Japón. Tierra de contrastes. Octubre

Japón. Tierra de contrastes. Octubre

22 días

Según cuenta la leyenda Japón fue creado por la unión de los dioses Izanagui e Izanami, que desde lo alto de un puente flotante fijaron su vista hacia abajo, preguntándose cómo no había allí un país; alzando su lanza desde el cielo apuntaron justo a donde en la actualidad se encuentra situado Japón, solidificando el agua y creando una isla llamada Ono-goro-jima.

Japón es uno de los países más interesantes del mundo, formado por un archipiélago de más de 3.000 islas a lo largo de la costa asiática en el océano Pacífico, la llamada tierra del sol naciente sigue siendo todavía un mundo por descubrir.

Aquí el pasado abre sus puertas de par en par al futuro. En esta tierra es donde ambos estrechan sus manos. A lo largo de toda su historia, desde los viejos tiempos y a través de la Edad Media, Japón ha ido integrando todo aquello que le llegaba de culturas más avanzadas desde el continente asiático. Más tarde, a partir de la última mitad del siglo XIX, empezó a adoptar elementos de la civilización occidental. Al ir asimilando puntualmente estas numerosas influencias extranjeras, la civilización japonesa ha enriquecido la cultura confiriéndole una profundidad y unas dimensiones nuevas. Una extraordinaria armonía se ha ido tejiendo en la mezcla que entrelaza el refinamiento de los objetos y conceptos “orientales” con una tecnología punta que va a la par del estilo de vida urbano y ultramoderno del Japón contemporáneo, dándonos así la mejor de las pruebas de una historia larga y elocuente.

Imágenes de un viaje a Japón

JAPON PARTE I

JAPON PARTE I

DÍA RUTA HOTEL COMIDAS
2/10 Madrid/Barcelona - Kyoto. --- --
3/10 Llegada a Kyoto. Hotel --
4/10 Kyoto. Visitas. Hotel D
5/10 Kyoto. Visitas. Hotel D
6/10 Kyoto - Uji - Yonago Hotel D
7/10 Yonago - Matsue. Hotel D-C
8/10 Matsue - Hiroshima. Hotel D
9/10 Hiroshima - Himeji. Hotel D
10/10 Himeji - Kobe - Osaka. Hotel D
11/10 Osaka. Festival Danjiri. Hotel D-A
12/10 Osaka - Koyasan. Templo D-A-C
13/10 Koyasan – Nara – Hikone. Hotel D-C
14/10 Hikone – Kanazawa. Hotel D
15/10 Kanzazawa – Shirakawa-go – Takayama – Gero. Hotel D-C
16/10 Gero – Magone/Tsumago – Lago Suwa. Hotel D-A-C
17/10 Lago Suwa – Lago Kawaguchi. Hotel D-C
18/10 Lago Kawaguchi – Nikko – Kinugawa. Hotel D-C
19/10 Kinugawa – Tokyo. Hotel D
20/10 Tokyo. Visitas. Hotel D
21/10 Tokyo. Visitas. Hotel D
22/10 Tokio. Vuelo de regreso. - D
23/10 Llegada a Madrid /Barcelona. - -
D: desayuno C: cena

Precios

Mínimo 16 personas    5.410
Supl. 15 personas    195
Supl. 14 personas    215
Supl. Habitación individual    760
Tasas aéreas aproximadas    445

Salidas

02/10/2020

Servicios incluídos

•    GUÍA ACOMPAÑANTE RUTAS 10 a partir de 14 personas.•    Vuelo internacional en línea regular.
•    Alojamiento en habitación doble en hoteles categoría turista y una noche en templo.
•    Alimentación especificada en el cuadro.
•    Recorrido indicado en autobuses y trenes.
•    Entradas.
•    Guía local acompañante en castellano.
•    Seguro de viaje incluyendo hasta 4500¤ en gastos de cancelación. Consultar coberturas y condiciones en el apartado Seguro incluido

SERVICIOS NO INCLUIDOS•    Tasas aéreas.
•    Visados.
•    Gastos personales (bebidas, lavandería, teléfono etc.).
•    Cualquier otro servicio no mencionado como incluido.

LA RUTA

Día 2/10. Madrid/Barcelona – Kyoto.
Presentación en el aeropuerto para tomar el vuelo con destino a Kyoto. Noche a bordo.

Día 3/10. Llegada a Kyoto.
Llegada al aeropuerto internacional Kansai, tras realizar las formalidades aduaneras nos desplazamos hacia nuestro hotel. Alojamiento.

Día 4/10. Kyoto.
Desayuno en el hotel.
Salida para visitar Arashiyama, Kinkakuji, Ryoanji, Castillo Nijo, paseo por el mercado Nishiki.

Kinkakuji o Pabellón Dorado, originalmente construido como residencia de descanso para el Shogun, se convirtió después de su muerte y siguiendo su voluntad en templo budista. Es actualmente uno de los más conocidos de la ciudad.

Castillo de Nijo. Este castillo ornamental, rodeado por impresionantes jardines, fue construido por el fundador del Shogunato de Edo, para convertirse en su residencia de Kioto. El edificio principal fue terminado en 1603 y es conocido por su arquitectura Momoyama, por sus puertas corredizas y por el suelo.
Mercado Nishiki. Este es un mercado tradicional también conocido como “la cocina de Kyoto”. Allí puedes encontrar muchísimos productos relacionados con la comida: cuchillos, palillos, cacharros de cocina, algunos restaurantes para comer y comida preparada (brochetas de calamar, galletas, verduras marinadas, pulpos, camarones, galletas de arroz inflado…). Es un lugar realmente colorido.

Kioto, la capital cultural de Japón alberga más de 2.000 templos y santuarios, incluyendo 17 reconocidos como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Ryoanji, es un templo zen, que está catalogado como Patrimonio de la Humanidad de la Unesco desde 1994. Fue creado por la escuela Myoshinji, que pertenecen al Budismo Zen.
Es un jardín de forma rectangular frente a un edificio principal, está formado por arena rastrillada, musgo y rocas, tres de sus lados se encuentran cerrados por muros con lo que acotar la vista del jardín.
15 piedras de diferentes tamaños se encuentran en este espacio, colocadas en tres grupos.

Día 5/10. Kyoto.
Desayuno en el hotel y salida para ver el Templo Ginkakuji, el Templo Nanzenji y el Kiyomizu. Para luego pasear por el distrito Gion.
Paseando por el camino de la filosofía llegamos al Templo Ginkakuji, (templo del Pabellón de Plata). Fue originalmente diseñado como villa de jubilación del Shogun Yoshimasa, pero nunca llegó a ser bañado en plata, tal y como estaba previsto, así que sigue siendo de color marrón. Es espectacular el jardín de arena localizado en el exterior

Templo Nanzenji. Fue construido originalmente como un chalet imperial en 1264, pero después se convirtió en un recinto monástico y es considerado Patrimonio Cultural de Japón.  Es famoso por sus fantásticos jardines: jardín de rocas, jardín de musgo... Dentro del complejo hay distintos salones, pabellones y edificios como el fantástico acueducto del Periodo Meiji que formaba parte del sistema de transporte de agua entre Kioto y el lago Biwa.

El Templo Kiyomizu (Agua Pura). A 13 metros de altura, desde la terraza de la sala principal podrán apreciar vistas panorámicas de Kioto que les dejarán sin habla, al igual que cuando descubran que la sala principal y la veranda fueron construidas sin el uso de clavos o juntas.

Distrito de Gion. Este es el distrito más famoso de geishas en Kioto. Además de la posibilidad de ver geishas en ciertos lugares al atardecer, el barrio está repleto de tiendas, restaurantes y casas de té. Las casas de estrecha fachada son casi todas de madera. Hanami-koji es la calle más popular y un lugar precioso (y caro) para cenar.
Día 6/10. Kyoto - Yonago.
Desayuno en el hotel.
Salida para realizar la visita del Santuario Fushimi Inara, y ver la Ceremonia del Té en Uji.

El Santuario Fushimi Inari, localizado en la base de la montaña Inari, dedicado al espíritu del mismo nombre, es el principal Santuario sintoísta, que puede albergar hasta 32000 pequeños santuarios “bunsha” gracias a las donaciones de “torii” que hacían lo comerciantes. Inari es un espíritu que se asocia a la riqueza y la protección de cosechas.

La ceremonia del té (chanoyu), también conocida como el “camino del té” (chado o sado), es la preparación y el ofrecimiento ritualizado de té verde en polvo en presencia de invitados. Una ceremonia del té formal y completa incluye una comida (chakaiseki) y dos clases de té (koicha y usucha), y dura aproximadamente cuatro horas. Durante este tiempo, el anfitrión dedica todo su ser a crear un ambiente en el que sus invitados disfruten estética, intelectual y físicamente, rodeados al mismo tiempo de una gran serenidad.
Con el fin de lograr esto, el anfitrión o anfitriona puede pasar décadas para llegar a dominar no sólo los procedimientos acompasados necesarios para servir el té a sus invitados, sino también aprendiendo a apreciar el arte, la artesanía, la poesía y la caligrafía. Un profundo conocimiento de los arreglos florales, cocina y a cuidados de un jardín serán también determinantes para ser un gran anfitrión; y al mismo tiempo inculcarse a sí mismo, o a sí misma, la elegancia, el altruismo y la consideración por las necesidades de los demás. Aunque todos sus esfuerzos van dirigidos hacia el disfrute de los participantes, esto no quiere decir que el “camino del té” sea un pasatiempo complaciente para los invitados. La ceremonia sirve también para dar una lección de humildad a los participantes al concentrar la atención en la profunda belleza de los aspectos más sencillos de la naturaleza –como la luz, el sonido del agua, el brillo del carbón vegetal ardiendo y en la fuerza creadora del universo que se manifiesta a través del esfuerzo humano como, por ejemplo, en la creación de objetos hermosos.

Día 7/10. Yonago - Matsue.
Desayuno. Vamos a visitar el jardín japonés Yushien, y el Santuario Izumo Taisha, también el Castillo de Matsue.

El jardín Yushien situado a las afueras de Matsue, a unos 10 kilómetros del centro de la ciudad.
Se comenzó a construir en 1970, tiene una superficie de unos 40.000 metros con todos los elementos tradicionales de los jardines paisajísticos. Es uno de los jardines más esplendidos con flores de temporada, arboles, estanques, …… Conocido por sus flores peonias, su principal atracción y cuenta con al menos 250 tipos diferentes de estas flores, se realiza una siembra cuidada, y se pueden ver las flores durante todo el año, incluso se realiza un festival entre abril y mayo. Durante el invierno el jardín se cubre para proteger las plantas.

El Santuario de Izumo Taisha, es uno de los santuarios sintoístas más antiguos e importantes de Japón, se encuentra en Izumo, a unos treinta kilómetros de Matsue. Su fundación corrió a cargo de Amaterasu Ōmikami deidad del sol y del mundo celestial, remontándose su creación a tiempos míticos.
El estilo arquitectónico de estructuras sencillas de madera y sin pintura, y anteriormente más grande que el tamaño actual. Este santuario está considerado como un Tesoro Nacional.


Matsue es la capital de la prefectura de Shimane, originalmente la ciudad se creó rodeando el castillo en los años 1607-1611, periodo de su construcción, bajo el daymio (soberano feudal) Horio Yoshiharu.
Castillo de Matsue, “Castillo negro” es de los pocos castillos medievales y que conservan la estructura de madera, como su construcción fue posterior a la última gran guerra feudal, se “libró” de las batallas, aun así, solo la fortaleza principal y algunos muros llegan a nuestros días.
El castillo tiene una estructura compleja pensada para resistir las guerras, con forma de torre vigía y dando una impresión de majestuosidad, aparenta desde fuera que tiene cinco pisos cuando en realidad son 6, los muros están pintados de negro

Día 8/10. Matsue – Hiroshima.
Desayuno en el hotel y salida para visitar Hiroshima incluyendo el Parque Memorial de la Paz y Gembaku Domu. También se visitará el jardín Shukkeien.

No podremos evitar sobrecogernos y emocionarnos por lo que vamos a contemplar. Ninguna otra ciudad en el mundo es tan conocida por un momento en particular en la historia –el 6 de agosto de 1945-, cuando se convirtió en el primer objetivo de una bomba atómica.
Sin embargo, Hiroshima ha renacido de sus propias cenizas como un ave fénix y se ha reconstruido como una de las ciudades más vibrantes y relajadas de Japón, llena de amplias avenidas, comida deliciosa y gente amigable y hospitalaria.


Impresiona el edificio Gembaku Domu, todo lo que queda de la vieja ciudad. Una mezcla de tristeza, emoción y reflexión nos invadirá en cada uno de los monumentos: la Campana de la Paz; el Cenotafio; la Llama de la Paz que no se apagará hasta que el mundo esté libre de armas atómicas; el Monumento Infantil de la Paz; el Museo de la Paz.

El jardín Shukkei-en, localizado en la ciudad de Hiroshima y fue construido durante el periodo Edo.
Los jardines se abrieron al público, y en 1940 fue donado a Hiroshima. Al encontrarse muy cercano a la ciudad, cuando ocurrió el ataque nuclear sufrió muchos daños y fue lugar de refugio para las víctimas de la guerra. Tras su renovación, en 1951 se abrió nuevamente.

Día 9/10. Hiroshima – Himeji.
Desayuno en el hotel y salida para visitar el Santuario Itsukushima, tras la visita traslado a la estación de tren de Hiroshima para tomar el Shinkansen que nos lleva hasta Himeji, donde visitar el Castillo y Sake Brewery.

Cruzamos en ferry a la hermosa isla de Itsukushima conocida como Miyajima.

Miyajima. Una pequeña isla sagrada situada en el Mar Interior, ha sido un lugar santificado del sintoísmo desde los primeros tiempos. Uno de los lugares más fotografiados del país, "La Puerta Torii Flotante", designada como una de las ‘3 vistas más hermosas de Japón’, y que ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

El Santuario de Itsukushima (nombre real de la isla), está construido sobre pilotes para evitar la marea alta, momento en el que se refleja sobre el agua. Data del siglo VI, mientras que la estructura actual es del siglo XII. El ensamble de los edificios revela grandes conocimientos técnicos y artísticos.

Completan la visita la pagoda de 5 plantas Goku-no-to y el pabellón Senjokaku o de los mil tatamis. Un paseo por alguno de sus empinados caminos nos ofrece una hermosa vista. De hecho, uno de ellos nos conduce al templo Daisho-In, que realmente merece la pena una visita.

Castillo de Himeji. El más impresionante de los castillos feudales que se conservan, llamado Shirasagi-jo que significa garceta blanca y es Patrimonio de la Humanidad.

Día 10/10. Himeji – Kobe – Osaka.
Tras el desayuno, visita al Templo Shoshazan Engyo-ji (teleférico & meditación zen o experiencias Shakyo).
Paseo por la zona del Puerto de Kobe. Continuación a Osaka y visita al Castillo y la calle Dotonbori.

Templo Shosha Engyo-ji. Este templo de más de 1000 años de antigüedad está localizado cerca de la ciudad de Himeji y en medio de una densa área forestal. Debido a su belleza y la ausencia de infraestructura moderna, este escenario es muy utilizado para filmar películas históricas… entre ellas “El último Samurai”. Aquí podemos experimentar la copia de sutras, una de las prácticas de formación budista (muy parecido a la caligrafía japonesa).

Kobe, capital de la prefectura de Hyogo e importante puerto internacional, Kobe es también conocida por el legendario buey de Kobe, muy apreciado por los gourmets, por el comercio de perlas y por su sake.
Meriken es un bonito parque en la zona portuaria.  Construido sobre un afloramiento de tierra recuperado al mar, el parque está cubierto de césped y patios abiertos salpicados de una colección de instalaciones de arte moderno y fuentes.  Si durante nuestro tiempo en la ciudad paseamos por Kobe, veremos algunas de las construcciones más emblemáticas y de arquitectura contemporánea de la ciudad, como la Torre del puerto de Kobe o el Museo Marítimo de Kobe.

Osaka, tercera ciudad más grande de Japón, después de Tokio y Yokohama. Se encuentra ubicada en la principal isla del archipiélago, Honshū, en la desembocadura del río Yodo en la bahía de Osaka. El monumento más famoso de la ciudad es su Castillo, que desempeñó un papel importante den la unificación de Japón. Destruido varias veces y reconstruido otras tantas, hoy día es junto a su parque un pulmón para la ciudad. En él conoceremos como se desarrolló la guerra entre el clan Toyotomi y el de Tokugawa. La campaña se dividió en dos fases, conocidas como «campaña de invierno» y «campaña de verano», después de las cuales el clan Tokugawa resultó vencedor, lo que permitiría al clan hacerse con el poder del país durante más de 250 años. El conflicto fue el primer acontecimiento importante ocurrido en Japón en ser descrito en idioma inglés, así como la última ocasión en que dos ejércitos samuráis se enfrentaron en un campo de batalla. Desde su última planta la vista sobre la ciudad es digna de ver.

Los barrios de Dotonbori y Shinsaibashi, nos acercan a conocer la vibrante vida de esta ciudad, tanto de día como de noche. Uno de los placeres de la ciudad, es probar sus reconocidas especialidades culinarias.

Durante el tiempo libre se puede visitar la Torre Umeda Sky, incluido entre los edificios Top20 del mundo, que nos ofrecerá una buena vista de la otra parte de la ciudad. Además de ofrecernos magníficas vistas, la construcción del edificio es realmente singular, por lo que merece la pena visitarlo.

También durante el tiempo libre, se pueden hacer compras en Tsutenkaku/Shinsekai, en el sur de Osaka. Este barrio se inauguró tras la reconstrucción de la Torre Tsutenkaku y es uno de los más famosos por su cultura. La comida típica de este distrito son los pinchos o brochetas de pollo, de carne, y otros fritos.
En Osaka podemos encontrar los mejores restaurantes para probar el pez-globo. Por último, relajarnos en los grandes baños termales de SPA-World, también es una buena opción.

Día 11/10. Osaka. Festival Kishiwada Danjiri.
Desayuno en el hotel y tiempo para asistir al Festival Kishiwada Danjiri “uno de los más famosos e históricos en Japón”.

El festival Kishiwada Danjiri, una de las fiestas japonesas más populares de la prefectura de Osaka, atrae a miles de turistas que llegan desde todas las partes de Japón.

Este festival caracterizado por la pasión de sus participantes, se celebra desde hace 300 años. Agrupados por barrios y gremios de carpintería de Kishiwada, Osaka, los participantes tiran con cuerdas de las gigantescas carrozas de madera, un total de 30, y las mueven a gran velocidad por esta ciudad portuaria. Mientras, músicos de todas las edades tocan los tambores y marcan el ritmo. En la parte superior de la carroza, el maestro artesano (Daiku Kata), se juega la vida haciendo acrobacias sin sujeción mientras es transportado. Lo más espectacular es cuando toman las curvas, ya que las carrozas –que transportan deidades- a veces pierden el equilibrio y se estampan en medio de la calle debido a la inercia. Los que tiran de las carrozas lanzan el grito de guerra propio de su danjiri (gremio vecinal). La procesión tiene una duración de unas cuatro horas y al llegar la noche, estacionan las carrozas y les cuelgan unas lámparas de papel. Posteriormente se sientan a su alrededor para festejar con comida y bebida.

En la víspera del festival principal, se celebra “Yoimiya”, donde se realizan procesiones en el día y una más por la noche, carrozas con luces a un ritmo lento. 

Día 12/10. Osaka – Koyasan.
Desayuno en el hotel y seguido nos dirigimos hacia Koyasan, donde visitar Daimon, el complejo del Templo Danjo Garan, el Templo Kongobuji. Tras la cena se puede disfrutar de un tour nocturno al Templo Okunoin.

Declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. El Monte Koya o Kōyasan es el centro más importante del budismo shingon en Japón. Está situado en un valle rodeado de los ocho picos de la montaña del mismo nombre, junto al pueblo de Koya, en un lugar que se creía sembrado de lotos. Kōyasan deriva de Kongobuji, nombre del templo más importante del lugar, que significa "Templo de la Montaña del Diamante".

El asentamiento original fue elegido por el monje Kukai en el año 819 como cuartel general del budismo shingon japonés, a unos 800 metros de altitud, al oeste de la península de Kii. Allí se construirían a lo largo del tiempo los 120 templos que ocupan el valle y una universidad dedicada a estudios religiosos.

Los lugares más destacables de la montaña que visitaremos son:
Daimon Gate; Okuno-in (mausoleo de Kukai), rodeado por un inmenso cementerio, el más grande de Japón; el complejo del templo Danjo Garan, que es el corazón del monte Koya, y Templo Okuno-in.
Templo   Kongobuji, el más importante del budismo shingon, construido en 1593 por Toyotomi Hideyoshi y reconstruido en 1861.

Día 13/10. Koyasan – Nara.
Desayuno en el hotel y salida para visitar el Parque de los ciervos, seguido el Templo Todaiji, a continuación, el Santuario Kasuga Taisha, y al finalizar la visita continuaremos hacia Hikone, donde visitar el castillo.

Nara fue la capital de Japón de 710 a 784. En esta ciudad florecieron las artes, la artesanía y la literatura. También aquí se originó el budismo japonés. Caminar por las calles, como el barrio de Naramachi, y por el parque de Nara con sus magníficos templos equivale a recorrer las páginas de la historia.

El parque de Nara es conocido como ‘parque de los ciervos’ gracias a una gran cantidad de estos animales domesticados que lo habitan. Los ciervos Sika vagan por toda la zona libremente, están protegidos oficialmente como tesoros y se interpreta por el sintoísmo que son mensajeros de los dioses.

Alrededor del parque se encuentran la mayoría de los templos, entre ellos el Todai-ji. Originalmente construido a principios del siglo VIII, este templo es conocido mundialmente por su Daibutsu, una estatua de bronce de Buda de 16,2 metros de altura, la estatua de bronce más grande del mundo. El Daibutsu se completó en 752. El edificio principal es el edificio de madera más grande del mundo, con sus 48,6 metros de altura, 57,3 metros de largo y 50 metros de ancho. Sin embargo, reconstruido en 1702 después de un incendio, el edificio actual es mucho más pequeño que el original.
Daremos un paseo para ver el Santuario Kasuga. Fundado en 798 y reconstruido varias veces, es el santuario de la familia Fujiwara. Además, es Patrimonio de la Humanidad como parte de los Monumentos históricos de la antigua Nara.

Hikone es una pequeña ciudad a orillas del Lago Biwa. Famosa por su castillo, aunque es relativamente pequeño, muestra un diseño único que combina varios estilos diferentes de arquitectura, motivo por el que ha sido designado como tesoro nacional, la distinción más alta para los bienes culturales en Japón, y que poseen sólo otros cuatro castillos. El famoso Castillo de Hikone es un lugar histórico, el más famoso de la ciudad. Su origen es del periodo Edo, y su construcción es de 1603 y finalizado en 1622 con piedras del antiguo Castillo Sawayama.

Día 14/10. Hikone – Kanazawa.
Tras el desayuno salida hacia Kanazawa, donde visitaremos el Mercado de Omicho, el jardín Kenrokuen, y el distrito Higashi Chaya.

Visitar Kanazawa supone sumergirse en el Japón de la época feudal. Sus calles flanqueadas por casas señoriales, sus antiguas zonas de recreo, su castillo y el magnífico jardín Kenrokuen lo convierten en un destino de lo más exótico. Aunque su castillo es una reconstrucción, y el Jardín Kenrokuen es uno de los tres más bellos del país. Con una extensión de unas 10 hectáreas, fue inicialmente el jardín del castillo.
Creado alrededor de 1676, cuenta con seis atributos que le dan su nombre: inmensidad, cuidadosa distribución, respetabilidad, solemnidad, frescura, y paisajes encantadores.

El Mercado de Omicho, tiene una historia que viene desde más de 250 años, llamado como la “cocina de Kanazawa”. Un mercado donde se pueden adquirir pescados y mariscos procedentes de Ishikawa, también verduras traídas desde Kaga, encontramos otros muchos productos en los más de 170 establecimientos. Aquí se puede degustar un aperitivo y encontramos el “Kabayaki” junto con más especialidades de la región.

El distrito Higashi Chaya Machi, el barrio de geishas más grande de Kanazawa y patrimonio histórico.

Día 15/10. Kanazawa - Shirakawago - Takayama - Gero.
Desayuno en el hotel y salida para llegar a Shirakawa-go donde se hará una parada para realizar la visita, y al finalizar continuar hasta Takayama.
Seguido llegando a Gero, donde se encuentra el alojamiento.

Shirakawago, y su vecina región Gokayama, bordean el Valle del Río Shogawa en las remotas montañas que se extienden desde Gifu hasta la prefectura de Toyama. Ambas prefecturas son famosas por sus tradicionales casas gasshou-zukuri, algunas de los cuales tienen más de 250 años y que fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1995. Gasshou-zukuri significa "construido como manos en oración", como los techos de paja de las escarpadas masías se parecen a las manos de los monjes budistas presionadas juntas en oración. Es un estilo arquitectónico desarrollado a lo largo de muchas generaciones, y está diseñado para soportar las grandes cantidades de nieve pesada que cae en la región durante el invierno. Los techos, los cuales fueron construidos sin clavos, proporcionan una gran buhardilla usada para el cultivo de gusanos de seda.

Takayama, antigua ciudad feudal conocida por sus casas de madera que, por su alineación y altura uniformes, aportan a las calles una belleza singular. Las tres calles principales de San-machi Suji son estrechas y llenas de tiendas de productos tradicionales, talleres de artesanía, tabernas y cervecerías.

Día 16/10. Gero – Magone/Tsumago – Lago Suwa.
Desayuno, hoy se va a salir a Magome para llegar a Tsumago realizando una la caminata que une las dos poblaciones. El sendero entre Magome y Tsumago es una sección en buen estado de la antigua ruta Nakasendo, que discurría a lo largo del valle del Kiso y conectaba Tokio con Kioto durante el período Edo. Sus 8 km de largo nos llevarán entre dos y tres horas a un ritmo pausado. Aún conservan el estilo de cuando eran postas de la ruta.
También se va a disfrutar de la experiencia de la recogida de la manzana. Al finalizar traslado al Lago Suwa.

Día 17/10. Lago Suwa – Lago Kawaguchi.
Desayuno. Vamos a visitar Suwa Taisha, y seguido llegar a la Destileria Suntory Hakushu, haciendo un tour en la factoría y una degustación.
Visita al Museo de Arte Itchiku Kubota, y continuación para llegar al Lago Kawaguchi donde se localiza nuestro alojamiento.

Suwa Taisha, “Gran Santuario Suwa”, un Santuario de los más antiguos y situado en la prefectura de Nagano, y con más de 1200 años, son cuatro complejos denominados “el Maemiya, el Honmiya, el Harumiya, el Akimiya”

Museo de Arte Itchiku Kubota. Un artesano del teñido de kimono, Itchiku Kubota, seguro que no nos suena su nombre, es un artista muy reconocido fuera de Japón por sus creaciones, y por la técnica reinventada “tsujigahana! El museo se encuentra en la zona de Kawaguchi.
El museo, edificio y jardín muestran el mundo de este artista, inspirado en la naturaleza, al adentrarnos vemos algunos dibujos y bocetos. Se puede pasear por el jardín y tomar algunas instantáneas.
Mezclando las técnicas occidentales y japonesas se construyó el edificio principal.

Lago Kawaguchi, uno de los lagos situados a pie de Monte Fuji, y desde el cual se puede disfrutar de la vista del Fuji con un día despejado. Este lago ofrece multitud de actividades, desde la pesca o los museos hasta disfrutar de las aguas termales. Es un lugar para visitar durante cualquier momento del año, en primavera con la floración, en verano cuando se cubre de lavanda por el festival en el parque Yagizaki o en otoño con el festival de las hojas arce, en invierno ver mucho más despejado el Fuji.

Día 18/10. Lago Kawaguchi – Nikko.
Desayuno en el hotel y salida hacia Nikko, primero se llegará a la quinta estación Fuji, y luego se continuará a Nikko donde se visitará el Lago Chunzenji, Cataratas Kegon y el Santuario Toshogu.
Al finalizar las visitas nos trasladaremos hasta Kinugawa donde nos alojaremos.

El lago Kawaguchiko es el más fácil de llegar, es una turística ciudad con aguas termales, museos, un parque de atracciones, hay un teleférico, y con vistas del Mt. Fuji desde la parte este del lago, aunque no siempre es visible por las nubes.
En otoño los fotógrafos disfrutaran de los colores otoñales, en el “Túnel Momiji”, una parte de la carretera que se encuentra cubierta de árboles de arce a lo largo de la costa norte del lago.

La quinta estación Fuji Subaru (富士スバルライン五合目), es también conocida como la quinta estación Yoshidaguchi (o quinta estación Kawaguchiko), situada a 2300 metros sobre el nivel del mar, es la más popular y desarrollada, así como de más fácil acceso desde la ciudad de Tokio. Se puede llegar prácticamente durante todo el año, si las condiciones lo permiten, y se ha convertido en un lugar muy popular fuera de la temporada de hacer escalada.
Para alcanzar Kawaguchiko, desde la quinta estación de la línea Subaru de Fuji, se recorre la carretera escénica que desciende por la ladera de la cara norte del Mt. Fuji. Es una carretera que dependiendo de la climatología puede cerrarse por nieve, y se cierra a transporte privado durante la temporada de escalada, funcionando autobuses de enlace.
Desde la quinta estación se disfruta de la vista impresionante de la zona de los cinco lagos, Shojiko, Saiko, Kawaguchiko, Motosuko y Yamanakako, siendo un lugar muy frecuentado entre las personas que no realizan escalada.
Fuji, la montaña más famosa y alta de Japón, con algo más de 3700 metros de altura atrae millones de turistas durante todo el año. Este volcán activo, pero con poco riesgo, es considerado el símbolo del país. Muchos aficionados al alpinismo vienen y ascienden por la noche para poder disfrutar del amanecer en la cima.
Al P.N. de Nikko se accede por Irohazaka, una carretera sinuosa con enormes curvas que la hacen de sentido único y que nos lleva al hermoso Lago Chuzenji en medio de las montañas. La mente nos jugará una mala pasada trasladándonos a lo que será este lugar en otoño.
La Cascada Kegon, es una gran caída de agua que sale del Lago. Cuenta con una altura de 97 metros y es una de las más bonitas de Japón. Vista desde lo alto. Si llegamos a tiempo, el que lo desee puede bajar en el ascensor para obtener una hermosa vista desde abajo.

Nikko, es al mismo tiempo una maravilla de belleza natural y un importante emplazamiento de obras maestras arquitectónicas de Japón. Forma parte del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco desde 1999. El Santuario Toshogu, terminado en 1636 es un mausoleo para Tokugawa Leyasu, fundador del Shogunato Tokugawa que gobernó Japón durante 250 años. Este templo lujosamente decorado, consiste en más de doce edificios shinto y budistas en un precioso bosque. La mayoría de los edificios de los santuarios, así como numerosos elementos, han sido catalogados como Tesoros nacionales o valioso patrimonio cultural.

Día 19/10. Nikko - Tokyo.
Desayuno en el hotel.
Salimos para visitar el Parque Hitachi, y seguido el Daibutsu Ushiku. Al terminar continuación a Tokyo donde se puede pasear por la ciudad.

El Parque Hitachi, se localizada frente al Océano Pacifico en Hitachinaka, ofrece amplios jardines, con tulipanes, narcisos en primavera o en verano las rosas, las amapolas, los girasoles, ofrece una amplia oferta de diferentes flores en función del momento del año. Cubre un espacio de 190 hectáreas, cuenta con estanques y una noria, así como caminos para bicicletas o espacios preparados para comer.
En este parque se celebrar el “Festival de Rock en Japón” en el mes de agosto.

Ushiku Daibutsu o Buda de Ushiku, una estatua de 100 metros de alto sin contar el pedestal donde está colocada, fue terminada en 1995, estructura de acero y recubierta de bronce. Esta estatua representa Amitābha, un buda celestial descrito en la escuela de Budismo Mahāyāna.
Se puede acceder a la estatua, cuenta con un ascensor interno. En los alrededores hay un parque con diferentes tipos de plantas que se ven florecidas durante todo el año. En este lugar se realizan festivales y fuegos artificiales.

Día 20/10. Tokyo.
Desayuno y salimos para realizar visitas en la ciudad, incluyendo el Templo Asakusa y la calle Nakamise, también por fuera el mercado de pescado Tsukiji, Odaiba y la Torre de Tokyo.

Mercado de pescado Tsukiji, el mercado mayorista de pescado más grande del mundo. En la zona interior se comercia con más de 400 productos marinos distintos. La zona exterior es una mezcla de puestos de venta al por mayor y al público de diferentes utensilios. Diversos pequeños restaurantes ofrecen sushi desde primera hora.

Continuación a las calles Asakusa/Nakamise. Asakusa alberga el santuario budista Senso-ji conocido como Asakusa Kannon y es el más antiguo y visitado de Tokio. Las calles a su alrededor invitan a un paseo entre sus tiendas de artesanía japonesa y suvenires.

Nos acercaremos a la Torre de Tokyo (Tokyo Tower), pintada de rojo y blanco y una altura de casi 333 metros. Desde su observatorio se puede ver gran parte de la ciudad.

Día 21/10. Tokyo.
Desayuno en el hotel. Salida para visitar el Observatorio del edificio del Gobierno Metropolitano de Tokio, el Santuario Meiji Jingu y continuación hacia el Palacio Imperial, jardines del este. Al finalizar la visita, traslado a la calle de tiendas Ueno, y hasta el área de Akihabara.

Ginza es el barrio para hacer compras más caro de Tokio, además de un fantástico distrito en el que se pueden encontrar numerosos restaurantes y lugares de entretenimiento.

El, el más famoso de Tokio, dedicado al espíritu del último Emperador Meiji. El parque que lo rodea es un bosque de unos 120.000 árboles de cerca de 365 especies diferentes, lo que hará que se olviden de que están en una de las ciudades más grandes del mundo.

Continuamos al distrito de Akihabara que en los últimos años ha ganado el reconocimiento como la cultura otaku (fanático) del centro de Japón. Numerosas tiendas y establecimientos dedicados al anime y al manga, se mezclan junto a las innumerables tiendas de electrónica. Los domingos, Chuo Dori, la calle principal a través del distrito, está cerrada al tráfico de las 13:00 a las 18:00.

Día 22/10. Tokyo. Vuelo de regreso.
Tiempo libre hasta la hora del traslado al aeropuerto para tomar el vuelo de regreso.

Día 23/10. Llegada a Madrid/ Barcelona.

Documentación.
Pasaporte con validez 6 meses a la fecha de salida en el país, así como billete de ida y vuelta.

Visados
No es necesario visado para entra en Japón.

Registro en Ministerio de Asuntos Exteriores.
El Ministerio de Asuntos exteriores español posee un departamento específico para inscribirse cuando se viaja al extranjero. https://www.visatur.maec.es/viajeros/

Sanidad. No es obligatoria ninguna vacuna para entrar en Japón. Enlace al Ministerio de Sanidad.

Botiquín de uso personal incluyendo medicamentos genéricos para varios usos, así como específicos en caso de que se esté bajo algún tratamiento particular.

Embajada de España en Japón
Cancillería: 1-3-29 Roppongi, Minato-ku,
Tokio 106-0032
Tel.: +81–(0)3-3583-8531/33
Fax: +81–(0)3-3582-8627
Correo electrónico: emb.tokio@maec.es
Tel. de emergencia: +81 – (0)80-4368-2817

Información válida para ciudadanos con pasaporte ESPAÑOL, otras nacionalidades consultar.

Destinos por países