Irán

Desde el I milenio a. C hasta 1935 fue conocido bajo el nombre de Persia. Su situación geográfica lo encuadra como país perteneciente a Oriente Medio siendo también parte significativa del sur de Asia Central. Irán limita al noreste con Turkmenistán, al noroeste con Azerbaiyán y Armenia, al oeste con Turquía e Irak y al este con Pakistán y Afganistán. Sus aguas comunican en el sur al océano abierto a través del Mar de Omán y del golfo Pérsico, y su costa norte, está bañada por el lago más extenso del planeta: el mar Caspio. Tiene una superficie de 1.648.000 kilómetros cuadrados algo más de tres veces España.Con su ubicación estratégica en la confluencia de tres continentes y desplegándose sobre una de las más antiguas zonas pobladas por los humanos, Irán ha sido y sigue siendo un foco imprescindible de historia, cultura y las artes. En tres ocasiones, los persas han sido capaces de levantar un imperio, y a pesar de las diversas conquistas a manos de macedonios, árabes y mongoles, el país ha mantenido su integridad territorial a lo largo de las sucesivas dinastías.Desde el punto de vista histórico Irán fue la cuna del primer y gran imperio de la Humanidad. Entre el 550 y 330 a. C. el gran Imperio Aqueménide iniciado por Ciro y continuado más tarde por Darío, perfeccionó hasta medidas antes nunca conocidas, la organización e intercambios de un Estado imperial cuyos comienzos ya habían trazado los babilonios y asirios. El dominio de este imperio incluía el Cáucaso y Armenia, Israel en el litoral mediterráneo y la cuenca del Tigris y Éufrates; se extendía también a Asia Central por el nordeste y al Asia menor por el este. Desde esta encrucijada del mundo marcharon a través de todas direcciones para crear el modelo del Estado Universal y cosmopolita.Las rutas terrestres partían del Mediterráneo a través de Siria hacia Mesopotamia, el antiguo Irán y la Margiana (Merv), en el oeste de Asia Central. Las rutas desde la Margiana llegaban a Bactria, en el valle del Oxus, o se bifurcaban al norte hacia la Sogdiana y continuaban a través del valle de Fergana y la cordillera Alai hacia Kashgar. La ubicación privilegiada de Irán en la Ruta de la Seda le permitió desarrollar una industria textil de peso, que aún hoy es posible apreciar en sus alfombras. Aun se puede revivir la historia de aquella mítica ruta comercial en varias ciudades del país, como Yazd, Kerman, Bam, Tabriz, Qazvin y Rei (también conocida como Raghae), que fue un centro comercial importante en la Ruta de la Seda.Irán ha de ser visto como un tesoro de valor incalculable por su rica variedad cultural. Más de un millón de monumentos registrados convierten a este país en uno de los más privilegiados del planeta en cuanto a legado cultural.

La Gran Ruta de Isfahán

Irán

Duración: 22 días

Salida: 1 julio / 2, 30 agosto / 29 septiembre

La Ruta de Isfahán

Irán

Duración: 14 días

Salida: 9 julio / 10 agosto / 1 septiembre / 7 octubre

Destinos por países