• Qué visitar en Yosemite National Park

Qué visitar en Yosemite National Park

Categorías: América | Estados Unidos

El oeste de Estados Unidos sorprende al viajero con algunos de los caprichos geológicos más impresionantes del globo. Pero al margen del fotográfico Gran Canyon o el cinematográfico Monument Valey hay muchas otras joyas naturales por descubrir. Sin duda el Parque Nacional de Yosemite figura como prioritario en cualquier listado, de hecho hablamos de la primera área natural protegida del mundo, el mismísimo Abraham Lincoln firmó el decreto en 1863. Te descubrimos qué visitar en Yosemite National Park.

Dónde está

Cerca de 4 millones de visitantes al año se acercan hasta el Parque Nacional de Yosemite, muchos de ellos para admirar esos dinosaurios vegetales vivientes: sus milenarias secuoyas. Una de las ventajas de esta interesante excursión y su relativa cercanía a uno de los epicentros del turismo estadounidense, San Francisco. Unos 320 kilómetros distan de la metrópoli a este paraíso que se extiende por 3.081 km2 de las laderas orientales de Sierra Nevada.

Qué visitar en Yosemite

El programa de San Francisco a Yellowstone de Rutas 10 tiene en Yosemite uno de sus grandes atractivos. Recorremos sus principales atracciones:

Half Dome Yosemite, imprescindible vista en el parque nacional

Half Dome: emblema de Yosemite

Este gigantesco monolito de granito que levanta unos 1.524 metros desde el fondo del valle es la imagen más reconocible de Yosemite. Son muchos los que se animan a pasearlo, pero se debe recordar que la excursión es exigente, unas 14 millas, más de 22 kilómetros, con un importante desnivel. Quien lo ha culminado asegura que las vistas merecen el esfuerzo.

Las secuoyas de yosemite son uno de los atractivos del parque nacional

Las secuoyas gigantes: dinosaurios vegetales

Con un elegante porte que puede superar los 100 metros de altura y los siete de diámetro, las secuoyas son uno de los grandes atractivos de Yosemite. La mejor forma de admirar los ejemplares más míticos, algunos con más de 2.000 años de vida (se calcula que pueden vivir hasta tres milenios), es dirigiéndose a la entrada Mariposa, ubicada al sur del parque. En el paraje conocido como Mariposa Groove of Giant es posible pasear entre más de 500 ejemplares para tomar consciencia de la pequeñez del hombre.

Durante el paseo hay que buscar el ejemplar Grizzly Giant, que se calcula como mínimo contemporáneo de Jesucristo, es fácil reconocerlo porque siempre está rodeado de curiosos. El conocido como Túnel de California es otro de los más singulares, según parece en 1895 su tronco fue horadado descubriendo una suerte de pasadizo para cruzarlo a caballo e incluso al volante de algunos de los primeros coches. El árbol del túnel de Wawona y Clothespin son otros de los que no hay que perderse.

Cataratas de Yosemite un imprescindible en la visita al parque nacional

Las cascadas de Yosemite: el poder del agua

El sendero a Lower Falls es otro de los más transitados de todo el valle. Y no es de extrañar, tiene premio: las cascadas de Yosemite. Estamos ante el mayor salto de agua de todos los Estados Unidos, el séptimo del mundo y diez veces más grande que Niágara. En los meses de primavera, en especial de mayo a junio, sus aguas muestran el mayor torrente de agua. Sin duda es un espectáculo para la vista pero también para el oído: escuchar el tumulto de sus poderosas aguas erosionando las impresionantes paredes de granito. El sendero por el que hemos llegado –de interesante pendiente, por cierto– permite tanto deleitarse con las cataratas superiores, las más impresionantes, como con las cascadas bajas, divertidas descubrirlas entre una frondosa foresta. Una caminata para explorar con tranquilidad este paraje puede durar de 6 a 8 horas.

Glacier Point: espectaculares vistas y caminatas

Por ofrecer una de las vistas más características del parque, el mirador conocido como Glacier Point acostumbra a ser una de las primeras visitas del viajero. De muy fácil acceso desde el aparcamiento cercano, permite admirar una panorámica del imponente valle de Yosemite salvando un impresionante desnivel con el característico Half Dome al fondo. Es también punto de partida de algunas de las caminatas más bellas del parque, como el sendero Four Mile (de 3 a 4 horas) o el sendero Panorama, que puede ocupar de 6 a 8 horas según las propias indicaciones del parque nacional que hemos seguido en todas las estimaciones de este texto.

Mirror Lake ofrece una de las mejores vistas del parque nacional de yosemite

Mirror Lake: la caminata más placentera

Este pequeño lago es el último pedacito que queda del enorme glaciar que cubría el valle de Yosemite durante la última era glaciar. En la actualidad es en primavera cuando ofrece la mayor extensión de su lámina de agua. Si se tiene la suerte de que en el momento de la visita el Hal Dome se refleje sobre sus pausadas aguas, el espectáculo está asegurado. Es una de las atracciones de Yosemite más accesibles, el sendero de ida vuelta tiene un trayecto de poco más de 3,3 km, si bien rodearlo implica una caminata de unos 8 kilómetros.

Algunos datos prácticos

Cerramos el post sobre qué visitar en Yosemite con información muy práctica, que seguro agradecerás:

→ Entradas: Hay cuatro principales:

  • Desde San Francisco: Entradas de Big Oak Flat o Arch Rock
  • Desde Los Ángeles: South Entrance
  • Desde Las Vegas: Tioga Pass (por ser puerto de montaña está cerrada varios meses al año)

→ Precio de entrada 2019 pase siete días. 35 dólares por vehículo de uno a 15 pasajeros. 30 dólares por moto. 20 dólares por persona mayor de 16 años.

→ Desplazamientos internos. En los meses de verano puede resultar incómodo circular con vehículo privado, por lo que se recomienda utilizar los autobuses internos que desde las 7:00 de la mañana a las 10:00 de la noche circulan por todos los lugares de interés.

→ Cuándo. La mejor época es primavera, el hielo se derrite llenando lagos, ríos y cataratas con temperaturas de 4 a 21 grados. Los meses de verano son también una época excelente si bien está más transitado y el termómetro puede superar los 30 grados. Los primeros meses de otoño son también una época ideal para descubrir sus bosques con la sutil paleta de ocres y rojizos. Por las escasas horas de luz, en invierno es menos recomendable de no ser que el visitante sea un apasionado de la nieve.

→ Qué hacer. A Yosemite se viene a caminar y su oferta es casi infinita. También ofrece escalada en roca, paseos en bicicleta y a caballo, natación y rafting para los meses de verano y esquí en temporada de nieve. De noviembre a marzo también se puede patinar sobre hielo.

Para saber más sobre qué visitar en Yosemite, no dejes de visitar nuestra presentación Sway EE UU Parques Nacionales del Oeste

 

Fotos: Adolfo Etxebarria para Rutas 10 y Pixabay (secuollas, cascadas Yosemitte y Mirror Lake)

 

 

    Añadir comentario

    Qué visitar en Polonia, el país europeo de moda
    Desierto de Atacama, un viaje a otro mundo