Irán. Persia Milenaria

Irán. Persia Milenaria

12 días

Aterrizaremos en la capital Teherán donde tendremos tiempo para visitar alguno de los museos más significativos de la ciudad y conocer varios de sus extraordinarios palacios. 

Volaremos hasta Shiraz, la ciudad de los poetas y cuna del imperio aqueménide. Admiraremos las tumbas de Naqsh-e Rostam, la antigua capital de Ciro el Grande Pasargada y la excepcional Persépolis. 

Proseguiremos con la ciudad zoroastriana de Yazd, donde ilustres personajes como Marco Polo, Gengis Khan o Tamerlán transitaron por sus calles. Era la última parada de las caravanas antes de aventurarse a los peligros del desierto, así como el primer oasis seguro que encontraban en el extremo occidental del desierto a su regreso de India y China, a través de la Ruta de la Seda. 

De camino a Kashan haremos un alto en la antigua ciudad sasánida de Meybod con su ciudadela de Narin y en Nain para visitar la mezquita de viernes, una de las más antiguas del país. 

Conoceremos también la población de Kashan que conserva el más bello conjunto de casas tradicionales de Irán, grandes residencias que fueron construidas por adinerados comerciantes durante el siglo XIX.

Continuaremos a uno de los pueblos más pintorescos de la zona: Abyaneh, con sus casas de barro rojo, tradiciones ancestrales, singularidades en la lengua y original vestimenta. 

Pasaremos tres noches en una de las ciudades más bellas del planeta: Isfahán o “la mitad del mundo”, habrá tiempo para disfrutar de la monumentalidad de sus innumerables edificios, mayormente construidos bajo el reinado del Sha Abbas I. Nuestro viaje toca a su fin, pero antes de partir disfrutaremos de un último día libre en Isfahán, desde donde volaremos de regreso.

DIA RUTA ALOJAMIENTO COMIDAS
30/4 España - Teherán. Hotel D
1/5 Teherán. Visita de la ciudad. Hotel D
2 Teherán. Visita de la ciudad. Vuelo a Shiraz. Hotel D
3 Shiraz. Visita de la ciudad. Hotel D
4 Persépolis y Naqs-e-Rostam. Hotel D
5 Shiraz - Pasagarda - Yazd. Hotel D
6 Yazd. Visita de la ciudad. Hotel D
7 Yazd - Meybod - Nain - Kashan. Hotel D
8 Kashan - Abyaneh - Isfahán. Hotel D
9 Isfahán. Visita de la ciudad. Hotel D
10 Isfahán. Día libre. Hotel D
11 Isfahán - España. *** ***
D: desayuno
Salidas de Madrid y Barcelona, consultar disponibilidad y suplementos para otras ciudades

Salidas

30/04/2023

Servicios incluídos

Vuelo internacional en línea regular ida a Teherán con regreso de Isfahán

Vuelo interno Teherán/Shiraz

Traslados y transporte en privado durante todo el recorrido con aire acondicionado

Hoteles turista 3*/4* con desayuno

Visitas indicadas con entradas incluidas

Guía local acompañante en castellano durante todo el recorrido

Seguro de asistencia de viaje

SERVICIOS NO INCLUIDOS

Tasas de billete de avión

Visado

Bebidas o alimentación no especificada

Servicios de maleteros y extras en los hoteles

Cualquier servicio no especificado en incluidos

LA RUTA

30/4/2023. España - Teherán.

Presentación en el aeropuerto para salir en vuelo con destino Teherán. Asistencia en el aeropuerto y traslado al hotel.

1/5/2023. Teherán. Visita de la ciudad.

Día completo de visitas en la ciudad.

TEHERÁN. Situada al norte del país a los pies de los montes Alborz, la capital del país suele ser una de las puertas de entrada para el visitante, que lo primero que percibe son grandes edificios y el tráfico con sus innumerables atascos. Pero Teherán es mucho más que las sedes de los centros oficiales, embajadas, mansiones de la administración estatal, el gran comercio y la multitud de automóviles. Teherán es el mejor lugar para conocer la cultura persa visitando sus numerosos museos, los mejores de Irán. Teherán es la intensidad de la vida que firmemente se deja sentir por doquier. Aquí está la mejor infraestructura hotelera. El clima de la ciudad es cálido y seco en verano, frío durante un corto invierno y muy plácido el resto del año.

Museo Nacional de Irán. En 1937 se fundó en Teherán el primer museo de Irán y en la construcción del edificio se intentó al máximo que tuviese un diseño, tanto interior como exterior, acorde al uso que iba a tener. La fachada tiene la misma arquitectura que la del palacio de Firuzabad, en Fars, los ladrillos que la componen son del mismo color rojo oscuro que caracterizan los monumentos sasánidas. El arco de la entrada nos recuerda el arco de Ctesifonte, en las cercanías de Bagdad. El museo se divide en tres apartados: período prehistórico, período histórico y período islámico. El período histórico se divide a su vez en tres: aqueménides, arsácidas y sasánidas. Los objetos que se exponen de estos períodos son de un incalculable valor y tienen fama mundial. Uno de los valiosos objetos que alberga el museo son copas de oro halladas en los diferentes yacimientos de Tappeh Marlik, Tappeh Hasanlu y Kalar Dasht y que pertenecen al período histórico. También se exponen otras piezas de oro, algunas de ellas con 3000 años de antigüedad, así como piezas halladas en Persépolis y Susa, como inscripciones, columnas, ladrillos esmaltados, estatuas, figuras y otras piezas.

Palacio de Golestán es un complejo de palacios y edificios pertenecientes a la ciudadela histórica de Teherán, residencia de la dinastía Qadjar. Se considera uno de los edificios más bellos y antiguos de la capital iraní. Representa un documento único y magnífico de la arquitectura y las artes decorativas del periodo Qadjar, que culminó bajo el mandato de Nasser al-Din Shah. Es el primer ejemplo de una combinación de estilos europeo y persa, que más tarde se convirtió en uno de los rasgos distintivos del arte y la arquitectura iraníes de finales del siglo XIX y principios del XX. El complejo consta de 17 edificios, entre los que se encuentran Shams al-Amara, la Sala Salam, la Sala de los Espejos, el Palacio de la Cuenca, el Trono de Mármol, el Palacio Abyaz, etc. El patio cuenta con un exuberante y espectacular jardín. Elegantes azulejos, estanques, fuentes y espejos, se encuentran en cada rincón de este complejo. Durante la época de los Pahlavi (1925-1979), el Palacio de Golestán se utilizaba para las recepciones oficiales, ya que la familia Pahlavi había construido sus propios palacios al norte de Teherán. Fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 2013.

El Museo de la Alfombra es uno de los pocos museos del mundo especializados únicamente en alfombras. Las alfombras persas son muy conocidas mundialmente, y este museo ofrece la rara y emocionante oportunidad de visitarlas y apreciarlas en su país de origen. Está situado junto a un hermoso parque y mide alrededor de 36.000 metros2. Fue diseñado por Farah Pahlavi, la última reina de Irán antes de abandonar el país debido a la inminente revolución. Pahlavi era conocida por su amplio y activo interés en promover y contribuir a las artes y la cultura de Irán. El museo fue diseñado por el arquitecto Abdol-Aziz Farmanfarmaian. La aparentemente extraña arquitectura del exterior tiene un interesante significado: se diseñó para que pareciera un telar de alfombras y un segundo el de crear sombra en las paredes interiores, protegiendo al museo del caluroso sol de Irán.

Puente de Tabiat o Puente de la Naturaleza es el mayor paso elevado para peatones construido en Teherán. Tiene 270 metros y conecta el Parque Taleghani con el Parque Abo-Atash- atravesando la autopista Modarres, una de las principales vías de comunicación del norte de Teherán. Fue diseñado por Leila Araghian, ganadora de varios premios de arquitectura. Su construcción comenzó en 2010 y en ella se utilizaron 2.000 toneladas de acero y 10.000 metros cúbicos de hormigón antes de que se terminara en octubre de 2014. 

2/5/2023. Teherán. Visita de la ciudad. Vuelo a Shiraz.

Desayuno y salida para completar las visitas de Teherán, una vez finalizadas traslado al aeropuerto para tomar un vuelo a Shiraz. 

Asistencia a la llegada, traslado al hotel y libre.

Palacio del Saadabad. El complejo histórico y cultural de Sa'dabad es un conjunto de mansiones y palacios que se encuentra en la parte norte de Teherán. Cuenta con unas 180 hectáreas de bosque natural, manantiales, acueductos (Qanat persa), jardines, invernaderos y calles. Fue construido y habitado por primera vez por los monarcas Qajar en el siglo XIX, como lugar de descanso estival. Tras una ampliación de los recintos, Reza Shah de la dinastía Pahlavi, vivió allí en la década de 1920, y su hijo, Mohammad Reza Pahlavi, se trasladó en la década de 1970. Hubo construcciones posteriores siendo cada una de ellas la residencia de los miembros de la familia Pahlavi. Después de la Revolución Islámica de Irán en 1979, se convirtió en un museo y se abrió al público, actualmente, la residencia oficial del Presidente de Irán se encuentra junto al complejo.

Barrio de Tajrish. Ha sido considerado durante mucho tiempo como un encantador lugar de veraneo para los ciudadanos de la capital iraní. El barrio norte, que se encuentra a una altitud de 1.612 metros sobre el nivel del mar, tiene un clima frío gracias a su proximidad con los montes Alborz. Durante el período Qajar, Teherán fue elegida como la capital de Irán y Tajrish se convirtió en el lugar de veraneo de los ciudadanos, muchos de los aristócratas construyeron allí jardines para sus residencias de verano. A medida que la gente se mudaba de otras partes del país a Teherán y sus suburbios, algunos se establecieron aquí y como resultado, se convirtió en parte de la ciudad y dejó de ser un simple lugar de veraneo. Hoy, lo único que queda del antiguo barrio es su mercado tradicional y varias casas al lado del Santuario Imamzadeh Saleh.

Bazar de Tajrish. Menos caótico y más bello que el Gran Bazar de Teherán, Tajrish, se encuentra en uno de los barrios más antiguos. El lugar ideal para comprar productos frescos y difíciles de encontrar, este bazar también sirve productos lácteos de camellos, y tiene muchos atâri, boticarios que atraen a los visitantes con el aroma de hierbas y especias. Si estás en Irán justo antes de Nowruz, este es el lugar ideal para presenciar el ajetreo y el bullicio de los preparativos de año nuevo.

3/5/2023. Shiraz. Visita de la ciudad.

Desayuno y día completo de visitas en la ciudad. Libre a la finalización.

SHIRAZ. Decir Fars, de cuyo nombre deriva Persia, es referirse a la antigua cuna de la civilización persa. Fue la protagonista del nacimiento de Persia con Ciro el Grande y posteriormente de su renacimiento con la llegada del Ardeshir I en el 224 de nuestra era. En esta provincia se pueden admirar las ruinas de la antigua civilización aqueménide, desaparecida con la conquista de Alejandro Magno en el 334 a. C. y de la Sasánida, que fue derrocada en el siglo VII con la conquista de los árabes musulmanes. Pocas ciudades iraníes son tan equilibradas como Shiraz, ubicada en una verde llanura, a los pies de la montaña Allah-o-Akbar y bañada por el río Joshk. La población empezó a desarrollarse en su actual emplazamiento en tiempos de la dinastía sasánida. Uno de los momentos más delicados en su historia sucedió durante la invasión mongola, cuando se evitó que las hordas de Gengis Khan quemasen la ciudad. La irrupción de Tamerlán fue similar, entonces la solución fue una boda de compromiso entre una nieta de un monarca shirazí con el nieto de Tamerlán. Los sucesores del mongol dedicaron muchos esfuerzos en embellecer Shiraz. Aquel fue uno de los momentos cumbres de la ciudad, llegando a ser uno de los referentes de todo el mundo musulmán. Los reyes de la dinastía safávida continuaron edificando palacios y mezquitas. En el año 1766 Karim Khan, de la dinastía Zand, convirtió Shiraz en la capital del imperio y desde ese momento la dotó de majestuosos palacios y jardines. La llegada al poder de Agha Mohammad, el fundador de la dinastía qajar, significó la ruina para la ciudad al desposeerla de la capitalidad que trasladó a Teherán.

Actualmente a Shiraz se la conoce como “la ciudad de las flores y de los poetas”, no hay que olvidar que los poetas Hafez y Sa’dí vivieron y murieron aquí. Como urbe moderna es habitable, cultural, abierta y un centro de ciencia. Sus gentes son muy comunicativas y amables.

Mezquita Nasr El Molk (Nasir al-Mulk). Es una de las pocas mezquitas que se construyeron bajo la época qajar. Claramente recons¬truida, en la actualidad se puede visitar con su pórtico de entrada, cúpulas, robustas columnas, así como los azulejos en diferentes colores que dan una gran variedad al recinto.

Bazar Vakil. Antiguo barrio comercial de Shiraz se compone de varios bazares de distintas épocas. El mejor y más famoso es el Bazar-e Vakil, una estructura cruciforme encargado por Karim Khan como parte de su plan para hacer de Shiraz un gran centro comercial. Las avenidas de ladrillo, amplios abovedados son obras maestras de la arquitectura Zand, que con este diseño mantienen el interior fresco en verano y cálido en invierno. Actualmente contiene casi 200 tiendas de venta de alfombras.

Mezquita Vakil. Fue construida bajo el reinado de Kharim Khan al que también debe su nom¬bre. Restaurada en el s. XIX es interesante sobre todo por su decoración en colores rosa y verde, siguiendo las influencias de la escuela de Shiraz. El acceso al patio con un estanque central, se hace a través de una sala octogonal cubierta con una cúpula de la que parten dos pasillos. El conjunto es una de las grandes obras maestras del período zand.

Narenjestan Qavan: Palacio Narenjestan / Zinat Almolk house. El complejo comprende el jardín y palacio de Narenjestan, así como el jardín y palacio de Zinat Almolk. Fue construido por uno de los arquitectos más notables del siglo XIX en Irán y utilizado como residencia del gobernador de Fars. El palacio de Narenjestan fue diseñado y utilizado como una parte del complejo en la que se recibía a las personas ajenas al círculo familiar. Mientras que el palacio de Zinat Almolk estaba destinado únicamente al uso de la familia cercana al gobernador. Es una representación muy significativa de arquitectura residencial durante el periodo Qajar.

Tumba de Hafez (Hafezieh). El tranquilo jardín guarda el mausoleo del poeta Hafez, nacido en Shiraz en el siglo XIV y, para muchos, el mejor poeta que ha visto nacer Persia y unos de los mayores genios literarios que ha dado la humanidad. La tumba, también llamada Hafeziéh, está debajo de una glorieta sustentada por columnas y rematada por una cúpula que representa el sombrero que usaba el poeta. Es uno de los lugares más concurridos y queridos por los habitantes de Shiraz.

Santuario de Ali Ebn-e Hamze. Aquí se encuentra enterrado el emir Ali, sobrino del sha Cheragh, que también murió aquí cuando se dirigía a Jorasán para ayudar al imán Reza. El santuario actual se construyó en el siglo XIX después de que los terremotos destruyeran las edificaciones anteriores. Destaca la llamativa cúpula bulbosa, el deslumbrante trabajo de los espejos venecianos, las vidrieras y una intrincada puerta de madera antigua. También son interesantes las lápidas que rodean el patio, por las que las familias de los difuntos pagaron una pequeña fortuna.

4/5/2023. Shiraz - Persépolis - Naqsh-e Rostam - Shiraz.

Desayuno y salida para visitar dos de los monumentos más importantes del imperio aqueménida. Regreso a Shiraz y libre.

Persépolis. Sin duda alguna, el conjunto palaciego de Persépolis es el monumento más visitado en Irán. El complejo arquitectónico está formado por varios palacios a los que se accede a través de una escalera monumental; algunos de ellos conservan en la actualidad parte de su antigua grandiosidad, a pesar de las destrucciones sufridas a causa de las guerras y el paso del tiempo. Darío I “el Grande” comienza la construcción de la que sería la sede de su imperio en el año 518 a. C., construcciones que continuarían bajo los reinados de Jerjes y Artajerjes. No tuvo ningún papel puramente administrativo en el imperio, pero si fue el lugar destinado a servir de marco para la celebración de las fiestas del equinoccio de primavera: el año nuevo iraní “Now Ruz”. La recepción de esta fiesta tenía lugar en el palacio de la Apadana, con una capacidad para 10.000 personas, y en la que Darío recibía a los monarcas de todos los estados vasallos que ve¬nían a ofrecer su tributo anual al “Rey de Reyes” aqueménide. En el año 331 a. de C. fue destruida debido a un incendio provocado por Alejandro Magno en venganza por las continuas guerras de los persas contra los grie¬gos, fue a partir de esa fecha que la ciudad quedó abandonada. El conjunto fue incluido en la lista de Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO en el año 1979.

Naqhs E Rostam. Fue el emplazamiento que Darío I y tres de sus sucesores eligieron como lugar para ser enterrados. Estas tumbas presentan una fachada en forma de cruz con una abertura en el centro, detrás de la cual se encontraba la cámara funeraria. La parte inferior de las tumbas se dejaba sin ningún tipo de ornamentación, mientras que la parte media se decoraba con columnas y capiteles. La parte superior era donde se representaba el rey al lado de un altar de fuego, sostenido por las naciones vencidas. 

5/5/2023. Shiraz - Pasargada - Yazd.

Después del desayuno salida hacia Yazd con parada en Pasagarda y el antiguo ciprés en Abarkhooh.

Pasargada. Situado a 70 Km de Shiraz, este fue el en el que Ciro el Grande erigió la capital, coincidiendo con el mismo en el que Astyage había batido a la armada Meda. Esta batalla decisiva marca el principio de los años de conquista y formación del imperio Aqueménide. El estado de conservación de los restos arqueológicos de Pasargada es peor que los de Persépolis, estando esparcidos a lo largo de una gran llanura.  El monumento más representativo es la tumba de Ciro, que fue levantado poco después de su muerte en el año 530 a.C., un edificio aislado y austero de planta cuadrada y construido en piedra blanca calcárea.

6/5/2023. Yazd. Visita de la ciudad.

Desayuno y día completo de visitas, tiempo libre una vez finalizadas.

YAZD. Por aquí pasaron ilustres personajes de la historia como Marco Polo, Gengis Khan o Tamerlán. Marco Polo en sus crónicas relata la importancia de la ciudad como centro de tráfico caravanero y lugar donde se producía una tela confeccionada de seda y oro llamada “material yazdi” la cual se exportaba por todo el mundo. Durante muchos siglos Yazd fue la última parada de las caravanas antes de aventurarse a los peligros del desierto, al mismo tiempo era el primer oasis seguro que encontraban en el extremo occidental del desierto a su regreso de India y China, a través de la Ruta de la Seda. 

La arquitectura de la ciudad está perfectamente adaptada al rigor del clima. Las temperaturas son muy cálidas en verano, con máximas que superan los 40°, mientras que en invierno se alcanzan mínimas de -8º. La mayoría de las construcciones son en adobe, pero lo que verdaderamente llama la atención son las “torres del viento” llamadas badgirs por los persas, por encima de los tejados. Torres con una estructura muy ingeniosa que permite recoger el aire para refrescar los interiores de las casas y los depósitos de agua. Algunos de los monumentos están ligados al culto a Zaratustra, ya que es en Yazd donde permanece activo el reducto más importante de la religión zoroastriana de todo Oriente Medio.

Templo de Fuego o “casa del fuego” es donde se encuentra la llama sagrada que simboliza al dios Ahura Mazda. Tiene un ca¬rácter sagrado para los zoroastrianos y se dice lleva ardiendo 1.530 años, que fue sacado de un templo de Anahita y desde entonces pasó de templo en templo hasta llegar a Yazd en 1935. La llama está custodiada por unos guardianes, que cuidan de que nunca llegue a consumirse. El edificio está completamente gestionado por los zoroastrianos y es a ellos a quien también pertenece, siendo mantenido económicamente por las aportaciones de sus fieles.

Torres del silencio. Son grandes construcciones circulares a cielo abierto en las que los Zoroatrianos dejaban a sus muertos; éstos no incineraban ni enterraban los cuerpos, ya que consideraban que ello contaminaba el fuego, la tierra, el aire o el agua. En su lugar dejaban los cadáveres en estas torres, donde los buitres eran los encargados de dejar solo los huesos que luego se enterraban. Esta antigua práctica desapareció hace años siendo sustituida en su lugar por una capa gruesa de cemento, colocada entre la tierra y el cuerpo, para evitar esta creencia de contaminación de los elementos. Al lado de una de las torres existe un cementerio donde conviven tumbas antiguas y otras más actuales.

Jardines Dowlat Abad. Es uno de los 9 jardines incluidos en la lista de Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO bajo la denominación de El Jardín Persa. Fue construido a mediados del siglo XVIII por Karim Khan Zand. Para crear este jardín se excavaron una cadena de qanats de 65 Km, de Mehriz hasta Yazd, que pudiera suministrar el agua. Es similar al resto de jardines persas con una mansión en el interior rodeada en este caso de un huerto con árboles frutales con granados, así como parras. Es también famoso por tener la torre de ventilación más alta de Irán con 34 metros de altura.

Mezquita de Viernes (Masjed-e Jameh). Este magnífico edificio, que se eleva sobre el casco antiguo, está adornado con un portal de entrada de azulejos flanqueado por dos minaretes de 48 m de altura y adornado con inscripciones del siglo XV. Los exquisitos mosaicos de la cúpula y el mihrab, así como los azulejos situados sobre la entrada principal occidental del patio, son obras maestras de la caligrafía, que evocan nombres sagrados en patrones infinitamente complejos. El pórtico de entrada, un iwan alto y estre¬cho recubierto en su interior por estalactitas y sus dos minaretes, son quizás uno de los monumentos más altos y esbeltos del país.

Complejo Amir Chakhmaq. Conjunto formado por una pequeña mezquita del siglo XV y un bazar. La parte más espectacular es la portada del bazar, su fachada semeja el ivan de una mezquita, con dos esbeltos minaretes.

Old town (Fadahan). La parte antigua de la ciudad está construida acorde a la climatología de la zona: barro y paja, que mantiene el calor en el invierno y refresca en verano. Con sus numerosos badgirs (torres de viento) que se elevan sobre un laberinto de tejados de adobe, la histórica ciudad vieja de Yazd es una de las más antiguas del mundo. Declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, abarca miles de viviendas antiguas, protegidas de los estrechos callejones por imponentes muros de barro. 

7/5/2023. Yazd - Meybod - Nain - Kashan.

Salida después del desayuno en dirección a la ciudad de Kashan. En ruta haremos una parada en Meybod para visitar el caravanserai, la casa de Correos y el castillo de Narin. Continuamos más tarde hasta Nain y conocer su mezquita. Llegada a Kashan y libre. 

Meybod. Históricamente, Meybod es una ciudad principalmente sasánida. La topografía de Meybod muestra que la antigua ciudad se basaba en una planta cruciforme, como cualquier ejemplo de ciudad sasánida, con cuatro puertas de apertura a los cuatro puntos cardinales. El complejo monumental de Meybod incluye un mausoleo, un caravanserai, los bagdir –torres de viento-, gallineros, molinos subterráneos etc… pero sin lugar a dudas el más importante es la ciudadela de Narin. Según algunos historiadores su origen se remonta a 3.000 años, e incluso se dice que el rey Salomón escondía aquí sus tesoros. Tenía cuatro pisos y estaba rodeado por un gran foso todavía visible. La ciudadela fue demolida por la armada de Tamerlán y aunque no todos los pisos se pueden visitar, algunos de ellos están abiertos al público.

Mezquita de Viernes (Masjed-e Jameh) en Nain. Construida entre los siglos X y XI, fue una de las primeras mezquitas construidas en Irán y es inusual porque no se ajusta a la planta habitual de cuatro iwan de su época. La fachada exterior y el minarete son de una belleza austera y muchas partes del interior están decoradas con un detallado trabajo de estuco. Cada una de las 14 columnas que decoran el patio presentan un diseño de ladrillo diferente.

8/5/2023. Kashan - Abyaneh - Isfahán.

Desayuno. Haremos la visita de Kashan para continuar más tarde hacia el pueblo de montaña de Abyaneh. Más tarde salida hacia Isfahán donde conoceremos dos de los puentes los puentes antiguos que cruzan el río Zayanderud.

KASHAN. Situada junto al desierto de Dasht-e Kavir es una ciudad provinciana de mediano tamaño a medio camino entre Teherán e Isfahán. A unos kilómetros se encuentra el yacimiento arqueológico de Sialk Tappeh, un lugar que ya estaba habitado hace 7.000 años, lo que la convierte en una de las urbes más antiguas de Irán. De los tiempos históricos se tiene constancia que tanto los aqueménides como los sasánidas habrían construido palacios y otros edificios en el emplazamiento de la actual ciudad. Sin duda alguna conserva el más bello conjunto de casas tradicionales de Irán. Sus construcciones ordenadas alrededor de patios rectangulares, bordeados de uno o dos pisos y de ivanes, corredores, pasajes, pequeñas salas y cúpulas, están decoradas en con delicados estucos, pinturas murales y vidrieras de colores. Estas grandes residencias fueron construidas por adinerados comerciantes durante el siglo XIX.

Jardín de Fin. El diseño actual del jardín se remonta a la época del monarca safávida Shah Abbas I, pero la edificación original es anterior al siglo X. En la zona central y elevado sobre un canal está el palacio de Shotor Galu con dos pisos de altura. Un edificio moderno alberga el museo de Kashan dedicado a la historia de Irán. En ese jardín fue asesinado en 1852 Amir Kabir, el visir del monarca qajar Naser ad-Din Shah. Está incluido, junto con otros 8 jardines del país, en la lista de Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO bajo la denominación de El Jardín Persa.

Casa Tabatai es un excelente reflejo del estilo de vida de las familias ricas de Kashan, una muestra con todos los rasgos típicos de la arquitectura persa. Se construyó en 1835 para la acaudalada familia Tabatai, cuyo cabeza de familia era un acaudalado comerciante de alfombras. El arquitecto fue Ustad Ali Maryam, autor también de la casa Borujerdi y del Caravansarai Aminoddole del bazar de la ciudad.

La casa tiene tres torres de viento (badgir), el sistema de aire acondicionado gracias al cual estas estructuras únicas, el aire del interior de la casa se mantiene fresco durante el caluroso verano. Posee dos canales de agua (qanats) que llevan el agua a los estanques y fuentes situados en el centro de los patios.

El exterior está decorado con adornos de estuco y puertas y ventanas de madera increíblemente talladas y el interior incluye ventanas de mosaico multicolor y pinturas. En algunas decoraciones aparece el legendario pájaro Homa (esfinge), dedicado a la esposa del comerciante, cuyo nombre era Homa.

Mezquita/madrassa Agha Bozorg es una gran muestra del estilo arquitectónico tradicional iraní con algunas innovaciones. Está diseñada según los cánones de las escuelas de Isfahán construidas durante la dinastía safávida, formando parte de las mezquitas con tres salones. El del lado oeste, que se añadió a la construcción más tarde, tiene 20 columnas y 30 arcos de ladrillo, el de invierno del lado norte tiene columnas hechas con ladrillos y piedras y haces de luz que iluminan el salón a través de las diminutas ventanas, y el tercero situado en el sur del edificio es un medio piso utilizado como sala de oración. La cúpula de la mezquita está basada en ocho columnas, lo que ayuda a que el aire circule y haga más fresco el ambiente durante los calurosos días de verano. El arquitecto de la mezquita fue el maestro Sha'ban Ali, y los azulejos turquesa y persa de la mezquita, son una característica sorprendente de la mezquita y muestran llamativos patrones geométricos, obra de Muhammad Ebrahim y Seyyed Kashani.

Abyaneh. Situado entre dos famosas ciudades históricas, Kashan e Isfahán, el pueblo de Abyaneh es una visita obligada. Situado a los pies del monte Karkas sus habitantes están orgullosos de su pueblo, sus trajes, su lengua, considerada como una derivación directa del parto pahlavi y su estilo de vida. Aunque las nuevas generaciones viven ahora fuera del pueblo por motivos educativos, siguen reuniéndose para celebrar ceremonias y rituales. Caminando por el pueblo, se puede ver a la gente salir de las casas de arcilla roja, todos vestidos con trajes locales. El monumento más antiguo de Abyaneh, el templo del fuego, fue construido durante el periodo aqueménida. El pueblo está incluido en la lista de Patrimonios de la UNESCO.

Puentes antiguos en Isfahán.

Puente Khaju. Es posiblemente uno de los puentes más bellos del mundo. Tenía diferentes usos, pues además de puente, su función era también la de una presa cerrando las compuertas que se habían hecho en la parte inferior, tras lo cual se creaba un lago donde se lanzaban fuegos artificiales en los días festivos. En medio del puente hay un edificio conocido como Biglerbighí que estaba destinado a albergar de forma provisional al sha y a su familia. Está adornado con azulejos y pinturas y en el piso inferior está una de las más originales casas de té de todo Irán.

Puente 33 arcos (Si-o-se Pol). Fue construido en el año 1602 por orden del monarca Shah Abbas I y es uno de los símbolos de la ciudad. Está dotado de una arquitectura fina y adecuada a la ciudad de Isfahán; en la parte baja, que tiene contacto con el agua, se encuentran las arcadas bajo las cuales pasa el agua del río Zayandeh, y, en la planta superior, hay dos corredores cubiertos que está destinado para el paso de peatones.

9/5/2023. Isfahán.

Desayuno y día completo para visitar la ciudad. 

ISFAHÁN. La más famosa descripción persa de la ciudad es “Isfahán es la mitad del mundo”, refiriéndose con ello al esplendor que adquirió durante los siglos XVI y XVII. Son muchos son los que dicen que es esta y no otra la ciudad más bella de Irán, quizás por ello la plaza haya sido declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.  Los principales monumentos son obra de un solo hombre el Sha Abbas el Grande, que hizo de la ciudad su capital en 1598. Construyó grandes avenidas a lo largo del río, jardines, palacios, puentes y la plaza, convirtiéndola en una de las ciudades más bellas del siglo XVII y que aún conserva dicha belleza. Cuentan los historiadores que esta era la “ciudad más próspera y moderna del mundo” con más de un millón de habitantes. Después de Sha Abbas I, otros monarcas, arquitectos, pensadores y artistas dejarían su huella en la ciudad.

Plaza del Imam. Rodeado por cuatro lados de joyas arquitectónicas y abarcando las fuentes y los jardines en su centro, este maravilloso espacio es un espectáculo en sí mismo. Se construyó en 1602, bajo el reinado del Shah Abbas el Grande, para señalar la importancia de Isfahán como capital de un poderoso imperio. Con 512 m de largo y 163 m de ancho, Naqsh-e Jahan es una de las plazas más grandes del mundo, lo que le ha valido ser incluida en la lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO. Su nombre significa "patrón del mundo" y fue diseñada para mostrar las mejores joyas del imperio safávida: el incomparable Masjed-e Shah (mezquita Imam), el elegante Masjed-e Sheikh Lotfollah (mezquita Sheikh Loftollah) y los fastuosamente decorados Kakh-e Ali Qapu (palacio de Ali Qapu) y Qeysarieh Portal (entrada al bazar). Ha cambiado poco desde su construcción, y en cada extremo se conservan las porterías utilizadas en los partidos de polo de hace 400 años. Las únicas adiciones modernas son las fuentes, que fueron añadidas por los Pahlavis, y las tiendas de recuerdos y artesanía, que ocupan los espacios a ambos lados de las arcadas.

Mezquita del Imam. Se encuentra en uno de los extremos de la plaza y es una de las visitas obligadas de la ciudad. La enorme entrada a la mezquita se encuentra flanqueada por dos minaretes turquesas, para pasar a continuación a un iwan que da paso finalmente al recinto. La construcción de la mezquita comenzó bajo las órdenes del Shah Abbas, siendo el edifico más grande que mandó levantar bajo su mandato. La estructura de la mezquita mantiene las formas claramente iraníes, de patio central rodeado de pórticos y cuatro iwanes. Sus patios, minaretes, cúpulas, iwanes... así como las varia¬das ornamentaciones de finísimos decoradas, hacen incluir esta mezquita entre las grandes obras de arte más sobresalientes del país. 

Mezquita Sheikh Lotfolah. Digna rival de la mezquita del Imam y otra de las obras maestras de la arquitectura del periodo safaví, se encuentra ubicada enfrente del palacio de Ali Ghapu. Como la anterior también fue mandada construir por el Shah Abbas el Grande en el año 1602 y debe su nombre a un teólogo de la época. El portal de entrada está recubierto de ricos mosaicos de moti¬vos florales en colores azul y amarillo, con estalactitas de las más bellas y finas que se pueden admirar. Tanto el exterior como el interior poseen excelentes inscripciones realizadas a mano por el maestro Ali Reza Tabrizi. Destacando sobre todos los ángulos de la gran plaza se admira la gran joya del arte persa: la cúpula de Sheikh Lotfolah; no lo es solo por la finura de los motivos que la decoran, sino también por la armonía que existe entre ellos. 

Palacio de Ali Ghapu. Está considerado obra maestra del período Safávida y fue utilizado para alojar a embajadores y recibir a personalidades. Tiene seis plantas estando cada una de ellas decorada de una manera distinta en la que destacan los frescos, los mosaicos, la madera labrada, así como los trabajos en estuco y yeso.

Bazar. Este extenso mercado cubierto, uno de los más históricos y fascinantes de Irán, une la plaza con la mezquita de viernes. Aunque las zonas más antiguas del bazar, las que rodean a la mezquita, tienen más de mil años, la mayor parte de lo que se puede ver hoy en día se construyó durante las ambiciosas expansiones del sha Abbas a principios del siglo XVII. El bazar es un laberinto de callejuelas, madrasas, caravasarais, salones abovedados o centros porticados de un solo comercio, como los vendedores de alfombras o los caldereros. Se puede acceder a él por decenas de puntos, pero la entrada principal es por el portal Qeysarieh, en el extremo norte de la plaza Naqsh-e Jahan (del Imán).

Palacio Chehel Sotoun (40 columnas). Construido bajo el reinado del Sha Abbas II en 1647 es una de las mejores representaciones de la arquitectura real persa de la época. El edificio principal se encuentra en el interior de unos jardines, en los que el pórtico principal se ubica el estanque con columnas reflejadas en el agua, de las que proviene el nombre del palacio. El interior está decorado con espejos perfectamente trabajados, pinturas al fresco con representaciones de escenas de la corte, episodios de guerras, miniaturas y espejos de colores.

Iglesia de Vank (Kelisa-ye Vank). Construida entre 1648 y 1655 en el barrio armenio de Jolfa, es el centro histórico de la Iglesia armenia de Irán. El suntuoso interior está ricamente decorado con pinturas murales restauradas llenas de vida y color, que incluyen espantosos martirios y demonios. Lo más destacado del museo, con entrada independiente, es una fabulosa colección de evangelios y biblias ilustrados, algunos de los cuales se remontan al siglo X. Apropiado para una ciudad de pintores en miniatura, entre los regalos al museo figuran una oración escrita en un solo cabello que sólo es posible ver con la ayuda de un microscopio y uno de los libros de oraciones más pequeños del mundo. Un monumento exterior conmemora el genocidio de 1915.

Barrio armenio de Jolfa. El barrio armenio de Isfahán data de la época del sha Abbas I, que transportó en masa a una colonia de cristianos desde la ciudad de Jolfa (actualmente en la frontera norte de Irán) y la bautizó como "Nueva Jolfa". Abbas buscó sus habilidades como comerciantes, empresarios y artistas y se aseguró de que se respetara su libertad religiosa, aunque a distancia del centro islámico de la ciudad. En una época, vivían aquí más de 42.000 cristianos armenios.

10/5/2023. Isfahán. Día libre.

Desayuno y día libre completo en la ciudad.

11/5/2023. Isfahán - España.

Vuelo de regreso y llegada en el mismo día a España.

TASAS

Las tasas aéreas y locales no están incluidas en el precio de venta del viaje y es importante no confundir unas con otras.

Las tasas aéreas hacen referencia al precio del combustible, costes de seguridad, impuestos gubernamentales… Van incluidas en el billete y no se conoce el importe definitivo hasta que se emiten los billetes. Por esta razón, y antes de realizar el segundo pago del viaje, os comunicaremos el importe final de dichas tasas. Tasas: 295¤ (Importe sujeto a cambios hasta la hora de emisión del billete).

Las tasas locales (si las hubiere) se pagan directamente al tomar algún vuelo durante el viaje (vuelos internos por lo general) o en el aeropuerto de salida. Su importe lo fijan las autoridades aeroportuarias locales. No existen tasas de salida al abandonar el país. 

Información a sujeta a modificaciones

DOCUMENTACION y SANIDAD

Documentación. Pasaporte con validez 6 meses a la fecha de entrada en el país. La entrada al país será denegada en Irán a todas aquellas personas en las que figure en el pasaporte SELLO DE ISRAEL o fronteras limítrofes que denoten haber entrado por tierra en Israel.

Visados. Los ciudadanos con pasaporte español necesitan visado para entrar en Irán. 

Se necesita al menos UN MES DE ANTELACIÓN para obtener la autorización previa de entrada al país. La gestión para los grupos la realizará Rutas 10. Debéis enviar a nuestras oficinas: pasaporte original + 2 fotografías iguales tamaño carnet en color (las chicas sin pañuelo). 

Precio autorización + gestión visado: 125¤

Para formalizar la reserva necesitaremos copia escaneada en color pasaporte + 1 foto tamaño carnet reciente, escaneo limpio y claro en PDF o JPG, no son válidas fotografías hechas con el móvil.

Sanidad. No es obligatoria ninguna vacuna para entrar en el país. Para  más información dirigirse al Ministerio de Sanidad: Enlace a Ministerio de Sanidad.

Información válida para ciudadanos con pasaporte ESPAÑOL, otras nacionalidades consultar.

Información sujeta a modificaciones

Destinos por países