• Ruta Seda: Día 14. El espejismo del Paso Kunjerab

Ruta Seda: Día 14. El espejismo del Paso Kunjerab

Categorías: Asia | RUTA DE LA SEDA

Mercado de animales – Lago Karakol – Tax Kurgan  (16 de agosto)

Hoy el día comienza con un debate que nos va a tener ocupado durante los próximos tres días. Sadic nos comenta en el desayuno que las autoridades han prohibido a los extranjeros subir al Paso Kunjerab, en la frontera con Pakistán.

China es un país que tiene contenciosos fronterizos con todos sus vecinos. Con Pakistán no iba a ser menos. Ya sabíamos que la apertura de la frontera entre ambos países es bastante volátil y en cualquier momento, cualquier de las partes decide cerrarla sin explicación alguna. A pesar de todo queremos subir al Paso Kunjerab que con sus 4,693 metros de altitud es el paso fronterizo más alto del mundo y según hemos leído las vistas que ofrece la Karakorum Highway, la carretera que hasta allí lleva, son impresionantes.

Dia 14 Mercado de AnimalesSadic nos comenta que podremos llegar hasta Tax Kurgan, donde estaba planeado hoy hacer noche, pero que a partir de allí no podremos continuar. Nos ofrece la opción de visitar el desierto del Taklamakán, a las afueras de Kashgar en vez subir al Paso Kunjerab.  Pero pensamos que a lo largo de la ruta vamos a visitar otros desiertos de modo que de nuevo el grupo está de acuerdo y quiere intentar llegar al Paso Kunjerab. Nueva unanimidad.

Nos ponemos en marcha para visitar en primer lugar el famoso “Mercado de animales” o como lo conoce la población local “El mercado del domingo”. Es el mayor mercado de animales vivos de toda Asia Central y puede que incluso de todo el mundo. Antiguamente se celebraba en el bazar del centro de Kashgar que habíamos visitado el día anterior, pero actualmente lo han trasladado a un descampado que se encuentra a 12 kilómetros de la ciudad y que pilla de camino hacia la Karakorum Highway.

Lo que más llama la atención del mercado son los animales. En vez de las tiendas o los puestos tradicionales que se suelen encontrar en un tradicional bazar de esta zona, en este mercado hay como pequeños establos en los que se concentra el ganado que está a la venta. Cabras, ovejas, burros, caballos, yeguas, vacas, bueyes, camellos y yaks se cuentan como la valiosa mercancía de unos mercaderes que no están al alcance del comercio moderno.

Junto a los animales, especias al peso, frutas y verduras de las propias huertas de los granjeros y hasta puestos de comida para saciar el hambre que producen los duros regateos. Unos negocios que ya no se cierran haciendo trueque como antiguamente pero que como siempre continúan pagándose exclusivamente en metálico.

Dia 14 Comienzo de la Karakorum Highway con nieblaDesde que comenzamos la Ruta de la Seda nos ha dado la impresión de retroceder en el tiempo y este mercado del domingo de Kashgar va a ser lo que más lejos nos va a llevar en ese retroceso. Escenas que ya se producían en la Edad Media se siguen produciendo todavía hoy.

Yo me hubiese quedado en el mercado todo el día e incluso volver al siguiente y no me aburriría. Pero entiendo que debemos continuar y hoy de nuevo tenemos un largo trecho hasta alcanzar Tax Kurgan de manera que sin perder más tiempo enfilamos la carretera del Karakorum que pronto pasará de ser una autovía de dos carriles, a una carretera local cada vez más estrecha pero todavía conocida como Autopista del Karakorum.

La carretera se encuentra en obras y el día está medio nublado. Sadic nos avisa que esta escena es común hasta que superemos los 2.000 metros de altitud, momento en el que habremos dejado abajo las nubes y se abrirá el cielo. Y efectivamente así sucede. Todo el primer tramo hasta poco antes de llegar al lago es un paisajes gris dominado por la niebla que poco a poco se irá abriendo dando paso de nuevo a un cielo azul rabioso. Al llegar al Lago Kararol ya hemos dejado atrás las nubes y se pueden apreciar perfectamente los caprichosos accidentes que la geografía ha repartido en el rincón más occidental de China.

Cuando nos estamos acercando ya al lago volvemos a ver yurtas y Sadic nos comenta que esta zona esta de nuevo poblada por kirguises, un pueblo que se reparte el territorio con los tayikos quienes por ejemplo habitan la zona de Tax Kurgan.

La carretera sigue uno de los ramales tradicionales de la Ruta de la Seda, aquel que conecta con Pakistán e India y por el que entró el Budismo a China y se expandió hacia Korea y Japón.

Sadic también nos indica que poco después de pasar Tax Kurgan saldría otro pequeño ramal que se vuelve hacia Asia Central y comunica China con Afganistán y Tayikistán a través del corredor del Wakham. Es una de las zonas más remotas y aisladas del mundo y que actualmente se encuentra bajo control del ejército alemán con un mandato de la ONU. Al ser una zona tan remota es el camino favorito de las caravanas de opio que salen de Afganistán, el primer país productor. De todas formas si no podemos subir hasta el Paso Kunjerab, no vamos a alcanzar ese desvío.

Lo que nos cuenta Sadic nos hace sentir especiales por estar en este lugar tan olvidado del mundo y no podemos dejar de pensar que esperamos que mañana las autoridades chinas estén de buenas y nos dejen subir hasta la frontera con Pakistán para poder admirar desde las alturas la grandiosidad de la región.

El Lago Karakol tiene cierta semejanza con el Lago Song Kul de Kirguistán, de hecho ambos están poblado por kirguises, aunque aquí falta la infinita extensión de la pradera de Song Kul y el telón de fondo del Lago Karakol son unas montañas infinitamente más altas que las del Tian Shan. Destacan visibles desde aquí las cimas del Kongur y del Muztagh Ata, montañas que en ambos casos superan sobradamente los 7.000 metros de altitud.

Dia 14 Lago Karakol IIDespués de comer y dar un paseo alrededor de una de las orillas del lago, nos ponemos de nuevo en marcha para seguir nuestra ascensión por la carretera del Karakorum. Poco antes de que se ponga el sol llegamos a la mítica Tax Kurgan, justo a tiempo para poder visitar con todavía luz del día el Fuerte de Tax Kurgan.

Apenas quedan las ruinas de lo que un día fue la Fortaleza de Tax Kurgan pero los restos sugieren la grandeza del conjunto. Se encuentra situada en la loma de una montaña y desde aquí hoy vamos a ver ponerse el sol.

Tras la visita a la ciudadela nos dirigimos al cuartel del ejército para comprobar cual es la verdadera situación de la subida al Paso Kunjerab. Allí los oficiales nos informan que efectivamente la frontera está abierta pero de momento el paso está restringido a los turistas. Si fuéramos a continuar el viaje hacia Pakistán, no habría problema y nos dejarían pasar pero las visitas turísticas están limitadas. La noticia nos sienta como un jarro de agua fría. A todos se nos entristece el semblante al conocer que va a ser imposible subir a esas montañas que desde tan cerca ya nos vigilan.

Si hacía dos días al llegar a Kashgar el grupo experimentaba una de las mayores alegrías al descubrir la actividad de la ciudad, hoy estamos hundidos. Quizás este vaya a ser el momento más triste de esta montaña rusa de viaje que está siendo nuestra Ruta de la Seda Plus.

    Añadir comentario

    Ruta Seda: Día 15 – Leche de yak para desayunar
    Ruta Seda: Día 13 – Un oasis en medio del desierto