• Trekking en África, la experiencia de subir al Kilimanjaro

Trekking en África, la experiencia de subir al Kilimanjaro

Categorías: + Aventura | África | Tanzania | Trekking

Artículo actualizado desde julio de 2017

Los amantes de la montaña están de enhorabuena. El continente africano está viviendo su despertar como destino favorito para viajes alternativos, sobre todo, para quienes aspiran conquistar las cimas del mundo. Si eres un entusiasta de las alturas, te contamos todos los secretos para realizar con éxito trekking en África y alcanzar a pie la altura más deseada: el Kilimanjaro, accediendo por la ruta Machame. Actualizamos periódicamente la información desde 2017 para acercarte nuestra ruta favorita.

Ascensión al Kilimanjaro

La ascensión al Monte Kilimanjaro, ubicado a 5.895 metros de altitud, es uno de los sueños de todo senderista de montaña. En Rutas 10, que llevamos más de 35 años organizando viajes alternativos, sabemos que este circuito de vacaciones despierta gran entusiasmo. Por eso, te contamos cómo se desarrolla este recorrido de trekking en África a través de la ruta Machame. Es nuestra preferida, porque en la travesía se disfruta de una gran riqueza de paisajes.

Así, lo habitual es llegar al aeropuerto internacional de Kilimanjaro desde donde os trasladaréis a la ciudad de Moshi al pie de la ladera sur de esta montaña de origen volcánico. Y al día siguiente, bien temprano, comienza la aventura del ascenso, que organizamos por días. Te resumimos las aventuras que te esperan en cada jornada.

kilimanjaro_ruta_machame

Sigue en el mapa nuestra ruta que comienza en Machame Village y finaliza en Mweka Village.

Día 1. Refugio Machame Hut (3.100 m)

Se inicia en la Puerta Machame (1.800 m) y acaba en Machame Camp (3.100m).
Distancia: 10 km. Tiempo estimado: 6 horas.

Tras una sesión informativa y un buen desayuno para tomar fuerzas, se sale por carretera hasta la aldea Machame (1.490 m), donde ya esperan los guías y porteadores con los equipos y suministros dispuestos. En las oficinas del Parque Nacional se realiza el registro y da comienzo el ansiado ascenso entrando en un bosque tropical, que será la zona más húmeda de todo el circuito.
A media etapa se descansa para disfrutar del almuerzo y por la tarde nuevo tramo de trekking hasta Machame camp (3.100 m), la zona más abierta de acampada.
Como cada día, los porteadores se adelantarán para levantar las tiendas de campaña en las que te alojarás y el comedor, así como para proveerse de agua en los arroyos de la zona y hervirla para potabilizarla. Mientras tanto, el cocinero preparará la cena.
Atención, porque ya desde aquí se nota un gran descenso de la temperatura por la noche, por lo que no escatimes en el saco de dormir que te lleves para hacer trekking en África.

Foto: CaptainOates

Día 2. Machame Camp (3.100 m) – Shira Camp (3.840 m)

Distancia: 5 km. Tiempo estimado: 5 horas.

Durante la primera hora el trekking continua por el bosque tropical y pronto se divisa el fascinante páramo alpino en el que abundan los brezos, las lobelias y los senecios gigantes. En un par de horas más se alcanza una pequeña cresta rocosa que ascenderás para llegar a la Shira Plateau, una llanura entre los cráteres Kibo y Shira.
Tras el almuerzo y merecido descanso, se inicia la marcha hasta una cresta rocosa de la meseta de Shira que permite divisar la Gran Brecha Oeste del Kilimanjaro y sus impresionantes glaciares. Ya solo queda una pequeña caminata para llegar al campamento Shira. A más altura, más frío, así que seguro dormirás bajo cero.

Día 3. Shira Camp (3.840 m) – Barranco Hut (3.976 m)

Distancia: 7 km de subida y 4 km de bajada. Tiempo estimado: 5 horas y media de subida + 2 horas de descenso.

Te espera un gran día repleto de intensas emociones por las maravillas naturales que verás. Pero también debes estar preparado para los efectos de la desigualdad de alturas de la jornada. Es probable que al final del día puedas tener dolor de cabeza y quizá algún problema para dormir. Hoy, es la marcha de la aclimatación. Es más que probable que al día siguiente estés de nuevo en forma.
Un desayuno energético te ayudará a afrontar con fuerza el empinado sendero hacia la masa que se avecina del Kilimanjaro. La larga caminata por un espectacular paisaje rocoso tiene un premio por el que merece la pena el esfuerzo, disfrutar de la Lava Torre (4630 m), formada por la actividad volcánica del Kilimanjaro, puesto que el sendero pasa justo por debajo de ella.
Muy cerca, una parada para almorzar y reanudarás el recorrido de descenso más grandioso que puedas imaginar con el paisaje de los acantilados de la Western Breach y el Great Barranco Wall hasta llegar al campamento de Barranco. Te advertimos que querrás fotografiarlo todo y al final del recorrido mientras llega la cena disfrutarás de una puesta de sol inolvidable.

Foto: Pixabay

Día 4. Barranco Camp (3.976 m) – Barafu Hut (4.673 m)

Distancia: 7 km. Tiempo estimado: 8/9 horas.

Después de dormir a cobijo del imponente Great Barranco Wall, ascenderás por él en una caminata que es más fácil de lo que parece a primera vista. Pero si no fuera así, cuando llegues al pie del glaciar de Heim, se te pasarán todos los males. Aquí podrás apreciar la majestuosa hermosura del Kilimanjaro.
La marcha continua atravesando las crestas y vaguadas del Valle Karanga para alcanzar la ruta Mweka. En este punto se completa el circuito Sur, asombroso por las vistas que ofrece del Techo de África desde diferentes ángulos. Ya solo resta una hora de caminata empinada para llegar al destino de día: Barafu Hut, que en swahili significa «hielo». Es bueno familiarizarse con el terreno antes de que oscurezca, así como sustituir las baterías de los faros y de la cámara y preparar ropa de abrigo para el ascenso cumbre.
Enseguida llega la cena, porque a las 19:00 hay que acostarse y las 23:30 debes estar en pie.

Día 5. Barafu Hut (4.673 m) – Cima del Kilimanjaro (Uhuru Peak, 5.985 m) – Mweka Camp (3.068 m)

Distancia: 5 km subida + 10 km descenso. Tiempo estimado: 8 horas subida y 5 horas de bajada.

Por fin, llega el día anhelado. Hoy te espera la jornada más dura pero, sin duda, la más reconfortante. Tras un té humeante y galletas, comienza la ascensión nocturna al cráter Kibo. Una subida de 6 horas, que se desarrolla por un cono de derrumbe situado entre los glaciares Rebmann y Ratzel hasta llegar a Stella Point al borde del cráter. No te vamos a engañar, esta es la parte más difícil de la ruta para la mayoría de los escaladores. En Stella Point (5.700 m) se hará un breve descanso para que el frío y la fatiga no te rindan, pero también tendrás ocasión de vivir un magnífico amanecer. Dependiendo de la temporada y de si ha habido tormentas recientes, puede que encuentres nieve en el recorrido de dos horas a lo largo del borde del pico Uhuru que resta para alcanzar la cumbre.
Y después de este gran esfuerzo, la inmensa recompensa de experimentar la emoción del objetivo conseguido. Quienes han hecho trekking en África aseguran que este momento lo recordarán el resto de su vida.
Un descenso de tres horas te llevará de nuevo a Barafu Camp para recoger todas tus cosas y continuar bajando por un sendero de roca y cantos rodados hasta llegar a Mweka Camp (3068 m). Aquí, podrás darte un pequeño festín de agua embotellada, refrescos, chocolates y ¡hasta cerveza!

Día 6. Mweka Camp (3.068 m) – Puerta Mweka (1.640 m) – Moshi

Distancia: 8 km de descenso. Tiempo estimado: 4 horas.

Un delicioso desayuno será el preludio de una corta caminata, pues te parecerá pan comido, después del día anterior, para llegar a la puerta del parque. En Mweka Gate podrás poner tu rúbrica en el libro de registro y recibir un certificado ecológico si has llegado hasta Stella Point y de oro si has conseguido alcanzar el Techo de África.
Hasta Mweka Village queda otro trecho de 3 km, que se realiza en coche si la carretera se encuentra en buen estado, o bien, a pie. Pero no te apures, te recibirán con un suculento almuerzo caliente. Desde aquí, solo resta el traslado hasta Moshi, donde podrás descansar y realizar algunas compras, antes de regresar al aeropuerto y volver a casa.

Un recorrido intenso, sí, pero que llenará para siempre un rincón de tu corazón. Si quieres hacer trekking en África y necesitas información útil, estamos a tu disposición, consúltanos.

Foto apertura: Stig Nygaard

    Añadir comentario

    Qué visitar en Potosí: los 10 imprescindibles del viajero
    Qué ver en el MET de Nueva York