Cuba

Cuba es el país del color por excelencia. Anclado en los años de la revolución, parece que aquí el tiempo se hubiera detenido. Desde los coches antiguos y de vivos colores, a los que los propios cubanos llaman con cariño “almendrones”, a sus fachadas, sus calles y sus gentes, viajar a Cuba es, en parte, viajar también al pasado. 

El país nos ofrece una variedad casi infinita de recursos, donde contemplaremos increíbles paisajes capaces de sorprender incluso al más veterano de los viajeros; imperiosas edificaciones construidas en grandiosas plazas, que llevan a sus espaldas las historias de prodigiosas hazañas; museos que cuentan la vida tan peculiar de este único país; naturaleza en su estado más virgen y puro; espectáculos con melodiosas canciones y originales instrumentos que sólo ellos saben hacer sonar; y por supuesto, bares y terrazas con alma latina donde disfrutar de los mejores mojitos al ritmo de improvisados músicos. 

Viajar a Cuba es, sin duda, dejar todo aquello que nos es conocido atrás y zambullirnos en el que posiblemente sea, el país con más sonrisas por metro cuadrado del mundo.

Cuba colonial, naturaleza y playa

Cuba

Duración: 11 días

Salida: de mayo a octubre

Destinos por países