Gran Ruta Maya

Gran Ruta Maya

15 días

¡Bienvenidos al fascinante y enigmático Mundo Maya! Guatemala, Honduras (Copán) y México, comparten a manos llenas: arqueología y colonia, paisajes azules y verdes por igual, alegría y sonrisas desbordantes, experiencias y sensaciones irrepetibles… Guatemala, Honduras y México comparten mil culturas y mil colores…

En este viaje recorreremos lo más importante de los recintos arqueológicos mayas de los tres países. Nos introducimos en el corazón del Mundo Maya entrando en vuelo a la capital de Guatemala, desde donde nos dirigiremos a Panajachel donde impacta la panorámica de los tres volcanes custodiando el Lago Atitlán, no en vano calificado como el lago más bello del planeta. Proseguimos hacia Chichicastenango para conocer el abigarrado y colorido mercado indígena que se celebra semanalmente. Nuestra siguiente parada será la joya arquitectónica de La Antigua Guatemala, que a pesar del paso de terremotos demoledores conserva un patrimonio excepcional.

Nos adentramos en tierras Hondureñas, para admirar la Atenas de Mesoamérica: Copan, con algunas de las estelas más bellas de la cultura Maya. De vuelta a Guatemala una parada en Livingston entre el pueblo caribeño garífuna y tierra de piratas, nos lleva al departamento del Peten y a la magia de Tikal, el sitio arqueológico más grande excavado en el continente americano.

De regreso a México visitamos Palenque, donde la grandeza de sus construcciones se emplaza en el verde esmeralda de la selva. No menos interesante es la zona arqueológica de Uxmal y la legendaria ciudad maya de Chichén Itzá, Patrimonio de la Humanidad desde 1988 y Maravilla del Mundo desde 2007.

Como relajo final acabamos en las azules aguas del Mar Caribe.

DIA ITINERARIO HOTEL COMIDAS
1 Llegada a Guatemala. Hotel -
2 Guatemala. Visita de la ciudad. Traslado a Lago Atitlán (Panajachel). Hotel D-A
3 Visitas San Antonio Palopó y San Juan de la Laguna. Hotel D
4 Lago Atitlán - Chichicastenango - La Antigua.Visita de la ciudad. Hotel D
5 La Antigua - Copan (Honduras). Hotel D
6 Copan - Livingston. Hotel D
7 Livingston - Río Dulce - Yaxha - Area Petén. Hotel D
8 Visita Tikal. Hotel D-A
9 Area Peten - Rio Usumacinta - Yaxchilan - Palenque. Hotel D-A
10 Palenque - Campeche. Hotel D-A
11 Campeche - Uxmal - Mérida. Hotel D-A
12 Merida - Chichen Itzá - Cancún. Hotel D-A
13 Cancún. Hotel D.
14 Traslado aeropuerto Cancún.y salida. - D
D: desayuno A: almuerzo
Se pueden añadir/quitar días en Caribe
** Hay que contar con un día más total, al llegar al día siguiente los vuelos de regreso de México **

Mapa del viaje

Mapa del viaje Gran Ruta Maya

Viajes relacionados

Precios

PRECIOS por persona SIN VUELOS   
Mínimo 2 personas: 2.230¤ 
Suplemento habitación individual: 970¤
Suplemento Navidad y Fin de Año    consultar
Viaje compartido en destino
Mínimo 2 personas / máximo 30

Salidas

22/04/2019
06/05/2019
20/05/2019
03/06/2019
17/06/2019
01/07/2019
15/07/2019
29/07/2019
05/08/2019
12/08/2019
19/08/2019
02/09/2019
16/09/2019
30/09/2019
14/10/2019
04/11/2019
18/11/2019
02/12/2019
16/12/2019

Servicios incluídos

•    Asistencia y traslados aeropuerto/hotel/aeropuerto
•    Transporte en Bus o Van
•    Hoteles 4**** con desayuno americano
•    Régimen de comidas detallado en cuadro
•    Visitas con entradas incluidas
•    Guía local acompañante para grupos de más de 8 personas o chófer-guía para menos de 8
•    Seguro de asistencia de viaje

SERVICIOS NO INCLUIDOS
•    Vuelos internacionales
•    Bebidas en las comidas incluidas o alimentación no especificada
•    Impuesto frontera Honduras 7$USD/ Impuesto frontera México 5$USD / Maleteros del lado de Corozal 2$USD. Sujeto a cambios
•    Gastos personales y cualquier otro servicio no especificado en incluidos

LA RUTA

DIA 01 (Lu). PAIS de ORIGEN / GUATEMALA.

Recepción en el aeropuerto de Guatemala por parte de nuestro personal, asistencia y traslado al hotel.  Alojamiento.

CIUDAD DE GUATEMALA. 

La capital de Guatemala, la mayor urbe de Centroamérica, se extiende a través de una cordillera de poca altitud atravesada por profundos barrancos. No hay duda de que desprende una energía difícil de encontrar en el resto del país. 

Es una ciudad donde destartalados autobuses circulan junto a coches de lujo, donde los rascacielos hacen sombra a los grandes barrios humildes, y donde conviven inmigrantes de toda América Central. También es la capital cultural del país y alberga los mejores museos. En ella viven y trabajan gran parte de los escritores, pensadores y artistas guatemaltecos.

Guate se reinventa continuamente como una ciudad acogedora para la gente. Se revisa regularmente el sistema de transporte público, se construyen nuevas plazas y parques y los fines de semana se organizan numerosos actos orientados al ocio y la recreación.

… Si tienes tiempo que visitar por tu cuenta en Ciudad de Guatemala…

El Parque Central. Los principales grupos de interés se agrupan a su alrededor. Durante el día, el Parque Central y el adyacente Parque Centenario suelen estar llenos de limpiabotas, vendedores de helados, y en ocasiones, reuniones políticas al aire libre y conciertos que se suman al bullicio general.

Museo del Ferrocarril. Es uno de los museos más interesantes de la ciudad. Documenta la época dorada del problemático sistema ferroviario guatemalteco, además de exponer estrafalarios artilugios como diagramas hechos a mano de descarrilamientos y una cocina decorada con objetos que se utilizaban en los vagones-restaurante.

La catedral Metropolitana. Frente al Parque Central, fue erigida entre 1782 y 1815 (las torres se terminaron en 1867). El templo ha sobrevivido a terremotos e incendios. A pesar de su escasa ornamentación goza de majestuosidad y cuenta con varios altares que sin duda merecen una visita.

El mercado central. Detrás de la catedral, fue reconstruido a finales de la década de 1970 y está dedicado a la venta de un sinfín de artesanías y alberga además, en la planta inferior, un mercado de alimentos típicos de la zona.

El Museo Nacional de Historia.  Es una amalgama de reliquias históricas, con una atención especial en la fotografía y los retratos. Merece la pena admirar los cuidados peinados de los generales y políticos del s. XIX.

- Inicia Circuito -

DIA 02 (Ma).  GUATEMALA (Visita de la ciudad) / LAGO ATITLAN (Panajachel).

Desayuno. Por la mañana, disfrutamos la visita panorámica de la capital. Comida bienvenida grupo. La sinuosa carretera Panamericana nos lleva hasta el bellísimo Lago de Atitlán. Registro en el hotel en Panajachel. Tiempo libre.  Alojamiento.

DIA 03 (Mi). SAN ANTONIO PALOPÓ Y SAN JUAN DE LA LAGUNA.

Desayuno. Abordamos, de mañana, una barca para navegar el Lago Atitlán, que nos regala unas panorámicas irrepetibles. Nos detenemos en San Antonio Palopó, reconocido por sus casas blancas y talleres de cerámica. También visitamos San Juan de la Laguna, cuyos pobladores de la etnia tz’utujil (flor de milca), viven en armonía con la agricultura y naturaleza. Almuerzo. Tarde libre para disfrutar de Panajachel. Alojamiento.

SAN ANTONIO PALOPÓ. Es un lugar característico por la abundante cantidad de casas blancas y el sistema de agricultura de terrazas con destacados desniveles en la tierra, que se pueden visualizar desde el lago de Atitlán. También destacan sus famosas fábricas de cerámica tradicional con dibujos tan diversos como peces, cruces, figuras geométricas… En la cima del pueblo se pueden apreciar dos iglesias con un estilo artístico característico en la escultura tallada en madera, pintada y la mirada cabizbaja de las esculturas. Santos y Cristos acompañan el retablo mayor. Detenerse a mirar durante un rato la bella vista que ofrece el lago es un espectáculo para los sentidos. Además, al descender al muelle, se puede disfrutar de una asociación de tejedores tradicionales e incluso adquirir alguna de las llamativas telas elaboradas en telar de cintura (utilizado por las mujeres) y en telar de pie (para los hombres).

SAN JUAN DE LA LAGUNA. Situado a 2 km al este de San Pedro, este apacible pueblo a orillas del lago es un lugar tranquilo, ideal para adaptarse y conocer de primera mano la vida indígena. San Juan es especial: sus habitantes tzutujil se enorgullecen de sus tradiciones artesanales (en especial la pintura y el tejido). Tiene cuidadas calles adoquinadas, marquesinas y fachadas hermosamente pintadas. Un lugar que supone todo un espectáculo para los sentidos.

DIA 04 (Ju). LAGO ATITLAN / CHICHICASTENANGO / LA ANTIGUA (Visita de la ciudad).

Desayuno. Una pintoresca ruta nos lleva hasta Chichicastenango, capital del reino Quiché, donde vivimos la expresión más pura de adoración y sincretismo en la iglesia de Santo Tomás. Posteriormente, recorremos el mercado, conocido como “Telar del Arco Iris”. Tiempo libre. Continuación a Antigua Guatemala. El Templo de La Merced y el Convento Capuchinas, nos trasladan a otros tiempos. Caminamos sus calles empedradas hasta llegar a la Plaza de Armas. Tarde libre. Alojamiento.

CHICHICASTENANGO. Rodeada de valles y con montañas recortando el horizonte, Chichicastenango puede parecer aislada en el tiempo y el espacio del resto de Guatemala. Cuando sus estrechas y adoquinadas calles y sus tejados de teja roja están envueltos en niebla es realmente mágica. Chichi (como se la conoce popularmente), conserva su misterio de antaño intacto. Los masheños (habitantes del lugar) son famosos por su adhesión a las creencias y ceremonias precristianas e incluso realizan procesiones por los alrededores de la iglesia de Santo Tomás.

ANTIGUA. La joya de Guatemala sigue siendo más que una atracción turística. Por su insólita belleza, su peso histórico y su efervescente cultura, Antigua es un destino de visita obligado. Como ex capital del país, Antigua cuenta con un sorprendente catálogo de reliquias coloniales ubicadas en un magnífico paraje. El entramado urbano de fachadas color pastel y soportales de terracota se despliega a la sombra de tres volcanes: Agua (3.766m), Fuego (3.763m) y Acatenango (3.976m). Declarada Patrimonio Mundial de la UNESCO, la ciudad es perfecta para recorrerla a pie gracias a su clima. Mientras que muchas viejas estructuras eclesiásticas y civiles han sido rehabilitadas, otras conservan el encanto de las ruinas, con fragmentos esparcidos por recintos ajardinados y buganvillas que asoman entre los restos desmoronados.

Antigua es un animado destino cosmopolita y sigue siendo una ciudad llena de movimiento y de una vibrante actividad plasmada en sus iglesias, plazas y mercados. Puede que lo verdaderamente milagroso de la ciudad sea su capacidad de superación. Pese a las embestidas de la naturaleza (terremotos, erupciones volcánicas, inundaciones..) ha resurgido con ganas, impulsada por el orgullo de sus habitantes.

DIA 05 (Vi). LA ANTIGUA / COPAN (Honduras).

Desayuno. Mañana libre para seguir disfrutando de esta joya colonial, Patrimonio de la Humanidad y reliquia de América Latina. Al medio día, emprendemos el viaje a tierras hondureñas. Trámites migratorios y continuación al típico pueblo de Copan. Tiempo libre para disfrutar de esta tranquila población. Alojamiento.

COPAN. En Honduras, al otro lado de la frontera, se alza la antigua ciudad de Copán, una de las principales maravillas de la civilización maya, equiparable por su esplendor a Tikal, Chichén Itza y Uxmal. Si se quiere apreciar de verdad el arte y la cultura mayas, es indispensable visitar Copán. Se trata además de una localidad encantadora y con muy buenos servicios.

La historia de Copán aún no se ha descubierto por completo. En los 27 km cuadrados que rodean el grupo principal, se han hallado los restos de 3.450 estructuras, casi todas en un radio de 500 m. Este, junto con otros descubrimientos, indican que el punto álgido de la civilización de Copán, hacia finales del s. VIII d.C, el valle tenía más de 27.500 habitantes, una población que no volvería a alcanzar hasta la década de 1980.

DIA 06 (Sa). COPAN / LIVINGSTON.

Desayuno. En el sitio arqueológico de Copan, la Atenas de Mesoamérica, admiramos las más bellas Estelas, la Escalera de Jeroglíficos, la Gran Plaza, las Inscripciones del gran gobernante Dieciocho Conejos… Regresando a territorio guatemalteco, continuamos a Livingston. Registro en el hotel. Tiempo libre donde podremos disfrutar (entre otras cosas) de sus playas. Alojamiento.

LIVINGSTON. Localidad mayormente garífuna que no tiene nada que ver con el resto de Guatemala. Es un lugar fascinante de por sí, pero también es atractivo por contar con preciosas playas y por su situación al final del viaje por el río Dulce. Al no estar conectada por carretera con el resto del país, el transporte en barco es muy bueno. 

DIA 07 (Do). LIVINGSTON / RIO DULCE / YAXHA / FLORES.

Desayuno. Navegamos los cañones del Río Dulce, entre flora tropical y aves. Pasando el Golfete, divisamos el Fuerte de San Felipe, otrora, refugio de los navegantes del acoso de los piratas. Ya al atardecer, disfrutamos de las panorámicas que nos ofrecen templos mayas en la zona arqueológica de Yaxha.  Continuamos a la Isla de Flores, en la zona central del Petén. Alojamiento.

Yaxha. Los yacimientos clásicos mayas de Yaxhá, Nakum y El Naranjo forman un triángulo que constituye un parque nacional de más de 37.000 Ha que linda con el Parque Nacional de Tikal al oeste. El más visitado de los tres, se asienta en una colina entre dos lagos bastante grandes, el Yaxhá y el Sacnab. El paraje y las dimensiones imponentes del lugar, la cantidad de edificios perfectamente restaurados y la abundante flora y fauna de la selva. Yaxhá (que significa “agua verde azul”) ya estaba ocupada en el 600 a.C, y alcanzó su clímax cultutal en el s. VIII d.C, cuando contaba con unos veinte mil habitantes y quinientos edificios, incluidos templos, palacios y complejos residenciales.

DIA 08 (Lu). FLORES (Tikal).

Desayuno. Visita del sitio arqueológico de Tikal, La Ciudad de los Murmullos: admiramos los templos de las Pirámides Gemelas, la Acrópolis Norte, el Palacio Malher… hasta llegar a la Gran Plaza en donde se encuentran los Templos del Gran Jaguar y de los Mascarones. Desde lo alto del Templo IV, divisamos un interminable verde mar de selva protegida. Finalizamos en el enigmático Mundo Perdido. Almuerzo menú turístico. Tiempo libre. Alojamiento.

Tikal. Es el sitio arqueológico excavado más grande del continente americano a la vez que la reserva cultural y natural más famosa de Guatemala. Tikal posee una cierta magia. Como todos los acertijos sin respuestas fascina a cualquiera y es tan irresistible que independientemente del tiempo que se pase allí, uno siempre quiere quedarse más. Esta majestuosa joya arqueológica comprende 576 kilómetros cuadrados de selva alrededor del centro ceremonial. La Universidad de Pennsylvania tardó 13 años en desvelar cerca de 16 kilómetros cuadrados de estructuras en Tikal. Sin embargo, la mayoría aún no han sido desenterradas.

Tikal permaneció como un misterio durante siglos, tras haber sido abandonado abruptamente por los Mayas hace más de 1000 años y recubierto por una selva implacable. Sólo una leyenda sobrevivía entre los indígenas sobre una ciudad perdida, en donde sus ancestros habían alcanzado un alto desarrollo cultural. En 1848 la leyenda se desvaneció, dando paso a una era de excitantes descubrimientos. Se trató de un descubrimiento casual hecho por Ambrosio Tut, un “chiclero”. Él vio las cresterías de los templos en la distancia. Corrió a contárselo a Modesto Méndez, el entonces Gobernador de la Provincia de Petén. Cuando llegaron al sitio divisaron impresionantes templos, plazas abiertas y construcciones de varios niveles, en donde vivieron sacerdotes y reyes alguna vez. Su descubrimiento fue publicado por la Academia de Ciencias de Berlín en 1853. Era sólo cuestión de unos años que los curiosos investigadores empezaran a viajar desde todos los confines del mundo para ver por sí mismos lo que ellos habían descubierto. 

Tikal fue declarado parque nacional en 1955 y Patrimonio Mundial por la UNESCO en 1979. Es parte de la Reserva de Biosfera Maya, parte del programa de UNESCO El Hombre y la Biosfera y fue declarado reserva de biosfera en 1990 por decreto presidencial.

DIA 09 (Ma). AREA PETEN / RIO USMACINTA / YAXCHILAN / PALENQUE.

Desayuno. Una ruta de terracería, nos conduce hasta el río Usumacinta. Trámites fronterizos para dejar Guatemala (impuestos migratorios no incluidos). Navegando río abajo, llegamos al sitio arqueológico de Yaxchilan, la Ciudad de las Piedras Verdes. Visita. Remontamos el Usumacinta hasta Frontera Echevarría. Formalidades migratorias para ingresar a México (impuestos migratorios no incluidos). Almuerzo menú turístico. Continuación a Palenque. Alojamiento.

Yaxchilan. Esta urbe ha recibido distintos nombres a través del tiempo. Teobert Maler, tomando el nombre de un arroyo cercano en cuyo cauce se ven piedras verdosas, aplicó a las ruinas el nombre de Yaxchilán, que es el que han conservado hasta hoy. Recientemente, el doctor Yuri Knorozov ha sugerido, a partir de la lectura fonética de los glifos, que posiblemente su traducción sería la de La Gran Casa de la Culebra. Yaxchilán es un ejemplo del apogeo de las ciudades estado mayas durante el Clásico Tardío. La importancia de Yaxchilán no radica solamente en la belleza de arquitectura, sino también en sus 124 textos distribuidos en 30 estelas, 21 altares, 59 dinteles y siete inscripciones diversas, elaboradas en este periodo. Los textos narran el establecimiento de alianzas o conflictos bélicos, pero principalmente, estos monumentos contienen textos jeroglíficos y representaciones de los protagonistas de los diversos eventos, principalmente de los gobernantes, entre los que destacan Escudo Jaguar I (681 a 742 d. C.). Pájaro Jaguar IV (752 a 768 d. C.) y Escudo Jaguar II (771 a 800 d. C.). Ubicación cronológica principal: Clásico Tardío, 600 a 800 d. C.

DIA 10 (Mi). PALENQUE / CAMPECHE.

Desayuno. VISITA al sitio arqueológico de Palenque: Templo de las Inscripciones, el Palacio, Templos del Sol y de la Cruz Foliada… Tiempo libre. Almuerzo menú turístico. Salida hacia Campeche, ciudad fortificada y Patrimonio de la Humanidad. Visita panorámica. Alojamiento.

PALENQUE. El significado de Palenque en castellano es “cerca de estacas de madera” en referencia de una fortaleza o un sitio cercado. Sin embargo, la ciudad de Palenque, situada en el norte del estado de Chiapas, recibió su nombre casi 200 años antes de que los famosos vestigios de Palenque fueran descubiertos, cerca del siglo XVIII. La zona arqueológica de Palenque, uno de los destinos turísticos más importantes del estado, se encuentra a tan sólo ocho kilómetros de la ciudad. El sitio, asentado sobre la primera colina de las montañas Tumbala, ofrece una vista de la llanura del río Usumacinta. Aquí se encuentra la pirámide escalonada más grande de Mesoamérica, el Templo de las Inscripciones, abarrotado con jeroglíficos que han contribuido significativamente al estudio de la civilización maya. 

Todo en Palenque es fascinante, su entorno selvático y sus construcciones intrincadas cautivan a quienes lo visitan por primera vez. Palenque se convirtió en Patrimonio Mundial por la UNESCO en 1987, y el mismo organismo lo ha descrito como “un logro incomparable del arte maya. Sus estructuras se caracterizan por su finura y ligereza, resultado de las nuevas técnicas de construcción y los métodos de drenaje que fueron desarrollados con el fin de reducir el espesor de las paredes. El espacio interior expandido, las múltiples aperturas y el uso de galerías dotan a la arquitectura de una rara elegancia, ricamente decorada con esculturas y una clase de estuco nunca antes vista. Su influencia fue considerable en toda la cuenca del Usumacinta, extendiéndose a lugares tan lejanos como el Comacalco, en la frontera occidente de la zona cultural maya. 

CAMPECHE. Después de casi un siglo durante el cual la ciudad fue aterrorizada por piratas franceses, holandeses e ingleses, los españoles construyeron una importante fortificación en 1686. Con el paso del tiempo, Campeche se convirtió en el principal puerto colonial de Yucatán, gracias a su formidable sistema de defensas, uno de los mejores en el hemisferio occidental.

La capital del estado es la ciudad costera, colonial. A tan solo dos horas y media al sur de Mérida, Campeche es un cautivador puerto lleno de historia naval, arquitectura española barroca y añeja belleza.

Fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1999, un evento que ha impulsado la restauración de los espléndidos tesoros arquitectónicos de la ciudad. La UNESCO mencionó concretamente a la ciudad de Campeche como un “modelo de la planificación de una ciudad barroca colonial”. Más de mil edificios de valor histórico han sobrevivido como testimonio de cómo se superponían el espacio y el tiempo en los distintos estados de importancia histórica en México desde el siglo XVI.

A finales de los años noventa se fueron restaurando cientos de edificios y fachadas coloniales en el centro histórico, por lo que se ha convertido en una de las ciudades más fotogénicas de todo México. Señoriales mansiones con techos altos, balcones bellamente ornamentados y puertas que ostentan majestuosos arcos se erigen a lo largo de las calles de la ciudad. Destacan los barrios residenciales de San Román, Guadalupe y San Francisco.

DIA 11 (Ju). CAMPECHE / UXMAL / MÉRIDA.

Desayuno americano. Salida hacia UXMAL, una de las zonas arqueológicas más bellas de la Ruta Puuc. Visita cultural: la grandeza de la Pirámide del Adivino, los magníficos frisos del Cuadrángulo de las Monjas, los cascarones del Edificio de las Tortugas y las panorámicas desde el Templo del Gobernador… nos hablan de la importancia de este conjunto arquitectónico maya. Almuerzo. Continuación hacia Mérida. Registro en el hotel. Bajando el sol, realizamos su visita panorámica: Zona Residencial, Monumento a la Patria, Paseo Montejo, Casas Gemelas, Calle 60, Plaza de Santa Lucía, Catedral, Zócalo... Alojamiento.

Uxmal. Un diseño majestuoso, un espectacular ambiente selvático y pirámides y templos de piedra caliza rosada hacen de Uxmal una de las ciudades antiguas más pintorescas en la región Puuc, que significa "colinas" en el maya yucateco, ya que las ruinas de Uxmal se encuentran en un terreno montañoso. Este sitio nombrado por la UNESCO como Patrimonio Mundial de la Humanidad, fue uno de los asentamientos mayas más importantes en Yucatán, que tuvo su auge durante el periodo clásico tardío.

Uxmal significa “construida tres veces” en maya yucateco, y se refiere a la construcción de la Pirámide del Adivino, esta construcción de forma ovalada es única en su tipo y representa la estructura más alta en el sitio. Fue construida en fases y su influencia, que se cree se extendía hasta el centro de México, se ve reflejada en su estilo arquitectónico.

La arquitectura de estilo Puuc cuenta con intrincados tallados, mosaicos de diseños geométricos tallados en piedra y máscaras del Chaac. Estos detalles pueden ser apreciados a lo largo de las ruinas de Uxmal y pueden ser admirados mejor en el Cuadrángulo de las Monjas y en la ornamentada fachada del Palacio del Gobernador. 

A diferencia de otras ciudades mayas de Yucatán, Uxmal carecía de fuentes naturales de agua, por lo que el dios de la lluvia, Chaac, era particularmente apreciado por los habitantes de la antigua ciudad. Un chultún (cisterna) cercano a la entrada a las ruinas de Uxmal era utilizado para almacenar agua en el sitio.

Hoy en día, las ruinas de Uxmal albergan una población de enormes iguanas, por lo que a menudo podemos ver a estas criaturas gigantescas al sol en las antiguas plataformas y templos.

MÉRIDA. Es la mayor ciudad y la capital del estado de Yucatán, también es la capital cultural y financiera de la región. Se trata de una ciudad moderna y cosmopolita, con museos, galerías de arte, restaurantes, tiendas y boutiques. También es uno de los lugares más importantes para experimentar la herencia maya.

Mérida fue fundada en 1542 por Francisco de Montejo “el Mozo”, y construida en el emplazamiento de la antigua ciudad maya T’ho, que significa “ciudad de las cinco colinas.” T’ho era el centro de la cultura y la actividad maya en la región de Yucatán. Después de la llegada de los españoles, las cinco pirámides de la antigua ciudad fueron destruidas, sus ruinas utilizadas para la construcción de la catedral de Mérida y otros edificios importantes.

Mérida fue construida como una ciudad amurallada, por lo que varias de las antiguas puertas de la ciudad aún permanecen intactas. También cuenta con el segundo centro histórico más grande de México, superado únicamente por el de la Ciudad de México. Mérida recibió su apodo de La Ciudad Blanca, debido al predominio de la piedra caliza de este color que se utilizó como material de construcción; aunque los habitantes dicen que también tiene que ver con la limpieza de las calles y las áreas públicas.

Como resultado de su singular ubicación geográfica, la fuerte influencia española y el aislamiento de otras partes de México, Mérida desarrolló una distintiva identidad cultural y política. La singular cultura y tradiciones que experimentarás al viajar esta magnífica ciudad son abrumadoramente evidentes en la vestimenta local, el idioma, la cocina y la manera en que festejan las celebraciones y fiestas.

En Yucatán, no solo se habla el español con un acento distinto, sino que también un tercio de la población del estado de Yucatán habla el maya yucateco. La cocina en Mérida también es diferente de la tradicional comida Mexicana, ya que ha sido influenciada por la cultura indígena local, así como por los sabores caribeños, mexicanos, europeos y del Oriente Medio.

DIA 12 (Vi). MÉRIDA / CHICHEN ITZA / CANCÚN.

Desayuno americano. La llegada a Chichen Itza nos muestra lo grandioso de la cultura maya. Visita cultural: el Observatorio, la Pirámide del Castillo, El Templo de las Mil Columnas, el Juego de Pelota, el Cenote Sagrado... y otros templos de interés nos trasladan a un mundo enigmático propio de dioses. Tiempo libre para darnos un chapuzón en un típico Cenote. Comida despedida de grupo. Continuación a Cancún o Riviera Maya, que nos da la más cordial bienvenida con sus arenas blancas y aguas azul turquesa. 

Chichen Itzá. El más conocido de los sitios arqueológicos mayas de Yucatán, fue nombrado Patrimonio Mundial de la Humanidad por la UNESCO, y una de las “Siete Nuevas Maravillas del Mundo”. El sitio arqueológico cubre un área de 6.5 kilómetros cuadrados y puede ser visitado en un sólo día. Cuenta con dos zonas arquitectónicas distintivas. La zona sur se remonta al siglo VII y muestra la construcción temprana en el estilo maya Puuc tradicional de la región de Yucatán. La zona central fue construida después de la llegada de los toltecas alrededor del siglo 10, y muestra la singular fusión de los estilos arquitectónicos Puuc y del altiplano central de México.

Las vistas y estructuras más impresionantes de Chichén Itzá están situadas en la zona central. Ahí encontrarás el Juego de Pelota, varias plataformas, templos y el espectacular Castillo (Pirámide de Kukulkán), una enorme piedra de 25 metros que muestra el calendario maya. 

Los guerreros toltecas están representados en los grabados que se encuentran alrededor de la entrada, en la parte superior de El Castillo. Se cree que el Cenote Sagrado que se encuentra en Chichén Itzá fue usado por los antiguos mayas con fines ceremoniales, incluyendo sacrificios humanos. 

Cada año, durante los equinoccios de primavera y otoño, el sol crea la ilusión de una serpiente ascendiendo o descendiendo por las escaleras de la Pirámide de Kukulkán, un fantástico fenómeno que atrae grandes multitudes. 

DIA 13 (Sa). CANCUN.

Desayuno. Día libre para disfrutar de las playas de Cancún. Alojamiento.

DIA 14 (Do). SALIDA DE CANCÚN.

Desayuno y salida.

Destinos por países