• Cómo organizar un viaje al extranjero

Cómo organizar un viaje al extranjero

Las vacaciones están a la vuelta de la esquina. Si ya tienes claro el destino y estás en la fase de planificación, te damos las claves para organizar un viaje al extranjero y que resulte todo un éxito. Documentación, cuestiones sanitarias, presupuesto, moneda, tipos de maletas… Más de cuatro décadas organizando rutas para nuestros viajeros nos han proporcionado gran experiencia y conocimientos que hoy compartimos contigo. Verás que los detalles sí importan.

Si formas parte del club de viajeros que empiezan a disfrutar de la ruta desde el momento de su preparación, te damos la enhorabuena. Viajar es un placer infinito que se convierte en una manera de vivir. Con independencia del destino, se trata de exprimir al máximo la experiencia. Y para lograrlo, en especial, cuando se trata de organizar un viaje al extranjero, los preámbulos son importantes. Antes de partir siempre es recomendable reunir el máximo de información posible acerca de la estancia y, a partir de aquí, ponerse en marcha para planificar y resolver las cuestiones que contribuirán a que solo tengas que preocuparte de disfrutar del viaje.

Preparativos para organizar un viaje al extranjero

Preparativos viaje al extranjero

1.- Consulta las recomendaciones de viaje, del Ministerio de Asuntos Exteriores

Dedica un rato a bucear en esta web para obtener una primera aproximación sobre el destino al que deseas viajar en las fichas de país. Anota la localización y el número de teléfono de las embajadas y los consulados españoles en el país. También es aconsejable recabar datos sobre las costumbres y la legislación local, puesto que puede ahorrarte algún disgusto su incumplimiento.

2.- Registro de viajeros del Ministerio, de Asuntos Exteriores

Es un trámite que debería realizar cualquier viajero al organizar un viaje al extranjero, tanto si se viaja acompañado como en solitario. En este último caso, para mayor seguridad, conviene que familiares o amigos conozcan el trayecto, incluyendo los lugares de estancia, el alojamiento y las fechas en cada uno de ellos.

3.- Situación sanitaria

Para obtener información en relación con el COVID-19 es aconsejable acudir a la web del Ministerio de Sanidad. Aunque se han levantado las restricciones por la pandemia en la mayoría de los países, es imprescindible conocer los requisitos sanitarios que exige el país de destino. Te ahorrarás sorpresas que puedan empañar tu viaje.

Consulta la situación sanitaria

4.- Vacunas

La información sobre las vacunas que requiere cada país podrás encontrarlas también en la página del Ministerio de Asuntos Exteriores. Presta atención al tipo de vacuna, las dosis a inocularse y los tiempos. En ocasiones, hay que ponérselas con bastante antelación. De hecho, si lo solicitas en el Centro de Vacunación Internacional de tu provincia, debes hacerlo con mínimo un mes de antelación.

5.- Tarjeta sanitaria europea

En los países que forman parte del Espacio Económico Europeo y Suiza los españoles que disponen de esta tarjeta pueden acceder a la sanidad pública en las mismas condiciones que los nacionales del país.

6.- Medicación específica

En el supuesto de que padezcas una enfermedad crónica o tengas alguna alergia no olvides preparar los medicamentos necesarios para la duración de tu viaje. En especial, si necesitan receta. Debes guardarlos en el equipaje de mano siempre dentro de su propio envase con las etiquetas visibles. Además, debes llevar los datos de contacto de tu médico, información sobre tu tratamiento, detalles de tu medicación y las dosis prescritas, preferiblemente en inglés.

En general, conviene preparar un botiquín de primeros auxilios con analgésicos, antiinflamatorios, antidiarreicos, antiácidos, repelente de mosquitos y material para pequeñas curas.

7.- Seguro médico y de viajes

Una emergencia médica es lo último que pasa nuestra cabeza cuando nos planteamos un viaje. Pero es un grave error no tenerlo previsto, puesto que los gastos de hospitalización y tratamiento médicos en la mayoría de los países tiene que asumirlos el paciente. Si no dispones de seguro médico que te proporcione cobertura en el extranjero, es esencial contratarlo o ampliar el que ya tienes para que incluya la cobertura total en caso de enfermedad o accidente durante el viaje y la evacuación en un avión medicalizado. Te parecerá una exageración, pero te recomendamos que apliques el dicho más vale prevenir.

Comprueba también que te protege en todas las actividades que vas a realizar, por ejemplo, trekking, parapente, submarinismo o actividades como la conducción de motos náuticas o de nieve, que podrían requerir coberturas específicas.

Respecto al seguro de viajes, es importante que cubra la pérdida de vuelos o conexiones, así como cualquier emergencia familiar o laboral que te obligue a regresar antes de tiempo, el extravío equipajes, cualquier tipo de robo y la responsabilidad civil.

Documentos para viajar al extranjero

8.- Pasaporte y otros documentos

Si optas por un país de la Unión Europea será suficiente con disponer del DNI en regla, ojo porque también lo necesitarán los niños en el caso de que participen en la aventura. No obstante, el documento básico para viajar al extranjero es el pasaporte, por lo que debes asegurarte de que se encuentra en vigor y también que su vigencia es la adecuada para acceder al país de destino, muchos de ellos exigen al menos seis meses. Debes llevarlos en el equipaje de mano durante el viaje.

No olvides gestionar tu carnet de conducir internacional si contemplas la posibilidad de desplazarte en coche durante las vacaciones. Recuerda que puedes solicitarlo por internet en la sede electrónica de la Dirección General de Tráfico y que en el país de destino será imprescindible presentarlo junto a tu permiso de conducir español para que tenga validez.

Además, apúntate en letras bien grandes llevarte una copia de todos los documentos relevantes y, como no supone un esfuerzo, tenlos también en tu correo electrónico. Nunca se sabe. Si pierdes o te roban los originales, la Embajada o el Consulado pueden expedir un documento de viaje con validez limitada.

9.- Visado

Muchos países no permiten la entrada sin visado. Para conseguirlo contacta con el Consulado o Sección Consular de la Embajada del país acreditadas en España. Atención porque se trata de un trámite cuyo plazo de concesión lo establece cada país, por lo que es una de las primeras gestiones a realizar. Se puede dar la circunstancia de que te exijan documentación complementaria.

10.- Medios de pago

Además del presupuesto que tengas previsto gastar, siempre hay que disponer de una reserva para hacer frente a posibles imprevistos. Por nuestra experiencia, a la hora de organizar un viaje al extranjero, es preferible combinar diferentes métodos de pago: una parte en efectivo y otra en tarjetas de crédito. Eso sí, hay que asegurarse de que aceptarán el tipo de tarjeta que utilizas y preguntar en tu banco por las comisiones que te cargarán por su uso.

11.- Cambio de divisas

Comprueba si la divisa de destino es convertible, es decir, si la puedes obtener en cualquier  lugar del mundo y se admite como medio de pago en todas partes. Si no es así, no podrás adquirirla antes de partir, puesto que solo se puede usar en el interior de su país. Por tanto, tampoco podrás cambiar a tu regreso los billetes que no hayas utilizado. En este grupo está el dirham marroquí, el peso cubano, la rupia india, el dram armenio o el lari georgiano.

Si necesitas cambiar moneda hazlo por los cauces oficiales: oficinas de cambio, bancos, hoteles… y conserva siempre los recibos. El aeropuerto es otra posibilidad pero suele pagarse mayor comisión.

Maletas para viajar en avión

12.- Maletas

Es un elemento al que no siempre se le presta la debida atención y, sin embargo, puede condicionar bastante tu viaje. A la hora de organizar un viaje al extranjero siempre recomendamos contar con una maleta de mayor tamaño para facturar y una bolsa flexible, tipo mochila, como equipaje de mano. Consulta los tamaños y requisitos de las principales aerolíneas.

13.- Tipo de enchufes en el lugar de destino

Revisa el tipo de enchufe que utilizan para no llevarte un susto al comprobar que no puedes cargar los diferentes dispositivos que llevarás al viaje. Si no coinciden con el que se utiliza en España, llévate un adaptador.

14.- Reservar visita a lugares especiales

Algunos monumentos, parques naturales, exposiciones, conciertos… requieren una reserva previa con cierta antelación. Ten la precaución de consultarlo antes de llevarte una gran desilusión al llegar a tu destino.

Sin prisa, pero sin pausa comienza a disfrutar ocupándote de la organización de tu viaje al extranjero. Quizá, durante el proceso, encuentres que se nos ha escapado algún detalle, así que te agradeceremos que nos escribas para comentarlo.

Foto apertura: Jan Vasek – Pixabay

    Añadir comentario

    Todas las medidas sobre el tamaño de equipaje de mano en aviones
    Qué visitar en Vietnam: todos los imprescindibles