• Ruta de la Seda en China: toda la información para el viajero

Ruta de la Seda en China: toda la información para el viajero

Categorías: + Aventura | Asia | China | RUTA DE LA SEDA

La Gran Ruta de la Seda cruzaba Asia Central para unir comercialmente China con África y la lejana Europa. Una buena parte de este itinerario mítico, tan vasto como interesante, cruza el gigante asiático desde Xian hasta Kashgar. Entre medias se localizan las grutas de Mogao, el corredor de Gansu o las cuevas de Maijishan. Te ayudamos a preparar tu recorrido por la Ruta de la Seda en China y sus hitos imprescindibles.

Ruta comercial, ruta cultural

La milenaria cultura china ha ejercido siempre una irresistible atracción para los occidentales. A pesar de su crecimiento y modernidad actual, las costumbres y tradiciones se mantienen prácticamente incólumes. Una cuestión visible en los 5.000 kilómetros que separan Xian de Kashgar, las ciudades en las que se inicia y finaliza la Ruta de la Seda a su paso por China de oriente a occidente.

Ruta Seda China Lanzhou

La que fue la principal ruta comercial de la antigüedad sigue despertando el interés de los viajeros y avivando sus sueños. Probablemente, porque las míticas caravanas de los comerciantes no solo fomentaron el intercambio de productos, sino también el conocimiento y contacto entre culturas muy diversas.

Sin duda, esta gran ruta fue un temprano fenómeno de integración política y cultural debido al comercio interregional. En su apogeo, sostuvo una cultura internacional que enlazaba a grupos tan diversos como los magiares, armenios y chinos. Su fuerte dinámica de integración y los impactos de cambio que transmitía hizo que las sociedades tribales que vivían aisladas y los pastores que procedían de un desarrollo cultural bárbaro se sintieran atraídos por las riquezas y las oportunidades de las civilizaciones conectadas por la ruta.

Mapa Ruta Seda China

Primer tramo de la Ruta de la Seda

Aún hoy, continúa ejerciendo esa fascinación y son muchos los viajeros que la sueñan y persiguen. Para hacer la Gran Ruta de la Seda más abarcable, en Rutas 10 programamos una serie de post dedicados a cada país del recorrido, donde encontrarás los detalles que no debes perderte. Comenzamos con la Ruta de la Seda en China y sus hitos imprescindibles.

Qué ver en la Ruta de la Seda en China

Ruta de la Seda China Xian

XIAN

Guerreros de Terracota

Principio o final de la ruta, fue la gran capital de la antigüedad. Ubicada en el extremo este de la Ruta de la Seda en China, es mundialmente famosa porque en sus proximidades —a 36 kilómetros en Lintong— se encontraron los guerreros de terracota del emperador Qin Shi Huang. Constituye el sitio arqueológico más impresionante de China y en el Museo de guerreros y corceles guarda más de 6.000 figuras en terracota, a tamaño natural, que representan un gran ejército de guerreros, caballos y carros de guerra que custodiaba la tumba del emperador Qin. La Fosa 1 es la más importante. En ella se pueden apreciar los detalles de la vestimenta de los soldados según su rango.

La Gran Pagoda de la Oca Salvaje

A pocos metros de la muralla de la ciudad, data del año 648. Fue construida por el emperador Gao Zong para conservar las escrituras budistas que el monje Xuan Zang recuperó en la India.

La Gran Mezquita

Una de las más grandes del país, con edificios del siglo XVIII, donde se aprecia la combinación de la arquitectura musulmana y china. Se encuentra a pocos minutos de la Torre del Tambor, en cuyo interior se encuentra una enorme sala con 24 tambores colgados del techo para marcar las horas del día.

 

TIANSHUI

En la siguiente parada de la Ruta de la Seda en China, camino de Lanzhou, te aguardan un par de sorpresas impresionantes.

Grutas de Maijishan

Es el cuarto complejo más grande de arte rupestre budista en China. La extraña colina circular contiene 194 grutas, cerca de 7.000 estatuas y 1.300 metros cuadrados de pinturas murales. En la pared de roca hay escaleras y plataformas para acceder a las diferentes grutas, aunque algunas de ellas son inaccesibles.

La Montaña de los Inmortales

Ruta Seda China Montaña Inmortales

A solo 10 kilómetros de Maijishan, contiene divinidades taoistas, confucionistas y budistas. En el este hay tres cuevas: Stone Lotus, Sanshifo y Louja, mientras que en el acantilado oeste 14 palacios y pasillos contienen cien estatuas de Buda. La Roca Xianzhufeng, en el Templo Niepan, acoge estatuas realistas de un Buda reclinado y dieciocho discípulos. También, en la parte sur se pueden ver tres esculturas de piedra y cientos de nichos en unos 80 metros cuadrados, todos tesoros de la dinastía Wei.

 

LANZHOU

Está situada a orillas del río Amarillo y fue uno de los centros de tránsito de la Ruta de la Seda en China. Las caravanas que comerciaban con Occidente paraban en la que se conocía como ‘la ciudad dorada’ porque en sus alrededores se encontraron diversas minas de oro. Entre los siglos V y XI, Lanzhou se convirtió en un centro para el estudio del budismo.

Museo Provincial de Gansú

Su reputación es similar a los tesoros que acoge. Destaca la inigualable colección de cerámica del Neolítico; la exposición que muestra la historia de la Ruta de la Seda, con piezas que llegaron a China desde Bizancio; el esqueleto fosilizado más completo del mundo, un mamut descubierto en 1973; y la elegante reproducción del famoso ‘caballo volador’ en bronce, que representaba la nueva raza traída al corazón de China por las vías de la Ruta de la Seda desde el valle del Fergana en Uzbekistán. Una visita imprescindible.

 

XIAHE

Ruta Seda China Lababrang

Merece la pena alejarse un poco del itinerario oficial para acercarse hasta la ciudad a menudo llamada el ‘Pequeño Tíbet’. Alberga la comunidad monástica lamaísta más grande fuera del Tíbet en el Monasterio de Labrang, casa de los monjes de Gelukpa. Consta de alrededor de 1.700 casas y llegó a alojar a 4.000 monjes y seis institutos con numerosas salas de oración.

 

BINGLINGSI

Ruta Seda China Binglingsi

Aquí se encuentra una de las diez grutas más grandes de China talladas en la arenisca roja de la Montaña Jishi. En las grutas se conserva una estatua de Buda, además de cientos de estatuas de piedra, figuras y pagodas de arcilla, así como 900 metros cuadrados de murales.

La Ruta de la Seda en China continúa por el corredor de Hexi o corredor de Gansú. Se extiende desde la moderna ciudad de Lanzhou hasta la Puerta de Jade (Jade Pass). Es una cadena de oasis a lo largo del borde norte de la meseta tibetana que antiguamente era paso obligado de las caravanas.

 

JIAYUGUAN

En esta ciudad se ubica el Jiayu Pass. La fortaleza se construyó sobre el año 1372 con forma trapezoidal con un perímetro de 733 metros y una altura de 11 metros. Los lados sur y norte del paso están conectados a la Gran Muralla con una torre en cada esquina del paso.

 

DUNHUANG

Situada cerca del histórico cruce del Norte y Sur de la Ruta de la Seda, fue una ciudad estratégica desde el punto de vista militar. En ella, durante siglos los monjes budistas recopilaron manuscritos y pinturas. Hoy, es un importante destino turístico.

Cuevas de Mogao

Ruta Seda China Cuevas Mogao

A 25 kilómetros de Dunhuang, las grutas comenzaron a tallarse en el siglo IV d. C. Durante seis siglos se fueron adornando con pinturas y efigies de Buda, al mismo tiempo que se llenaron de manuscritos religiosos. En el siglo XI fueron selladas misteriosamente en el siglo XI. Hay un total de 492 cuevas que contienen el conjunto más rico del mundo en pinturas, manuscritos y estatuas budistas, que se mantienen en buen estado. Entre los manuscritos destaca el Sutra del Diamante, el libro impreso más antiguo del que se tiene noticia, confeccionado a partir de planchas de madera hace más de mil años.

 

JADE PASS

Era el único camino que conectaba Asia Central y China. Aunque en chino suele traducirse simplemente como «paso», su significado más específico es «paso fronterizo» para distinguirlo de un paso entre montañas.

 

BEZEKLIK

Las Cuevas de los Mil Budas

Complejo de grutas budistas de los siglos V al IX construidas por los monjes. A unos 45 kilómetros de Turpán. En tiempos antiguos, el único acceso era un tortuoso sendero ascendente, que continuaba por el borde de un precipicio, hasta desembocar en una escarpada escalera que descendía al monasterio. Las mayoría de las cuevas excavadas tienen un espacio rectangular con un arco redondo divido dentro en cuatro secciones, cada cual con un mural de Buda.

 

TURPAN

Ciudad oasis en el borde sur de la Depresión de Turfán ha sido un importante centro de comercio. A unos 10 kilómetros se pueden ver Las Montañas en llamas de un bello color rojizo, cuyo origen es el choque de las placas tectónicas durante la formación de la cordillera del Himalaya.

Lago Celestial

Cerca de la ciudad de Turpan y Urunqui está el Lago Celestial a 1.910 metros de altitud, conocido también como el Estanque de Jade. Es uno de los hitos imprescindibles de la Ruta de la Seda en China. El hermoso lago de montaña, que mide más de 3.300 metros de largo por 1.000 de ancho, está flanqueado por escarpadas cumbres de pinos y cipreses que se reflejan en sus aguas claras.

 

URUNQUI

También llamada Urumqi, fue otro de los puntos destacados de la Ruta de la Seda en China. En la actualidad se mantiene como un importante centro de comunicaciones.

Museo de Xinjiang

Contiene interesantes objetos de la época de máximo esplendor de la Ruta, la reconstrucción de una orquesta típica de Asia Oriental y el magníficamente conservado Hombre de Cherchen, cuerpo momificado hallado en el lago Lop Nor.

 

LOULAN

Fundada en el siglo II en el oasis de Charkhlik, fue un enclave militar y una de las primeras ciudades explorada por Aurel Stein. Aquí recogió una cantidad importante de monedas que atestiguaban la importancia comercial de la ciudad.

 

NIYA

Sitio arqueológico donde se han descubierto manuscritos de indudable valor. Fue uno de los mayores centros comerciales en un oasis por donde pasaba la Ruta de la Seda, al sur del desierto de Taklamakan.

 

KASHGAR

Ruta Seda China Kashgar

Punto neurálgico de la Ruta de la Seda en China en el extremo occidental. Aquí confluían las caravanas que provenían de la ruta pakistaní, afgana, tayika y kirgyza. Con sus 2.000 años de historia ha guardado su carácter medieval. Es el corazón del islam en China y la ciudad-oasis más grande del Asia Central china. Durante siglos, las interminables caravanas de camellos se proveían aquí de alimentos y agua antes de enfrentarse de nuevo al dificultoso camino.

El ambiente de la ciudad es único. El mayor placer para el viajero consiste en callejear, visitar sus bazares y descubrir los vestigios que en esta ciudad dejó el paso de la Ruta de la Seda. Hoy, Kashgar funde lo viejo y lo nuevo, lo antiguo y lo moderno. Su mercado dominical, que fue famoso en toda Asia Central, aún mantiene sus costumbres.

Mezquita de Id Kah

Es una de las mayores de China. Se edificó en 1442 dominando la plaza central con una gran puerta rectangular flanqueada por dos agudos minaretes, en el centro de una fachada amarilla y blanca. El interior es un remanso de paz y su importancia radica en haber sido un centro de estudios islámicos desde hace 400 años.

La Tumba de Abakh Hoja

Edificio de 1640 es una reminiscencia del arte centro-asiático de Samarcanda e Isfahan. También conocido por la tumba Xiang Fei en memoria de la nieta de Abakh Khoja, Iparhan, concubina del emperador Qianlong de la dinastía Qin.

Mercado de Kashgar

Es una experiencia única. Los domingos acuden a la ciudad personas de diferentes minorías de esta región con sus vestimentas típicas para comprar y vender todo tipo de mercancías: desde animales, frutas, ropa, objetos electrónicos y hasta artículos para la casa.

 

De viajero a viajero

Que ver en Pekin

Si bien Pekín no pertenece a la Ruta de la Seda, te recomendamos hacer una escapada hasta la capital del gigante asiático. Desde Xian puedes tomar un avión (2 horas) o el tren de alta velocidad (entre 4:20 y 6 horas). Merece la pena visitar la Ciudad Prohibida, al norte de la Plaza de Tiananmen, cuyo nombre viene dado por la prohibición de entrar en ella durante mas de 500 años; la Gran Muralla, cuya zona mejor conservada es la de Badaling localizada a unos 70 kilómetros de la ciudad y las Tumbas Ming, donde están enterrados 13 emperadores de esta dinastía.

Fotos: David Fernández y Adolfo Etxebarria para Rutas 10

 

    Añadir comentario

    Qué ver en Villa de Leyva y Barichara: dos joyas rurales colombianas
    Los imprescindibles de Camboya en siete paradas