• Ruta Seda: Día 23. Bienvenidos a la capital del Imperio

Ruta Seda: Día 23. Bienvenidos a la capital del Imperio

Categorías: Asia | China | RUTA DE LA SEDA

Visita Xian y soldados de terracota (25 de agosto)

Los chinos madrugan mucho y más si viajan en tren. Nada más comenzar a amanecer ya están los pasajeros danzando. Levantarse en un tren chino como todo en este país es un espectáculo. 5:30 de la mañana y debemos estar acercándonos a Xi’an, la imperial Xi’an, la primera capital del Imperio Chino.

En el tren comparto camarote con Mauri y una familia china. La mayoría de las familias en China sólo pueden tener un hijo de modo que suelen ser tres miembros. Los camarotes de primera clase en los trenes chinos tienen 4 literas pero en nuestro camarote hoy viajamos 5 personas. Hay un pequeñín que duerme con la madre en una de las camas de arriba.

Al comenzar el trajín en el tren, nos despertamos, nos levantamos y empezamos a prepararnos para la llegada a Xi’an. El niño sigue durmiendo un rato y cuando se despierta y nos ve a Mauri y a mi en el compartimento le va a entrar un sofocón que vamos a tener que salir para que se le pasara. ¡Dos extranjeros! ¡Con barbas! Nuestra imagen le ha debido de parecer tan alienante como a nosotros nos parece todo y se ha asustado.

Dia 23 Guerreros Xian General Dia 23 Guerreros Xian Detalle

Nos vamos a tomar café al vagón restaurante y cuando volvemos, el peque se vuelve a poner a llorar. No hay quien le calme. La madre lo intenta pero sin resultado. Al final comienzo a hablarle al niño en chino y poco a poco se va calmando. Comenzamos a hablar con los padres la típica conversación de donde somos, a donde vamos, qué hacemos en China, qué hacemos en España, cuánto ganamos… y esas preguntas de rigor de una primera conversación con chinos. Al final hasta me hice amigo del niño que cuando llegamos a Xi’an no se quiere despegar de mi.

En el vagón hay otra familia pero el niño no es tan miedoso y le hacen gracia los extranjeros. Los padres intentan hablar con nosotros pero la mayoría no les entendemos. Luego me preguntan a mí porque ya se ha corrido la voz de que me defiendo en chino. Al final medio vagón se va a arremolinar en torno a nuestro camarote. Somos la atracción del tren. Mis compañeros están sorprendidos. Yo ya estoy acostumbrado. A los chinos les llamamos mucho la atención y no son nada tímidos ni discretos para demostrarlo. A veces te miran de arriba a abajo. Otras te comienzan a hablar como si los conocieras de toda la vida. En algunas ocasiones, los más osados se han llegado a acercar a mí y a tocarme la barba y los pelos de los brazos. Para ellos es una novedad pues casi todos son imberbes.

Llegamos a Xi’an, a una estación que es enorme. Es primera hora de la mañana y esta todo lleno de gente. Este es el destino final del tren y la escena de ver bajar a la gente es más tremenda que cuando se accede al andén. Estamos medio desorientados y nos cuesta ver a nuestra guía que debería estar esperándonos ya. Al final nada más salir de la estación encontramos a Patricia, nuestra guía local china en Xi’an, con un gran cartel dándonos la bienvenida.

Patricia habla español perfectamente. Ha estudiado en Murcia en España y le gusta mucho nuestro país. Tiene un fuerte acento chino pero domina la gramática de maravilla aunque también hace los plurales como la gente de Murcia, es decir sin pronunciar las eses finales. Comienza explicándonos el programa del día que también va a ser intenso.

Llegamos al hotel, dejamos las maletas, desayunamos y sin tiempo que perder nos ponemos en marcha pues tenemos programada para el mediodía  la visita a los famosos Guerreros de Terracota de Xi’an.

Xi’an fue la primera y más grandiosa capital del Imperio Chino de la antigüedad. Bajo el nombre de Chang’an que significa “Paz Eterna” fue la capital de 12 dinastías diferentes. Su grandeza es comparable a míticas ciudades históricas como Atenas, Roma, Bizancio, Cuzco, Tenochtitlán o nuestra ya conocida Samarkanda.

Hoy en día son pocos los restos que quedan en la ciudad para recordar su grandiosidad. En pie sigue la muralla y algunos otros monumentos pero no son originales o están bastante reconstruidos de modo que la sensación que ofrecen es de una ciudad moderna, sofisticada, y en donde predominan los comercios y centros comerciales como cualquier otra ciudad china contemporánea.

Nos parece increíble que esta ciudad fuera el comienzo y el final de la mítica Ruta de la Seda. Aquí se concentraban todas las mercancías que desde el Imperio se exportaban a Asia Central, a Europa y hasta al norte de África. A Xi’an como sede imperial llegaban desde aquellos lejanos lugares originales inventos, nuevos materiales y valiosos productos hasta entonces nunca vistos en esta zona del mundo.

El intercambio que produjo la Ruta de la Seda fue infinito y aunque está bien documentado, es imposible saber a ciencia cierta todas las consecuencias que produjo. Se sabe sin lugar a dudas que la seda no viajó sola y China llevó a Europa también el papel, la pólvora, lacas y cerámicas, el ingenioso invento de la silla, así como numerosas frutas y flores como las naranja y los albaricoque, la mora, el melocotón y el ruibarbo, las primeras rosas, camelias, peonías, azaleas y crisantemos, entre muchas otras más.

Dia 23 Guerreros Xian CarruajeEn sentido contrario desde Europa, Persia, Arabia y Asia Central llegaron a China la vid, la higuera, el lino, las granadas, el jazmín, los dátiles y las aceitunas, así como una gran cantidad de hierbas medicinales que atravesaban la Puerta Oeste de la Muralla de Xi’an para entrar en la ciudad después de haber recorrido kilómetros y kilómetros.

Hoy en esa Puerta Oeste existe una caravana de camellos en bronce que conmemora la Ruta. La muralla tiene 18 puertas en total pero esta del oeste era la más importante por ser donde comenzaba y terminaba la que fue la primera y más poderosa red comercial terrestre de la historia de la humanidad.

Pero la visita a la Muralla la vamos a realizar al día siguiente y hoy en primer lugar vamos al Museo Arqueológico de Banpo, muy cerca del centro, aunque en la parte de extramuros. Allí se encuentran las ruinas de lo que podría ser el primero o uno de los más antiguos asentamientos que dieron origen a la ciudad.

La visita nos resultó interesante pero ansiosos como estamos de ver los Guerreros de Terracota, sólo tenemos ganas de llegar allí. Si por algo se conoce a Xi’an hoy en día es por estos guerreros. Descubiertos en 1979 de casualidad por un campesino, forman todo un ejército que como se supo después custodia la tumba del primer emperador chino Qin Shihuangdi, fundador de la dinastía Qin quien fue responsable de la primera unificación que se realizó de los antiguos reinos chinos.

Al ver el complejo funerario de los Guerreros de Xi’an es fácil advertir la ambición de este primer emperador, una ambición que China no ha olvidado nunca y que actualmente vuelve a resurgir con el intento del Dragón Asiático de imponerse de nuevo como la primera potencia económica mundial.

El complejo funerario de Qin Shihuangdi contiene aproximadamente 6.000 figuras de terracota que a tamaño natural representan a toda la corte del emperador. No hay dos iguales. Además de las figuras humanas, también se han conservado restos de carruajes, armas y otros elementos que indican el rango o la función social que las figuras humanas desempeñaban en la corte. ¡Son sorprendentes los detalles con los que están realizadas las esculturas!

Visitar este complejo es uno de los hitos del viaje. Están consideradas una de las 7 maravillas de la Humanidad y se trata de un yacimiento arqueológico sobre el que se sigue trabajando. Aparentemente todavía siguen enterradas muchas más figuras de las que se han descubierto. ¡Es simplemente impresionante y nos va a dejar sin palabras!

La mayor parte del día la vamos a pasar deambulando por las tres fosas que se han abierto en la excavación y luego por la tarde vamos a ir a pasear por la Gran Pagoda de la Oca Salvaje, un bonito conjunto que con este exótico nombre agrupa varios templos budistas alrededor de una gran pagoda desde la que se puede observar una de las mejores vistas aéreas de todo Xi’an.

Dia 23 Xian Gran Pagoda de la Oca SalvajeEl recinto de la pagoda es también bonito pero a estas horas y después de la emoción de los guerreros y sobre todo, tras haber pasado la noche en el tren viajando, estamos ya a medio gas y queremos ir a descansar un poco al hotel que es donde esta noche también vamos a cenar.

Antes de la cena pudimos descansar un poco y recuperar fuerzas porque por la noche volvimos a salir. Yo había visitado ya el bazar de Xi’an y recuerdo que por la noche era un lugar de encuentro muy animado entre la población local. Nuestro hotel está a relativa corta distancia del barrio musulmán de Xi’an y allí enfilamos nuestros pasos después de cenar.

Xi’an tiene una abultada población musulmana, sobre todo de chinos de etnia hui. El barrio musulmán rodea la icónica Gran Mezquita que es uno de los principales y más antiguos templos que se conservan de esta religión en el país asiático.

Como la mayoría de las ciudades musulmanas, los alrededores de la mezquita principal son un laberinto de callejones comerciales que forman un gran bazar. Así sucede también en el centro de Xi’an.

Para mí el mercado nocturno de Xi’an, muy parecido al de Kashgar, es el más interesante de toda China. Mis compañeros de viaje esta noche también van a coincidir conmigo.

    Añadir comentario

    Ruta Seda: Día 24 – Xi’an, tu nombre me suena a erhu y a ruan.
    Ruta Seda: Día 22. En donde el tiempo vuelo y pasa tan despacio