• Qué visitar en Armenia

Qué visitar en Armenia

Categorías: Armenia | Asia

El Cáucaso sur es una región injustamente desconocida para una inmensa mayoría de los viajeros españoles. Un error que en los últimos años parece estar revirtiéndose por el creciente interés que la República de Armenia despierta, un país de dura y deslumbrante naturaleza y grandes tesoros artísticos: te descubrimos qué visitar en Armenia, en un viaje que nunca olvidarás.

Es importante señalar que el viajero no debe ser ajeno a realidades tan complejas como las de la República de Armenia y el pueblo armenio. Sin embargo esta bitácora dedicada al viaje no va entrar en otras consideraciones que no sean dar información práctica para conocer el destino, si bien se invita a profundizar en su realidad en foros más pertinentes.

Antes de viajar a Armenia

Ocho días de recorrido bien organizado permiten conocer este pequeño país de poco más de 3 millones de habitantes ubicado en una imaginaria frontera entre Europa y Asia. Por la estratégica centralidad de Ereván, es habitual que el viajero utilice la capital como base de operaciones, sin embargo esta decisión impide entrar en contacto con su activa vida rural, por lo que el consejo es planificar alguna noche en alojamientos de localidades más pequeñas.

Otra consideración importante a la hora de planificar los desplazamientos es concienciarse de que la abrupta orografía y algunas infraestructuras alargan los trayectos en coche, en algunos casos con medias de 50 km/hora. En compensación las carreteras más montañosas ofrecen un bellísimo paisaje. Otro punto destacado en la organización es recordar que es habitual visitarlo junto a la vecina Georgia, e incluso Azerbaiyán.

Es también importante informarse de las temperaturas ya que Armenia cuenta con grandes diferencias según la estación del año. Por su altitud en los meses de invierno la temperatura media es de cero grados mientras en los meses más calurosos del verano se alcanzan los 25º.

información practica para viajar a Armenia

Armenia es un país montañoso, condición que el viajero debe tener en consideración al programar los tiempos en sus desplazamientos en automóvil.

Qué ver en Armenia

Nuestras sugerencias sobre qué visitar en Armenia se organizan en excursiones, todas ellas se pueden realizar en una única jornada desde Ereván.

Plaza de la República en Ereván

En torno a la Plaza de la República se articula gran parte de la vida en Ereván, una ciudad en plena transformación que apuesta por abrirse al mundo.

Ereván, ciudad reinventada

La capital armenia se reinventa desde 1991 cuando consiguió la independencia de la Unión Soviética, y lo hace con notable éxito. A su favor tiene el ímpetu de ser una populosa y animada urbe que supera el millón de habitantes orgullosos de una historia que se remonta al año 782 a.C, antes incluso que la de la inmortal Roma. Así Yerevan, como también se puede ver escrito, se transforma para cumplir con todos los tópicos de las modernas ciudades del siglo XXI que aspiran a los parabienes de la globalidad.

Con todo la ciudad no ofrece grandes hitos al visitante. Para tomarla el pulso hay que ir a la plaza de la República, siempre muy animada. Entre otros edificios notables, ahí se encuentran la Galería Nacional Armenia y el Museo de historia de Armenia enmarcados en una gran fuente, este último un imprescindible para conocer la historia del país junto al Museo del genocidio de las afueras de la ciudad.

La moderna Catedral de San Gregorio el Iluminador, donde las mujeres deben cubrirse el pelo con un pañuelo que no es necesario anudar, es otro punto clave junto al que se encuentra el agradable parque Luna. También se debe visitar el mercado, la ópera, la Mezquita Azuk de 1766 o la catedral de San Sarkis. Por su simbolismo, no hay que perderse la visita al parque Victoria, donde se encuentra la estatua de la Madre Armenia.

Las compras más cosmopolitas se concentran en la avenida Northern y los amantes del arte moderno disfrutarán del espacio cultural Cascada. En lo alto de su original arquitectura en escalera se encuentra un excelente mirador sobre una ciudad siempre enmarcada en uno de los volcanes más emblemáticos del mundo, el de Ararat donde la tradición ubica el Arca de Noé.

Templo Garni en Armenia

Dedicado al al dios solar Mihr, el templo griego de Garni da testimonio de que las tierras armenias han atraído a infinidad de pueblos europeos y asiáticos.

Región de Kotayk: Monasterio de Geghard y Templo de Garni

Las ciudades de Garni y Geghard se encuentran en la región de Kotayk en el centro geográfico del país, conviene no equivocarla con la famosa cerveza del mismo nombre, la más popular en Armenia que sin duda probarás.

Uno de sus mayores atractivos es el Monasterio de Geghard, que ofrece una impresionante vista con su construcción excavada en la montaña. Es además un lugar muy venerado por custodiar una de las reliquias más apreciadas de la iglesia armenia, la lanza clavada por el soldado romano en la costilla de Jesús crucificado. Además de una de sus cuevas brota un manantial sagrado para la tradición. En Garni se encuentra uno de los monumentos más visitados del país, el templo de Garni, probablemente construido en el siglo I d.C. como templo al dios solar Mihr. Pero esta región cuenta con muchos atractivos como la fortaleza ciclópea de Darani o la de Jrvezh, ambas del milenio II a.C., además de infinidad de iglesias de los siglos VI al X.

Ruinas Zvarnots de la Catedral de San Gregorio el Iluminador

Redescubiertas en el siglo XX, las ruinas de la antigua catedral del siglo VI se han convertido en un símbolo de la entidad armenia.

Región de Armavir: Echmiadzín, Santa Hripsimé y ruinas de Zvarnots

En 30 minutos en coche desde Ereván se llega a la ciudad sagrada de Echmiadzín, el equivalente al Vaticano de la Iglesia Apostólica de Amenia. La visita a la ciudad santa y residencia del Catholicós, el papa de la iglesia armenia, permite conocer la que se dice es la catedral más antigua del mundo, construida en el año 303 en el lugar que en un sueño Jesús indicó a Gregorio el Iluminador. El edificio resulta tan interesante por fuera como por dentro, imprescindible.

Como también lo es la Iglesia de Santa Hripsimé. Levantada en el año 618, la leyenda dice que se emplaza en el triste escenario donde murieron las 40 vírgenes que huyeron del emperador romano Diocleciano. Pero un rey quiso casarse con la bella Hripsimé, que lideraba el grupo, y ante la negativa de la cristiana a contraer nupcias con un pagano fue lapidada junto a todas sus acompañantes. Al margen del interés de la leyenda el edificio representa la más pura arquitectura eclesial armenia de la época.

Las ruinas de Zvarnots son la otra parada obligada en esta excursión que bien organizada puede realizarse en medio día. Este recinto arquitectónico ofrece los restos de la catedral de San Gregorio del siglo VII, cuya majestuosidad se derrumbó en el siglo X con motivo de un terremoto. En el siglo XX sus restos fueron redescubiertos convirtiéndose en uno de los símbolos del país.

El Monasterio Khor Virap es una parada obligada en el viaje a Armenia

El Monasterio de Khor Virap con la majestuosa silueta del emblemático monte Ararat es una de las paradas obligadas en el viaje.

Región de Ararat: Monasterio de Khor Virap y Monasterio de Noravank

Esta cómoda excursión desde Ereván tiene en el Monasterio de Khor Virap su primera parada, cuya capilla original se construyó en el 642 si bien la iglesia actual es del XVII. De nuevo estamos en un lugar santo relacionado con el omnipresente Gregorio el Iluminador, ya que aquí sobrevivió a un duro cautiverio de 14 años. Pero es la ubicación al pie del emblemático monte de Ararat lo que convierte este lugar en único, desde aquí ofrece una de las más majestuosas siluetas en todo el país, ya nos encontramos a pocos kilómetros de la frontera turca.

En un desplazamiento de unos 122 kilómetros hacia la región de Vayots Dzor, cerca de la ciudad de Yeghegnadzor, se llega al Monasterio de Noravank hito de la armenia medieval. Construido entre los siglos XIII y XIV aunque con incontables reformas hasta el siglo XX, se ubica en un paraje natural de sobrecogedora belleza, además de difícil acceso. Fue un influyente centro religioso y cultural hasta el siglo XIX y  hoy es uno de los complejos monumentales más visitados del país. Es además la única iglesia del país que conserva un relieve con la representación de Dios Padre.

Lago Sevan y monasterios de Sevanavank y Goshavanq

Situado a casi 2.000 metros de altura sus tranquilas aguas de color turquesa es lo más cercano a un mar que ofrece el país. Razón por la que el lago Sevan es un popular destino para disfrutar del verano rodeado además de un importante legado artístico.

En la península de Sevan se encuentra el complejo monástico de Sevanavank fundado en 874. Conserva dos de sus tres iglesias originales, la de Santa Madre de Dios y la de los Apóstoles, ofreciendo una apacible visita siempre con el lago de fondo. Completa la excursión el también complejo monástico de Goshavank que aparece al viajero agazapado en el bosque. De nuevo la ubicación es otro de los principales atractivos  de esta rotunda construcción de los siglos XII y XIII.

Contacto con la gente en el viaje a Armenia

La hospitalidad es casi una ley entre el pueblo armenio, lo que convierte el contacto entre las gentes en un gran aliciente del viaje.

Castillo de Amberd, Monasterios de Saghmosavank y de Hovhanavank

Nuestro recorrido Rutas 10 sobre qué visitar en Armenia se completa con la visita a la fortaleza y castillo de Amberd cuyo origen se remonta al siglo VII. La fortaleza fue construida en la Edad media sobre un acantilado, y en la visita además de una iglesia cercana se puede ver el curioso sistema de suministro de agua, que en caso de ataque incluía una fuente secreta de abastecimiento.

Dos monasterios completan esta interesante excursión. El de Saghmosavank o de los salmos se ubica en Aragatsotn a unos 20 kilómetros de Ereván y fue levantado en el XII, un siglo antes que el de Hovhanavank, si bien cuenta con una iglesia de una única nave del siglo V. Pero es la iglesia medieval el principal atractivo del complejo, en especial por su rica ornamentación interior con motivos vegetales y un bajorrelieve de Cristo entronado.

Una semana de recorrido para disfrutar de un país injustamente ignorado. Armenia reivindica un lugar destacado entre los destinos del viajero amante de nuevas experiencias.

Fotos: Rutas 10 y Pixabay (plaza de la República)

 

    Añadir comentario

    Qué ver en San Petersburgo
    Los imprescindibles de Corea del Sur