telas al mercado de Namdaemun, al Pyoung Hwa y a grandes almacenes, son productos de gran calidad a buenos precios que convierten la compra en una agradable experiencia.

Insadong

Barrio cultural de Seúl, acoge galerías de arte, tiendas de antigüedades, casas de té tradicionales y tiendas de recuerdos.

Myeong-dong

Uno de los principales distritos comerciales de la ciudad, donde encontrar tiendas de marca y grandes almacenes como Lotte o Shinsegae alineados en calles y callejones. Se encuentran zapatos y ropa a precios razonables, además de muchas marcas de diseñadores. También bancos, teatros, salones de belleza y restaurantes de comida rápida coreanos, occidentales y familiares, muchos de ellos especializados en chuletas de cerdo (dongaseu) y sopa de fideos (kalguksu).

Comida tipica coreana

Jjimjilbang

No debes abandonar la ciudad sin probar uno de estos espacios que son mucho más que un spa. Su nombre quiere decir ‘cuarto caliente que tiene efectos medicinales y revitalizantes sobre el cuerpo’. Se puede disfrutar de la sauna, los baños y del resto de instalaciones. La mayoría de estos establecimientos funcionan las 24 horas y cuentan con rincones preparados para poder dormir sobre una colchoneta en el suelo, por lo que incluso se utilizan como sitios económicos para pasar la noche.

Qué visitar en Corea del Sur

Además de la capital, hay otros lugares hermosos que te recomendamos visitar.

Aldea Andong Hahoe

Aldea tradicional Corea del Sur

Patrimonio Mundial de la Unesco, este pueblo tradicional ha preservado la arquitectura de las casas y la estructura de aldea de la dinastía Joseon. Aquí, aún sobreviven las tradiciones seculares influenciadas por las enseñanzas de Confucio. Los habitantes viven de la misma forma en que lo hicieron sus antepasados: en casas sencillas los campesinos comunes y en otras ricamente decoradas los aristócratas (yangban).

Bajando hacia el sur, se encuentra Gyeongju. Esta ciudad costera del sureste fue la capital de la milenaria dinastía Silla y es famosa por sus numerosos vestigios históricos, entre ellos 23 tumbas reales. Parece un museo al aire libre en el que podrás disfrutar de:

Complejo de la tumba de Cheonmachong

Se descubrió en los años 70 y aquí se localizó una pintura única de la dinastía Silla: un caballo montado. En este antiguo y enorme cementerio llama la atención que la reina mostraba más adornos de valor que el rey.

Observatorio astronómico de Cheomseongdae

Es el más antiguo de Asia y está considerado tesoro nacional. Las 362 piedras usadas para construirlo representan los días del calendario lunar. Fue utilizado para observar las estrellas y pronosticar el tiempo.

Palacio Gyeongju Donggung y el estanque Wolji

Qué hacer en Corea del Sur

Se convirtió en lugar para eventos nacionales, pero tras la caída de Silla fue abandonado. En las aguas del bellísimo estanque Wolji, más conocido como Anapji que fue el nombre que se le dio en la dinastía Joseon, se refleja su estructura. El estanque es hoy un remanso de paz que no debes perderte. Su auténtico nombre se descubrió en unas excavaciones realizadas en los ochenta, que sacaron a la luz un fragmento de cerámica tallado con la palabra Wolji, que significa ‘estanque que refleja la luna’.

Templo Hwangnyongsa

Fue el más grande del país en la era Silla y centro del budismo, siendo lugar para guardar la mayoría de los tesoros budistas. Comenzó a construirse en el año 553 cerca de Banwolseong bajo el mandato del rey Jinheung cuando le informaron de que se había visto un dragón amarillo en el lugar. Se reconstruyó en 1985 y la reliquia más antigua que conserva es la estatua de Buda Gwanseeumbosal.

Templo Bulguksa y la gruta Gruta de Seokguram

La belleza y el toque artístico de piedra de este templo son famosos en el mundo. Aquí se encuentran algunos tesoros nacionales coreanos como las pagodas Seokgatap, Saritap, Dabotap. A escasos dos kilómetros, en el monte Tohamsan, se encuentra la Gruta de Seokguram que, igual que el templo, data del siglo VIII. Fue descubierta por un cartero que se refugiaba de la lluvia y en su interior guarda una estatua de Boodhisattva con sus discípulos y otras decenas de figuras que representan los principios budistas y sus enseñanzas. La estatua del Buda alcanza 3,5 metros de alto y está en un pedestal con forma de loto.

Gruta Seokguram Corea del Sur

Experiencia en un templo budista

Ubicado en la zona sur de la península coreana, sobrevivió a guerras y destrucciones al estar en una zona aislada y montañosa. Acoge la Tripitaka Koreana de 800 años de antigüedad y es la obra budista más completa de su tiempo declarada Patrimonio de la Humanidad.

que ver en Gyeongju corea del sur

Nuestros viajeros, siempre que estén dispuestos a guardar silencio, no fumar, ni tomar alcohol y respetar las normas y regulaciones, realizan el programa del templo: desayuno, adoración, charla del Dharma sobre el té, 108 postraciones, meditación y almuerzo. Sin duda, una experiencia inolvidable.

Qué hacer en Busan

Es otro de los imprescindibles de Corea del Sur. La bella ciudad portuaria es la segunda ciudad más grande del país y reconocida por sus excelentes vistas nocturnas con modernos rascacielos de gran altura. Pero al mismo tiempo conserva su identidad histórica.

que hacer en Busan

Te recomendamos que no te pierdas la lonja de Jagalchi, uno de los mercados más grandes de pescados y mariscos donde probar el famoso sashimi de Corea. La plaza BIFF, que se conoce como el área de cines de Nampo-dong, donde cada año se celebra un festival cinematográfico y cuenta con su propio paseo de la fama. Si te apetece tomar una cerveza con torta de pescado, acércate hasta el mercado de Bupyeong. Y si lo tuyo son las compras, acude al centro comercial Shinsegye, registrado en 2009 en el libro Guinness de los récords como el más grande del mundo.

Aldea cultural Gamcheon

Se formó cuando muchos refugiados se ubicaron en esta zona tras la guerra. Actualmente es famosa por los colores de sus tejados, sus laberínticas calles y los murales en las paredes.

aldea cultural gamcheon

Templo Haendong Yonggungsa

Sorprende por su ubicación junto al mar y es un lugar popular en año nuevo para disfrutar del amanecer y ver la salida del sol. En él también se celebra el nacimiento de Buda con una vista nocturna espectacular por su iluminación.

Fortaleza de Hwaseong

Patrimonio Mundial, es una impresionante estructura de la parte final de la Dinastía Joseon. Cuenta con cuatro puertas en los puntos cardinales y las puertas de estilo Sumun de siete arcos situadas cerca del arroyo que llega al palacio. Aquí se realizan eventos y espectáculos casi todos los días del año y en otoño se celebra el Festival Cultural Suwon Hwaseong.

Haeundae Corea del Sur

Para llevarte un recuerdo imborrable, antes de partir acude a la playa de Haeundae. Es el balneario más famoso del país, donde se puede disfrutar del boulevard, de la pintoresca costa y de su kilómetro y medio de playa. Pero, sobre todo, disfruta de una puesta de sol desde Mipo Seawall.

Fotos: Rutas 10, Pixabay (playa Haeundae)

 

 

  • Yolanda Ferreira
    19 septiembre, 2019

    Hola, ¿qué tal?

    Un placer saludarte, soy Yolanda Ferreira

Añadir comentario

Qué visitar en Armenia
Qué ver en las islas Lofoten