• Qué ver en Vietnam: un país que enamora

Qué ver en Vietnam: un país que enamora

Categorías: Asia | Vietnam

Artículo actualizado desde el 11 de junio de 2018

Es un país que enamora y atrapa, quizá por eso es uno de los destinos del sudeste asiático más deseados por los viajeros. Razones no faltan: paisajes de ensueño, arrozales infinitos, playas paradisíacas, comida para foodies, diversidad cultural. Te contamos qué ver en Vietnam, más allá de la extraordinaria Bahía de Ha Long y consejos que te resultarán muy útiles.

ver arrozales Vietnam

Lo mejor de Vietnam

Viajar a Vietnam es sumergirse en el corazón de las regiones más auténticas. Un país multiétnico, con numerosos espacios declarados Patrimonio de la Humanidad y sorprendente naturaleza. Pero, quizá lo que más impresiona al viajero es su gente. Los vietnamitas son sociables, extrovertidos, hacen amistad con cualquiera en unos minutos, son curiosos, amables y siempre tienen una sonrisa que ofrecer.

Es un lugar idóneo para disfrutar de experiencias inolvidables como dormir en aldeas, recorrer lugares perdidos donde es fácil mantener un contacto cercano con sus habitantes o practicar trekking. Por supuesto, también para conocer sus ciudades más emblemáticas, como su capital Hanoi, donde se encuentra la Embajada de España (4, Le Hong Phong, Ba Dinh District. Hanoi), cuyo teléfono es el (84-4) 3771 52 07 y para emergencias el 09 363 33 130. Si estás organizando tus vacaciones, no te pierdas nuestra selección por regiones para saber qué ver en Vietnam.

 

Qué visitar en el norte de Vietnam

Las montañas, los arrozales dispuestos en terrazas y cascadas reciben al viajero en esta zona. Es también la puerta de entrada al misterioso mundo de las minorías étnicas cada una de ellas con su cultura, lengua, tradiciones y creencias. Además, los amantes del trekking tendrán la oportunidad de realizar caminatas de mayor o menor dificultad para disfrutar de la naturaleza en su plenitud y de una belleza impactante.

que visitar en norte Vietnam

1.- Sapa

Hacia el noroeste, siguiendo el curso del poderoso río Rojo, el paisaje va cambiando gradualmente para adentrarse en una zona montañosa que se va haciendo más bella a medida que nos acercamos a la frontera con China. Las terrazas de arroz anuncian la llegada a la aldea de Sapa, que fue fundada por los franceses a principios del siglo pasado como lugar de recreo.

La zona es conocida como “Los Alpes Tonkineses” y en ella habitan diferentes grupos étnicos con una variedad increíble de vestimentas y ornamentos. En la aldea Cat Cat viven los hmong que visten de negro, verde, blanco y estampados de flores negros, mientras que en Ta Van habita la etnia giay.

Ta Chai es la aldea de la tribu dao que muestra debilidad por el rojo y se adornan con vistosas monedas. Es un punto excelente para iniciar un trekking hasta llegar a Ban Ho, donde los tay lucen el color índigo con orgullo. Tras una parada para reponer fuerzas, recomendamos pasear hasta la catarata local y seguir el trekking hasta la aldea de Nam Toong de los dao. ¿Qué tal pasar la noche en una de estas aldeas? Si te apetece, también es posible.

2.- Mercado tribal de Bac Ha

Muy recomendable, si se está por la zona en domingo, es el pequeño pueblo de montaña Bac Ha, donde se celebra el mercado tribal más importante de Vietnam. Es el principal lugar de socialización de las gentes de montaña que acuden con sus mejores galas a intercambiar productos, noticias y chismorreos. Merece la pena perderse entre los puestos y comer en algún sencillo local.

Bahia de Vietnam

3.- Bahía de Ha Long

Famosa en el mundo entero por su espectacular escenario de cuevas y grutas, la Bahía de Ha Long en el golfo de Tonkin está declarada Patrimonio de la Humanidad. Un crucero por este espacio natural permite recorrer sus impresionantes paisajes formados por una combinación caprichosa y variada de piedra, agua y vegetación.

Hay que visitar alguna de las impresionantes cuevas que el agua y el viento han horadado a través de los milenios en los colosos de piedra que se alzan por doquier. Incluso, si el tiempo acompaña, se puede aprovechar para darse un chapuzón en estas aguas.

Ver un amanecer en esta bahía es toda una experiencia. Los madrugadores tienen la ocasión de ver la salida del sol asomando tras las moles de roca y pintándolas con mil nuevas luces y sombras a cada momento. Inolvidable.

4.- Bahía de Lan Ha

Continuación natural de Ha Long, la bahía de Lan Ha es otra maravilla de la naturaleza. Menos masificada, es un buen punto para hacer un recorrido en kayak y disfrutar de la playa. Desde aquí también se puede conocer alguno de los numerosos islotes como la Isla de los Monos o Cat Ba, en cuyo parque natural puede que encuentres algún langur de cabeza dorada (simpático mono en peligro de extinción).

Teatro marionetas de agua

5.- Hanoi

Es una de las capitales más exóticas de Asia. Vital, elegante, atractiva e intemporal, 600 años de historia se reflejan en el barrio antiguo, que se convierte en una visita imprescindible. Lo ideal es recorrerlo a pie y saborear la vida en la calle. También se caracteriza por tener 18 lagos que son los pulmones de la ciudad, con sus jardines y árboles que proporcionan una fuente de energía, equilibrio y relax.

Entre los lugares más interesantes se encuentran el Templo de la Literatura, la plaza de Ba Dinh, la pagoda de un pilar, el mausoleo de Ho Chi Minh, la casa presidencial, la pagoda de Tran Quoc y el templo de Quanh Thanh en el lago del Oeste. Es recomendable también ver una función de marionetas de agua, una tradición de los agricultores de los arrozales para entretener a los niños.

 

Qué visitar en el centro de Vietnam

En esta zona se encuentran dos imprescindibles del país asiático que nadie debería perderse. Uno por su monumentalidad y el otro por ser una de sus ciudades más bellas.

que ver en Hue Vietnam

1.- Hue

Es aconsejable dedicar un día a explorar el importantísimo legado arquitectónico de Hue, la que fuera capital de la última dinastía imperial de Vietnam. No hay que pasar por alto la Ciudadela, el Palacio Real y los restos de la Ciudad Púrpura Prohibida. También se puede realizar un crucero por el río de los Perfumes y relajarse en la Pagoda de Thien Mu, símbolo máximo de la espiritualidad en el centro de Vietnam. Y, cómo no, visitar el popular mercado de Dong Ba.

De camino al siguiente destino, merece la pena hacer un par de paradas. La primera en Danang para visitar el interesante Museo Cham que aloja la mayor colección del mundo de esculturas y artefactos de esta antigua civilización. La segunda en las Montañas de Mármol. Se trata de complejo de cinco formaciones rocosas al lado del mar que ha sido, a lo largo de los siglos, un lugar de gran importancia espiritual y religiosa. Ten la Montaña del Agua se puede visitar alguna de sus cuevas y pagodas.

que visitar en Hoi An

2.- Hoi An

Pequeña y antigua ciudad a orillas del río Thu Bon es para muchos la ciudad más bonita y relajante del sudeste asiático. De casas de techos bajos y estrechas callejuelas, algunas conservan casi intacta su estructura original, igual que el casco antiguo. Los monumentos más relevantes son la casa antigua Duc An, la congregación china de Phuc Kien, el puente cubierto japonés, el museo de cerámicas de la ciudad, el centro de trabajos artesanales y su colorista mercado.

Los más activos encontrarán multitud de propuestas. Por ejemplo un paseo en bicicleta hasta Tra Que, una aldea rural dedicada al cultivo de hierbas y vegetales orgánicos. Incluso se puede participar en las faenas del campo. La excursión se puede completar con un recorrido hasta la playa de An Bang para darse un chapuzón y descansar.

 

Qué visitar en el sur de Vietnam

antigua Saigón

1.- Ho Chi Minh

La antigua Saigón es una ciudad misteriosa y atractiva pero también desordenada, ruidosa y con el tráfico más infernal del planeta. Es un concentrado de todo el país, donde las tradiciones están al lado de la modernidad. La ebullición de sus calles y el ambiente sereno en los templos y pagodas, hace de ella un lugar dinámico y lleno de contrastes.

No hay que perderse el Templo del Emperador de Jade, la catedral de Notre Damme, la Oficina de Correos, el Palacio de la Ópera, el Ayuntamiento y el mercado de Ben Thanh. También hay que visitar Cu Chi, donde la guerrilla escarbó un vasto complejo de túneles que albergan las más variadas instalaciones bajo tierra: hospitales, salas de reuniones, comedores, cocinas…

que ver en Delta del Mekong

2.- Delta del Mekong

A unas tres horas de Ho Chi Minh se llega a Cai Be, lugar que muy bien puede servir como base para la exploración del Mekong. Un recorrido en barca motora por la orilla norte del cauce principal del gran río permite conocer algunas de las pequeñas industrias familiares de la zona dedicadas a la fabricación de papel de arroz, caramelos de azúcar de caña o palomitas de arroz, así como alguna de las antiguas casas.

También se puede cruzar el río hasta la isla Tan Phong, desde donde en una barca a remo se recorre un angosto canal que se va estrechando por momentos rodeado de una vegetación exuberante. La isla de An Binh es un buen lugar para comer en un restaurante local y después dar un paseo entre árboles frutales hasta un pequeño merendero para escuchar música tradicional declarada Patrimonio Cultural Intangible de la Humanidad.

Si no quieres regresar sin haber conocido un mercado flotante, en la ciudad de Can Tho tienes la oportunidad de bucear en uno de los más populares del Delta del Mekong, el de Cai Rang. No es el más grande, pero sí el más bullicioso con cientos de pequeños botes, barcos, embarcaciones y canoas repletos de frutas, vegetales, arroz e incluso ropa y maquillaje.

 

Información útil para viajar a Vietnam

Moneda

La oficial es el dong, abreviado como VND. Un euro equivale a unos 25.000 dongs, pero para conocer el precio en tiempo real utiliza un conversor.

No hay monedas, solo billetes. En circulación encontrarás billetes de 500, 1.000, 2.000, 5.000, 10.000, 20.000, 50.000, 100.000 y 500.000 VND. También son de curso legal los billetes de 200 VND, aunque en la práctica son inservibles por el insignificante valor que tienen.

Los billetes cambian en tamaño, diseño y color, aunque todos ellos llevan la efigie de Ho Chi Minh en el anverso. Presta atención a los de 5.000 y 20.000, porque son los dos de color azul, muy parecidos.

Las tarjetas de crédito te resultarán útiles en las ciudades, pero no en las zonas rurales y te cobrarán una comisión del 3%.

En las principales urbes podrás utilizar cajeros para sacar dinero, eso sí pagando comisiones que suelen ser elevadas, por lo que es recomendable hacer las operaciones en los bancos.

Equipaje

Ropa ligera y cómoda, en general zapatillas y sandalias, sería lo adecuado para la mayor parte del viaje. Tampoco hay que olvidar un jersey por los cambios de temperatura.

No existen requisitos especiales sobre la forma de vestir de los extranjeros. En general, los pantalones cortos y las camisetas sin mangas no causan problemas para acceder a los lugares públicos, salvo en templos y pagodas.

Gastronomía

La cocina vietnamita es muy sana, variada, deliciosa y razonable de precio. Lo habitual es que se sirvan muchos platos con poca cantidad. Nunca falta el arroz, que puede ser hervido, frito o incluso en fideos, allí es el equivalente a nuestro pan.

La sopa de fideos es muy popular y existe una gran diversidad, tanto por el tipo de fideo que utilizan como por el caldo y los ingredientes que lleva.

La carne de res con puntas de bambú, el pollo guisado con maíz tierno y el cerdo agridulce son algunas de las especialidades. En cuanto al pescado, suele ser de río excepto en las ciudades costeras. Podrás probar el pez-gato frito, el pescado gelatinoso en cazuela de barro o los calamares cocidos con cerveza.

Electricidad

Los enchufes son iguales a los de España.

Conexiones wifi

Todos los hoteles ofrecen, casi siempre, este servicio de forma gratuita. La inmensa mayoría de los restaurantes, cafés y bares también. Además, encontrarás un buen número de Cafés-Internet por todas partes donde poder usar ordenadores conectados a un precio muy razonable.

Fotos: Rutas 10 / Mercado flotante: Pixabay

    Añadir comentario

    Qué ver en las islas Lofoten
    Los cinco destinos más deseados del mundo