Islas del Paraiso

Islas del Paraiso

22/26 días

LAS ISLAS FIDJI

Las islas Fidji es uno de esos destinos exóticos en los que te gustaría perderte algún día, pero al que nunca has ido porque está demasiado lejos. Sí, es cierto. Está muy lejos, pero no te vas a arrepentir.

Si te menciono las Islas Fidji puede que te imagines tumbado debajo de un cocotero en una isla paradisíaca y el mar turquesa de frente. Quizás pienses en historias de piratas o de exploradores. Si te gusta la literatura, puede que te venga a la mente el libro de Paul Theroux, Las Islas Felices de Oceanía. Sin embargo, si lo tuyo es el cine, seguramente te acordarás de la película Náufrago, esa protagonizada por Tom Hanks; del romántico guión del El Lago Azul o bien de la imperiosa necesidad de escapar hasta allí de Jim Carrey en el Show de Truman.
He pasado allí prácticamente los últimos tres años de mi vida y la pregunta más común ha sido… ¿Y eso dónde está? Las Islas Fidji se localizan en los magníficos mares del Pacífico Sur. Para situarte mejor, lo más conveniente es pensar en Australia o Nueva Zelanda. Desde Australia, si localizas la ciudad de Brisbane y trazas una línea de unas tres horas de vuelo en sentido noreste, llegas a Fidji. Desde Nueva Zelanda, lo mismo, pero en dirección norte. Es decir, que mi respuesta siempre es la misma: “una vez que llegues a Australia o a Nueva Zelanda, súmale unas tres horas de vuelo”. Está claro, las Islas Fidji están muy lejos, pero mucho más cerca que la exótica Polinesia Francesa, con su Bora Bora, Tahití o Moorea. Créeme, hay lugares en las Islas Fidji que poco tienen que envidiar a los que se pueden ver allí. El archipiélago de las Fidji es un conjunto de 333 islas de las cuales únicamente 106 están habitadas. Es un país pequeñito, el 156 del mundo en tamaño, y tiene dos islas principales: Vanua Levu y Viti Levu, que es donde llegará nuestro avión. Entre las dos acogen al 80% de la población. Las Islas Fidji son famosas por muchos motivos: sus fantásticas playas, zonas para hacer surf, un clima cálido durante todo el año, un maravilloso entorno natural (el verde de su vegetación es verdaderamente reluciente), impresionantes zonas de buceo (lo mejor es bucear con tiburones), los corales que vemos al hacer esnórquel y la variada oferta de deportes acuáticos y de aventura.

Fidji es un país original y singular, realmente diferente. Allí conviven tres religiones principales: la cristiana, la hinduista y la musulmana. Lo puedes comprobar en su calendario de festivos. Se celebra la Navidad, se celebra Diwali y también el cumpleaños de Mahoma. Los habitantes de las Islas Fidji son Melanesios, no polinesios ni tampoco micronesios. Claro… esas islas tan pequeñas y dispersas nos llevan a confusión. En este archipiélago, los habitantes son en su mayoría fidjianos nativos (un 55% aproximadamente), también hay numerosos fidjianos de origen indio (más del 40%) y por último personas de origen europeo, chino y otras etnias.

Como te puedes imaginar, allí el ritmo de vida es lento… muy lento… lentísimo. ¡Son bien relajados los fidjianos! Viven en aldeas, se ayudan mucho los unos a los otros y tienen a la familia como valor principal. ¿Qué les gusta hacer? Generalmente, a los hombres les gusta sentarse al atardecer y beber Kava, la bebida nacional. Las raíces molidas de una planta relacionada con el pimentero son mezcladas con agua, lo que da lugar a una bebida con sabor terroso que te adormece la lengua y te deja exageradamente relajado. Las mujeres son el eje vertebrador de la sociedad. Ellas se encargan de casi todo. A los niños, como a todos los niños del mundo, lo que les gusta es jugar al aire libre. En Fidji funciona muy bien el coco-wifi. Todo el mundo se entera de todo. A partes iguales, a los hombres y a las mujeres les gusta comentar lo que le pasa al vecino, al amigo, al sobrino, al primo… Son realmente chismosos. Sin embargo, lo que más les gusta a todos es el Rugby 7. Este es un deporte parecido al rugby, pero que se juega únicamente con 7 jugadores, lo que es perfecto para sus características. No hace falta tanta disciplina y técnica como en el rugby y sí más velocidad, imaginación y potencia física. Son los mejores, por eso conquistaron la Medalla de Oro en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.

SAMOA

Seguramente, hay muchas cosas que desconoces de este país. Te cuento. Como Fidji, Samoa tiene dos islas principales, una es Savai’i y la otra es Upolu, más desarrollada y donde se encuentra la capital del país, Apia. Allí es donde vamos a aterrizar. Samoa tiene fantásticas playas y es fácil acceder a ellas. Curiosamente, las comunicaciones terrestres de Samoa están un poquito –poquito, poquito- más desarrolladas que las de Fidji. La gran diferencia es que en las islas principales de Fidji solo encontramos una carretera asfaltada que las circunvala, pero en Samoa hay alguna que otra carretera que cruza la isla por el medio, lo que nos permite ahorrar tiempo. Las playas de Samoa, como gran parte de las de Fidji, están vacías. A los samoanos no les gusta mucho ir a tumbarse en la playa, más bien van de vez en cuando a hacer un picnic, a pescar, o bien a acompañar a los niños para que jueguen, así que vamos a encontrar muchas playas desiertas de arena blanca. Seguro que conoces el libro La isla del tesoro, de Robert Louis Stevenson. Siendo todavía muy joven, Stevenson enfermó de tuberculosis y pasó un tiempo de un lado a otro buscando un buen lugar para vivir. En uno de esos viajes conoció a Mark Twain, el autor de Las Aventuras de Tom Sawyer, y poco tiempo después decidió hacer un viaje por el Pacífico Sur. Ahora puedes imaginar donde se quedó a vivir, en Samoa. Allí escribió su obra maestra. Aprenderemos más sobre su vida cuando visitemos su museo.
Este bonito país, fue un territorio que se disputaron Estados Unidos, Gran Bretaña y Alemania. Finalmente, las tres naciones llegaron a un acuerdo y Alemania pasó a administrar Savai’i y Upolu. No obstante, a pesar de que Samoa fue el primer país del Pacífico Sur en restaurar la independencia, todavía se aprecia la influencia de los países colonizadores. Sin duda, es un país profundamente religioso.
Lo dejamos aquí de momento, luego hablamos un poco más de Samoa. Imagino que a estas alturas ya sabes algunas cositas más de estos dos paraísos del Pacífico. Creo que ya tienes algunas nociones básicas. ¿Te apetece que empecemos nuestro viaje?

VANUATU

Vanuatu, conocido en su tiempo colonial como las Nuevas Hébridas, es salvaje, “primitivo”, tradicional, intacto, milenario…  Un archipiélago de 83 islas de las que 65 se reparten los poco más de 250000 personas que lo habitan. Los europeos visitaron por primera vez estas islas en el siglo XVI, fue una expedición española liderada por el portugués Pedro Fernandes de Queirós, quien las reclamó para España y les puso el nombre de La Australia del Espíritu Santo. Años más tarde, Francia y Gran Bretaña se repartieron el archipiélago, pero finalmente Vanuatu logró su independencia en 1980.
Vanuatu tiene muchísimo que ofrecer. Gracias a su suelo de piedra caliza y origen volcánico podremos ver fantásticos agujeros azules “blue holes”, uno de los volcanes activos más famosos del mundo (en la isla de Tanna), una increíble naturaleza y las famosas Kastoms villages, donde nos acercaremos a la cultura y tradiciones de Vanuatu.

DÍA ITINERARIO HOTEL COMIDA
2 Madrid – Singapur. Noche en vuelo. --- --
3 Llegada a Singapur. Traslado al hotel. Hotel --
4 Vuelo Singapur – Nadi. Hotel D
5 Llegada a Nadi. Traslado a Malolo Lai Lai (archipiélago Mamanuca) Hotel D
6 Día libre. Actividades opcionales en la isla. Hotel D
7 Día libre. Actividades opcionales en la isla. Hotel D
8 Isla Malolo Lai Lai – Sigatoka (Playa de Natadola) Hotel D
9 Sigatoka (Playa de Natadola) – Isla Robinson Crusoe (Fiji cultural day) Hotel D - A
10 Sigatoka (Playa de Natadola) – Río Sigatoka (Safari) Hotel D - A
11 Sigatoka (Playa de Natadola) – Aer. Nadi – Aer. Apia (SAMOA) Hotel D
12 Apia. Día libre. Visita opcional. Hotel D
13 Paso Le Mafa – To Sua Trench – Playa Fao Fao – Cat. papapapaiatai Hotel D - A
14 Isla Upolu – Bufaderos Alofaaga, Salelologa, Cataratas Afu Aau Hotel D* - A
15 Visita a Apia y alrededoresa. Vuelo a Suva. Hotel D
16 Suva - Navua Rafting (kayak) Hotel D - Bx
17 Suva – Raki Raki (Costa del Sol) Hotel D
18 Raki Raki. Día libre. Actividades opcionales. Hotel D
19 Raki Raki (Costa del Sol) – Villa Navala – Nadi Hotel D - A
20 Nadi. Por la noche vuelo a Singapur. Vuelo D
21 Llegada a Singapur. Visita a la ciudad. Hotel D
22 Singapur. Día libre. Por la noche vuelo de regreso. --- D
23 Llegada a Madrid. ---
D: desayuno A: almuerzo Bx: Box Lunch C: cena
EXTENSIÓN VANUATU
20 Vuelo Nadi - Port Vila. Traslado al hotel. Día libre. Hotel D
21 Vuelo Port Vila - Tanna. Hotel D
22 Vuelo Tanna - Port Vila. Traslado al hotel. Hotel D
23 Port Vila. Hotel D
24 Vuelo Port Vila - Nadi - Singapur Vuelo D
25 Llegada a Singapur. Visita a la ciudad. Hotel D
26 Singapur. Día libre. Por la noche vuelo de regreso. --- D
27 Llegada a Madrid.

Precios

Mínimo 14 personas     5.490

Suplemento 12-13 personas  230

Extensión Vanuatu   1.375

Tasas aproximadas 640

Salidas

02/08/2018
06/10/2018

Servicios incluídos

•                     GUIA ACOMPAÑANTE RUTAS 10 a partir de 12 personas.
•                     Vuelos internacionales en línea regular.
•                     Vuelos Nadi-Apia y Apia-Nadi-Suva.
•                     Extensión Vanuatu: Vuelo Port Vila-Tanna-Port Vila
•                     Alojamiento en habitación doble en hoteles categoría turista.
•                     Alimentación especificada en el cuadro.
•                     Recorrido indicado en autobús.
•                     Excursiones según el itinerario.
•                     Seguro de viaje incluyendo hasta 4.500¤ en gastos de cancelación.
 
SERVICIOS NO INCLUIDOS
•                     Tasas aéreas
•                     Propinas para guía y conductores.
•                     Gastos personales (bebidas, lavandería, teléfono etc.).
•                     Cualquier otro servicio no mencionado como incluido.

LA RUTA:

Día 1: MADRID/BARCELONA - SINGAPUR.
Salida del punto elegido con destino a Singapur, vía un punto europeo y/o asiático.

Día 2: LLEGADA A- SINGAPUR
Llegada a Singapur. Traslado al hotel.

Día 3: SINGAPUR - NADI
Mañana libre. Traslado al aeropuerto y salida a primera hora de la tarde.

Día 5: LLEGADA A LAS ISLAS FIDJI
Aterrizamos en Fidji, en el Aeropuerto Internacional de Nadi. Es muy temprano. El viaje es cansado, porque hemos partido pasado mediodía de Singapur y al trayecto hay que sumarle la diferencia horaria (según la época +10, +11 o +12 horas con respecto a España). No obstante, en cuanto ponemos el pie en Fidji nos sentimos relajados. El control policial tarda un rato, se lo toman con calma, pero a estas alturas seguro que ya te han dicho “¡Bulaaaaa!”, el saludo nacional. Lo vas a escuchar por todas partes. Recordad que aquí son muy estrictos con los alimentos que introduces en el país, nada de jamón, y que las multas son altas (unos 180 euros). A partir de ahí nos tenemos que relajar, porque aunque las vacaciones han empezado hace algunos días, vamos a ver que esto es distinto.

Antes de que abandonemos el aeropuerto, ya habremos visto alguna de las maravillosas sonrisas de los fidjianos (sin duda, ellos son el mejor activo del país), tendremos puesto un collar de conchas y nos subiremos en el autobús.

El trayecto es muy cortito, porque el hotel está a unos 10 minutos del aeropuerto. Estaremos agotados, así que lo único que vamos a desear es dar un paseo por el jardín del hotel, desayunar y meternos en la cama para descansar un rato. En unas horas vienen a buscarnos para ir al archipiélago de las Mamanuca.

Tenemos unos 25 minutos de trayecto hasta Puerto Denarau. Allí, si tenemos tiempo, podemos hacer algunas compras en el supermercado antes de subirnos al catamarán. Denarau es un puerto pequeño, con algunas tiendas y restaurantes internacionales. El Malolo Cat, catamarán que nos conduce a la isla Malolo Lailai (Lailai significa pequeño), parte desde allí.

Como indica el nombre, Malolo Lailai es una isla pequeña, pero allí encontramos tres resorts. Lomani (solo a partir de 16 años), Musket Cove y el nuestro, Plantation. La gran ventaja es que puedes pasear de un lugar a otro y comer en cualquiera de sus restaurantes. También puedes disfrutar de las actividades que ofrecen, seguro que no nos aburrimos.

Hemos tardado unos 45 minutos en llegar desde que zarpamos de Puerto Denarau. Una vez alojados, vamos a tener la tarde libre para pasear, descubrir la isla, planificar lo que vamos a hacer los próximos dos días y comer algo, que seguro que tendremos hambre. El atardecer te va a encantar. Nos quitamos los zapatos y paseamos por la arena. Más tarde, nos zambullimos en el agua para buscar peces de colores.

Día 6-7: EL ARCHIPIÉLAGO DE LAS MAMANUCA
Bien… lo de ayer fue una primera toma de contacto con el paraíso. Ahora tenemos dos días por delante y aquí, aunque parezca que no… hay muchas cosas que hacer. Nos ponemos manos a la obra.

Primero. ¿Dónde estamos? Estamos en el archipiélago de las Mamanuca, uno de los grupos de islas más turísticas de Fidji. Más al norte, hay uno también muy importante, las Yasawa. Fue en una de las islas de las Mamanuca donde se rodó la película Náufrago, en Monuriki.

Ahora que nos situamos en el mapa, veamos qué podemos hacer aquí.
Evidentemente, la diversión es subjetiva, así que a algunos puede que les apetezca tirarse en la hamaca, dorarse al sol mientras leen un buen libro y remojarse de tanto en tanto en aguas turquesas. Vuelta y vuelta.
No obstante, Plantation tiene una gran oferta de actividades para hacer estos dos días. Podemos pasear, descansar, practicar surf, bucear, ir en bicicleta, navegar, jugar al golf, remo sobre tabla, ir a visitar Cloud 9 –una pizzería en medio del Pacífico- (https://elpais.com/elpais/2015/06/04/videos/1433437522_539754.html).

¿No es suficiente? También podemos ir a pescar, hacer parasailing, ir a hacer esnórquel, ver delfines o visitar otras islas de las Mamanuca. ¿Que vienes con niños? Ellos pueden ir al Kids Club. Los fidjianos les adoran y les van a cuidar con paciencia y amor. ¿Más cosas? Hacer kayak, jugar al voleibol o a fútbol… Y cuando estemos muy cansados, pues hacernos un masajito.

Día 8: SIGATOKA. LA PLAYA DE NATADOLA
Después de desayunar, empaquetamos nuestras cosas y nos prepararnos para abandonar este trocito de paraíso, pero no hay que preocuparse… aún hay más. Antes de partir, quizás nos canten una canción de despedida, así que con el corazón en un puño, nos vamos a subir en el catamarán de vuelta a Puerto Denarau.

Una vez allí, vamos a aprovechar para almorzar y después nos van a conducir a nuestro nuevo destino: el Hotel Yatule en la playa de Natadola, una de las mejores del mundo. No lo digo yo… lo dice la CNN (http://edition.cnn.com/travel/article/100-best-beaches/index.html). En unos 50 minutos estaremos allí. Nos acomodamos, nos refrescamos en la piscina, nos damos un paseo por la playa e incluso podemos caminar hasta el hotel Intercontinental, que está muy cerquita.

Si apetece y todavía hay ganas, podemos ir a cenar a Eco Café, una rústica pizzería localizada en primera línea de playa. Allí la italiana Fabrizia, quien ya lleva muchos años viviendo en Fidji, nos va a deleitar con su extensa carta de pizzas al carbón y un buen zumo de limón para acompañar.

Día 9: LA ISLA ROBINSON CRUSOE
Ayer vimos el atardecer, paseamos por la playa, nos relajamos un poco… pero hoy toca excursión: nos vamos al interior de Fidji.

Nos vamos a reunir para ir a la isla Robinson Crusoe. Partimos del embarcadero y nos acercamos a esta isla ecológica, donde nos ofrecerán un fantástico espectáculo con danzas populares (alguna sobre piedras calientes), canciones y malabares. Además de una demostración de trabajo con arcilla, daremos un paseo por el bosque tropical para aumentar nuestros conocimientos sobre plantas medicinales y recibiremos una breve clase de cocina fiyiana.

En Robinson Crusoe tendremos una oportunidad de probar Kava y el tradicional lovo, un estilo de cocina particularmente famoso en las islas del Pacífico Sur. Se trata una técnica de cocina bajo tierra con piedras calientes. El pollo, pescado o cerdo envuelto en hojas de palmera o de banana adquiere un especial sabor de barbacoa ahumada al finalizar la preparación.

Y, por supuesto, tendremos tiempo para bañarnos en la playa y hacer esnórquel por los alrededores de la isla.
A eso de las 17h, estaremos de regreso en el hotel.
Día 10: AVENTURA POR EL RÍO SIGATOKA
Nos vamos al interior de Fidji. Como ya te habrás dado cuenta, las comunicaciones terrestres en Fidji no son muy buenas. Solamente hay una carretera asfaltada que rodea la isla de Viti Levu, así que hay que circular en 4x4 por el interior o bien en lancha a través de los ríos. Eso es justo lo que vamos a hacer: en lancha vamos a navegar el río Sigatoka y así vamos a poder visitar algunos pueblos del interior de Fidji.

Durante el espectacular trayecto por el río tendremos que elegir a nuestro jefe de expedición, quien recibirá todos los honores cuando lleguemos a la aldea donde nos reciben los lugareños. En la cultura Fidjiana, es de buena educación llevar un regalo cuando se hace una visita y el Kava es uno de los más preciados, así que nuestro jefe de expedición le hará la entrega al jefe del poblado que nos acoja, quien nos explicará los fundamentos del antiguo ritual de bienvenida en Fidji. Allí vamos a interactuar con los locales y ver cómo viven y, por supuesto, tendremos la oportunidad de probar la bebida nacional de Fidji.

Después de almorzar y bailar un poco, nos recogerán para trasladarnos de vuelta a nuestro punto de partida. Serán aproximadamente, las dos de la tarde. La tarde queda libre para aprovecharla de la manera que cada uno considere más oportuno.

Para quien no esté muy cansado, proponemos otra actividad opcional. Cerca de nuestra ubicación y a pocos kilómetros de la ciudad de Sigatoka, se encuentra el Parque Nacional de Sand Dunes (dunas de tierra). Las dunas, de entre 20 y 60 metros, formadas a partir de la erosión costera, nos ofrecen un precioso paisaje pegadito al mar, así que es muy interesante realizar el recorrido de dos horas.
Ya de noche, regresaremos a nuestro hotel. Allí disfrutaremos del sonido de las olas mientras miramos las estrellas, pero nos tenemos que ir a dormir temprano, porque mañana partimos para la bella Samoa, la isla jardín.

Día 11: VAMOS A SAMOA
Nuevo día. Hoy nos levantamos temprano y nos despedimos momentáneamente de Fidji. Nos vamos al aeropuerto para ir a Samoa. Tras un trayecto de unos 45 minutos estaremos listos para embarcar. En cuanto lleguemos, nos vendrán a buscar para ir a nuestro hotel: Tanoa Tusitala. Hoy vamos a tener tiempo para pasear por el hotel, bañarnos en la piscina o bien dar un pequeño paseo por Apia. El resto de la tarde queda libre, así que podemos hacer lo que más nos apetezca.
De todas maneras, es importante descansar bien porque en los próximos días vamos a visitar Samoa a fondo.

DIA 12. LA MISA DEL DOMINGO
Es domingo en Samoa y aquí, en el Pacífico Sur, los domingos, literalmente no se hace nada más allá de estar con la familia y los amigos cercanos. Bueno… nada, nada tampoco. Los domingos se va a misa. Así, que como donde fueres haz lo que vieres, nosotros también podemos a ir a misa con los locales. Esta es una propuesta que puede resultar entretenida. La misa en Samoa empieza temprano, a eso de las 0900h y tiene una duración de aproximadamente 1 – 1,5 horas.  Estaremos listos a media mañana.
Por la tarde, podemos pasear por Apia o bien hacer alguna actividad opcional. A partir de mañana vamos a estar muy ocupados recorriendo Samoa.

Día 13: LA INCREÍBLE ISLA JARDÍN
Arrancamos temprano para bordear la costa noreste de Upolu. Pasaremos por las espectaculares Cascadas Falefa y también por el paso Le Mata, donde podemos ver las preciosas vistas de la costa este y sur. El camino transita cerca de las cascadas de Sopoaga, plantaciones y las tradicionales villas samoanas (los “Fales” son una construcción muy original). Después pararemos en el famoso To Sua Ocean Trench, una verdadera maravilla de la naturaleza. En medio de frondosos jardines, encontramos un agujero de 30 metros al que se accede por una escalera. Es ideal para el baño.

Más tarde vamos a comer en Fao Fao Beach Fales y después haremos una paradita en la playa Fao Fao, una exquisitez de arena blanca y agua turquesa donde podemos nadar un rato. Por la tarde, iniciaremos nuestro camino de regreso por el suroeste y el camino que cruza la isla. Nuestra última parada la haremos en la cascada de Papapapaiatai, que ya verás que no te deja indiferente. Después pasaremos por el templo Bahai y descenderemos a Apia de camino a nuestro hotel.

Día 14: LOS BUFADEROS DE SAVAI’I
Hoy cruzamos el estrecho y nos vamos a la isla de Savai’i. La verdad es que tengo dudas sobre cuál es más bonita. Es como elegir entre un lugar precioso y otro maravilloso. Mejor que lo decida cada uno, así que nos vamos temprano.

Lo primero que haremos es pasar por el mercado de Salelologa, donde podemos comprar algunos de las increíbles frutas tropicales del Pacífico Sur. Con el estómago lleno, nos vamos a ir a un lugar mágico. ¿Te imaginas que lanzas un coco y se queda suspendido en el aire? ¿Magia? No. Lo que pasa es que estamos en los “blowholes” (bufaderos). Es un fenómeno curioso porque el agua entra por los conductos internos de la roca porosa y sale disparada a gran velocidad. Es difícil calcular cuando el agua llega a su máxima potencia, pero si lanzáramos el coco en el momento adecuado, veríamos volar al coco. ¡Ver volar al coco! Suena divertido.

Ahora sí, vamos a experimentar algo de artesanía tradicional y aprendamos a hacer Siapo, una de las formas de arte samoano más antiguas. Ya hemos trabajado bastante, así que vamos a nadar. Primero nos zambulliremos junto a las increíbles cascadas de Afu Aau y después de comer, descansaremos junto a la piscina del hotel Savaiian.

Como hemos salido muy temprano, igual estamos cansados, así cruzaremos de nuevo el estrecho para regresar “a nuestra casa en Samoa”.

Día 15: LA ISLA DEL TESORO
Hoy vamos a pasear por Apia y sus alrededores para conocer los lugares históricos de Samoa. Lo primero que haremos es visitar la Península Mulinu’u. Encontraremos algunos cementerios de importantes familias de Samoa. Paro aquí para hablar un poquito sobre la estructura familiar en Samoa. Es muy parecida a la de Fidji. Familias agrupadas en aldeas que tienen a un Chief (Jefe o Responsible) que interviene como voz sabia en disputas y en toma de decisiones.
Posteriormente, vamos a visitar el Parlamento, el monumento de la independencia y la Corte de Títulos y Tierras (el control de la tierra es un tema de gran importancia en los países del Pacífico Sur).  Como ya hemos mencionado, Samoa fue colonia alemana, así que vamos a dar una vuelta por el Monumento Alemán, donde se izaba la bandera alemana durante aquel periodo y también fue el primer lugar que pisaron los misioneros católicos en Samoa.
Más tarde vamos a hacer una parada en el mercado local de productos frescos y vegetales, donde encontraremos frutas, plantas, flores, artesanía y regalitos para los que no han tenido la suerte de poder venir.
Ya os podéis imaginar que la agricultura es un pilar básico en los países del Pacífico Sur, así que daremos un paseo por el Campus Agrícola de la Universidad del Pacífico Sur y posteriormente nos daremos una vuelta para ver la magnífica Catedral de Moamoa, una de las más antiguas de Samoa. Por fin, llegamos a la antigua vivienda de Robert Louis Stevenson, donde visitaremos su fantástico museo.

Por la tarde, no hay que despistarse porque tenemos que ir al aeropuerto para regresar a Fidji. Las conexiones aéreas en el Pacífico Sur no son todo lo convenientes que nos gustaría, así que volaremos hasta Nadi para posteriormente tomar otro vuelo cortito a Suva, la capital de Fidji. Aterrizaremos en el aeropuerto de Nasouri (Suva) y nos alojaremos en el hotel Novotel, que tiene una vista preciosa.

Día 16: EN KAYAK POR EL RÍO NAVUA
Como ya hemos comentado, los trayectos fluviales son imprescindibles en Fiji para conectar con el interior de la isla principal. Si bien es cierto que la mayoría de población se concentra cerca del mar, en el interior también hay numerosas aldeas que dependen del río. Hoy nos vamos de excursión a Navua para bajar por el río entre preciosos acantilados haciendo un suave paseo en kayak. Comeremos en la playa y luego caminaremos hasta la cascada Wainikavou. Más tarde abordaremos una lancha motorizada para entrar al cañón y ver numerosas cataratas. Los escenarios son verdaderamente espectaculares.

A media tarde nos iremos al hotel. Si os apetece, por la tarde podemos ir a pasear un rato por Suva. No es una ciudad que tenga edificios de interés especial, pero es una de las urbes más importantes del Pacífico Sur, así que puede ser agradable dar un paseo.

No vamos a llegar a tiempo para visitar el Museo de Suva. Es muy sencillo y únicamente interesante por el material arqueológico, pero presenta una curiosidad: la famosa suela del zapato del misionero Thomas Baker (http://news.bbc.co.uk/hi/spanish/misc/newsid_3266000/3266921.stm). 

Día 17: LA COSTA DEL SOL FIDJIANA.
Arrancamos tras desayunar y preparar nuestras cosas. Tranquilamente vamos a transitar por la carretera más espectacular de todo Fidji. No tenemos prisa, así que vamos a disfrutar del maravilloso paisaje. Nuestro objetivo es llegar a Wananavu, en la costa del sol fidjiana. Allí es donde nos vamos a alojar.

Para los amantes del buceo, este es un lugar perfecto para practicar este deporte, experimentarlo o aprenderlo, pero también hay otras muchas actividades que se pueden hacer aquí. El mini-crucero al atardecer es fabuloso, porque nos acercaremos a las islas cercanas y la puesta del sol desde este lado de Viti Levu es realmente preciosa.

Día 18: EXPLORAMOS EL NORESTE DE FIDJI
Tenemos este día para explorar la genial costa del sol de Fidji. Cerca de Wananavu hay numerosos senderos para caminar, pero también podemos disfrutar del mar, de la piscina o bien relajarse en la habitación. Si eso no es suficiente, tenemos múltiples opciones para realizar durante el día.

Como opción, podemos durante el día podemos ir visitar las diminutas y cercanas islas de Nananu-i-Cake y Nananu-i-Ra, pasear por la playa o bien nadar y hacer esnórquel.

También hay muchas actividades gratuitas: tenis, demostración de cocina, voleibol, charlas culturales para aprender más sobre Fidji, carreras de cangrejos. En fin… que no nos vamos a aburrir. Por la tarde, podemos escuchar música en directo. Los fidjianos tienen un talento innato para la música, seguro que nos va a encantar.

Día 19: LA PRECIOSA ALDEA DE NAVALA
Aquí empiezan los días de “depresión”. Queda muy poco para abandonar el paraíso y eso duele, y mucho. De todas maneras no vamos a ponernos tristes, porque todavía tenemos mucho que hacer. Hoy nos levantamos temprano y después de desayunar visitaremos una de las aldeas más famosas de Fidji, Navala. Está localizada en los altos de Ba y es de los pocos asentamientos que mantiene una arquitectura puramente tradicional. Pegadita a un río, Navala es especial porque todas las casas tienen el mismo tamaño y el tejado es a cuatro aguas y de paja. Esta aldea está sacada de un cuento.

Después de comer, no nos entretenemos más y ponemos rumbo a Nadi. Llegada al hotel.

Por la noche, opcional, podemos ir a cenar para despedirnos en Denarau o por la zona. Conocemos Denarau porque ya hemos pasado por allí al principio, cuando fuimos al archipiélago de Mamanuca. La isla de Denarau es una pequeña isla artificial pero que tiene de todo. Cerca del puerto hay numerosos lugares para cenar. Es realmente agradable pasear por esa isla.

En Denarau experimentamos el Fidji más turístico, aunque olvídate… esto no es Hawaii ni Benidorn. Fidji se cierra a las 10 de la noche. Aunque si apetece, siempre hay algun lugar donde ir a bailar.

Día 19: CAMINO A CASA. VUELO A SINGAPUR.
Ahora sí. Ya podemos dejar caer algunas lagrimitas. Esto se acaba. Hoy nos levantamos a la hora que queramos, desayunaremos tranquilamente y vamos a tener el día libre para lo que nos apetezca. Eso sí, sin olvidarse que esta noche nos vamos a Singapur. Si os apetece, podemos ir a la ciudad de Nadi a realizar las últimas compras, aunque si a alguien todavía le quedan ganas, todavía tenemos un tour opcional para ofrecer.

El conocido como el Tour del Gigante Dormido, arranca en nuestro hotel. Después de dar un pequeño paseo por Nadi, visitamos un precioso jardín botánico (donde las orquídeas son el atractivo principal), subimos al “Vuda point” para obtener una vista de toda la isla y también pasamos por un mercado local.

De todas maneras, si ya estáis cansados de tours. No hay problema, hay muchas más cosas que hacer. Podemos dar una vuelta por Wailoaloa o bien ir a “First Landing”, donde pusieron pie por primera vez los habitantes de Fidji.

Por la tarde, traslado al aeropuerto y vuelo a Singapur. Se acabó el Pacífico Sur, pero no las vacaciones. Suma y sigue.

Día 20: LLEGADA A SINGAPUR. VISITA A LA CIUDAD.
Llegada temprano en la mañana. Traslado al hotel para desayunar. Después del desayuno visita a la ciudad de 3,5 horas. Al finalizar la visita regreso al hotel para hacer el check-in.

Explora el colorido pasado de Singapur y su emocionante presente mientras recorres los diversos puntos de interés de la ciudad. El nombre de Singapur proviene del término sánscrito Singa Pura, o Lion City, y su intrincada herencia es una mezcla de culturas china, malaya, hindú y británica que se establecieron en esta pequeña nación isleña. Su orientación de la ciudad comienza con un recorrido por el corazón colonial de Singapur hasta el Padang, el principal recinto de la isla para eventos deportivos y reuniones. Desde el Padang, vemos el Cricket Club, Parliament House, Supreme Court y City Hall. Caminamos a lo largo de la encantadora explanada, llena de rascacielos futuristas, elegantes restaurantes y boutiques. Hacemos fotos en la estatua de Merlion, el símbolo distintivo de Singapur, con la cabeza de león y el cuerpo de un pez descansando sobre una cresta de olas.

La próxima parada será en Chinatown, una animada mezcla de pequeñas tiendas, pagodas y vendedores ambulantes. En el corazón de Chinatown se ubica el templo hindú más antiguo de Singapur, el espléndido templo de Sri Mariamman con su profusión de deidades talladas, coloridos frescos y puertas de campana.

El recorrido continúa hacia los Jardines de Orquídeas Nacionales ubicados dentro de los hermosos Jardines Botánicos, declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, con más de 20,000 plantas de orquídeas en exhibición. Después de pasear elegantemente por nuestros macizos de flores, regresamos al hotel.
Resto del día libre.

Día 21: SINGAPUR. DÍA LIBRE. VUELO DE REGRESO
Día completo libre hasta la hora de ir al aeropuerto en la noche. La salida del hotel se realiza antes de las 12 horas.

Día 22: LLEGADA A MADRID/BARCELONA
Llegada a Madrid o Barcelona.

Podrán realizarse vía email, teléfono o por la web, indicando claramente nombres y apellidos de los pasajeros (tal y como figuran en el pasaporte), viaje, fecha de salida, email y un número de teléfono de contacto. También se indicará si se desea el seguro opcional. Una vez confirmada la recepción de la reserva, se deberá realizar un ingreso del 40% del importe total en alguna de las cuentas abajo indicadas. En el caso de que el precio del aéreo supere el citado 40%, se podrá exigir un depósito superior. En el ingreso debe especificarse el nombre y apellidos del pasajero.

CUENTAS BANCARIAS

BBVAES68 0030 7031 610298002273
SANTANDERES68 0030 7031 610298002273
CAIXABANKES90 2100 0732 220200871947
KUTXABANKES04 2095 0119 90 9103242284
LABORAL KUTXA  .ES55 3035 0134 41 1341041134

Destinos por países