Omán - Emiratos: Entre mares y desiertos

Omán - Emiratos: Entre mares y desiertos

12 días

¡Bienvenidos al Golfo Pérsico! Viajaremos a Muskat, la capital del sultanato. Allí visitaremos la Gran Mezquita, el Palacio Al-Alami, el museo Bait Al Zubair, el zoco... Al día siguiente vamos a la fábrica de perfumes “Amouage”, uno de los más caros del mundo. En Jabrin presenciaremos el magnífico castillo mandado a construir por el Imam Sultán Bin Bil’Arab, famoso por su decoración interior. Tras visitar la antigua aldea de Al Hamra, continuamos hacia el pequeño pueblo de Misfah antes de desplazarnos a Nizwa, la antigua capital de Omán. Aquí visitaremos su fuerte con su imponente torre de vigilancia y su famoso zoco. Ya va siendo hora de ir al desierto, así que nos dirigiremos a Wahiba Sands, pero de camino haremos paradas para ver los pueblos de Birkat Al-Mauz. En Wahiba daremos un paseo por las dunas y contemplaremos el atardecer. En Wadi Bani Kahled encontramos un impresionante valle rodeado de montañas, palmerales y pequeñas aldeas. Por la noche, iremos rumbo al mar para hallar el santuario de tortugas Ras Al Jinz. Al día siguiente emprenderemos ruta hacia Sur y tendremos la oportunidad de ver tradicionales veleros y las casas blancas, antes de llegar a Wadi Tiwi donde encontramos hermosas piscinas naturales y cascadas. Después de almorzar, salimos hacia a Bimah Sinkhole, un cráter bajo el mar, antes de acabar en Ouriyat, un típico pueblo de pescadores.

Desde Muskat volamos a Dubai para la segunda parte de nuestra aventura. Aquí confluyen el pasado y el futuro. Exploraremos su antiguo barrio con sus casas tradicionales, el museo de Dubai, su impresionante mercado de oro y especias, la imponente mezquita de Jumeirah y el lujoso hotel Burj Al Arab. Por la tarde, desfilaremos entre rascacielos y nos subiremos al monorraíl para ver una bella vista de la isla. Una vez en Dubai, no nos podemos perder Sharjah, la capital cultural de Emiratos Árabes, ni tampoco las dudas naturales que rodean a la ciudad. Es momento de relajarnos en un campamento beduino y disfrutar de una barbacoa rodeado de amigos. Tras la fiesta, nos espera Abhu Dhabi, la capital de Emiratos Árabes Unidos, un paraíso del lujo y proyectos culturales. Llegamos al final de nuestro viaje con una excursión a Al Ain, un lugar rodeado de montañas y desierto y segunda ciudad más grande del emirato de Abu Dhabi, Patrimonio Mundial de la Unesco desde 2011. Allí tendremos la oportunidad de presenciar el animado ambiente del mercado de camellos y de pasear entre las palmeras del oasis. El palacio de Sheikh Zayed y el museo Nacional completarán nuestra visita. Es hora de ir al aeropuerto y regresar a casa.

DIA ITINERARIO ALOJAMIENTO COMIDAS
1 Madrid/Barcelona – Muscat. - -
2 Llegada a Muscat. Hotel -
3 Visita Muscat y crucero al atardecer. Hotel D-C
4 Muscat – Jabrin – Bahla – Al Hamra – Misfat - Nizwa . Hotel D-A
5 Nizwa – Birkat Al Mauz - Wahiba Sands. Campamento D-C
6 Wahiba – Badi Bani Khaled – Ras al Jinz. Hotel D-C
7 Ras Al Jinz - Sur – Wadi Shaab – Quriyat – Muscat. Vuelo a Dubai. Hotel D-A
8 Dubai. Visita de la ciudad. Hotel D-A
9 Excursión a Sharjah y safari 4x4 en el desierto. Hotel D-C
10 Excursión a Abu Dhabi. Hotel D-A
11 Excursión a Al Ain. Hotel D-A
12 Dubai. Barcelona/Madrid. - -
D: desayuno A: almuerzo C: cena

Mapa del viaje

Mapa del viaje Omán - Emiratos: Entre mares y desiertos

Precios

PRECIOS por persona en habitación doble ¤
Mínimo 2 personas    2.450
Suplemento 10-12/11 y 25-29/11    160
Habitación individual    670
Noche extra en Muscat en doble    85
Noche extra en Muscat en individual    145
Suplemento salidas 23 y 30 diciembre    400
Tasas estimadas    330/350
Viaje compartido en destino
Mínimo 2 personas /  máximo 20

Salidas

14/10/2018
21/10/2018
04/11/2018
18/11/2018
23/12/2018
30/12/2018

Servicios incluídos

SERVICIOS INCLUIDOS
•    Vuelo internacional en línea regular
•    Vuelo interno Muscat/Dubai
•    Traslados y transporte durante todo el recorrido acorde al número de pasajeros
•    Alojamiento en hoteles turista 2**/3***/4**** y campamento en Wahiba Sands
•    Media pensión a excepción de los días de entrada y salida
•    Visitas detalladas con entradas incluidas
•    Guía local en castellano durante las visitas incluidas
•    Seguro de asistencia médica

SERVICIOS NO INCLUIDOS
•    Tasas. Ver detalle en apartado Tasas
•    Tasa turística hoteles Dubai. Consultar en apartado Tasas
•    Visado. Ver detalle en apartado Documentación y Sanidad
•    Guía en los traslados aeropuerto/hotel/aeropuerto, crucero en Muscat y safari 4x4 e Dubai
•    Comidas y bebidas no mencionadas en el programa
•    Gastos personales
•    Servicio de maleteros en los hoteles y aeropuerto
•    Tasa Turística en Dubai hotel 3* 10Dhs por noche
•    Cualquier servicio no indicado en el apartado de servicios incluidos


Durante mucho tiempo se ha mantenido en una posición discreta en la zona, pero poco a poco se abre al turismo. El sultanato de Oman es casi con toda seguridad el estado más interesante del Golfo Pérsico. Su posición es estratégica en la Península Arábiga y sus 1.600 Km de costa han ligado su historia íntimamente al mar. Los ligeros y conocidos barcos de vela omaníes “dhows”, surcaban las aguas entre Oman y Mozambique e incluso India, siguiendo el calendario de los monzones. Junto con Yemen fue conocido como la Arabia Felix en la antigüedad.

Omán siempre ha sido conocido como el país del incienso y así lo reconoció la UNESCO concediéndole en el año 2000 el estatus de Patrimonio de la Humanidad a la Tierra del incienso. El árbol llamado Boswelia Sacra se sigue produciendo en las montañas de Dhofar y, en la antigüedad solo una tribu nómada conocía la técnica de hacer las incisiones para extraer la resina sin que el árbol muriera. Desde estas montañas, en el sur de Omán, partían las caravanas portando uno de los mayores tesoros que poseía el país, que durante siglos tuvo más valor incluso que el oro. En la actualidad el incienso se sigue utilizando en perfumes y esencias. Uno de los más caros del mundo se elabora aquí mezclándolo con aceite de rosas, sándalo, lima y esencia de lirios: “Amouage”.

Centinela del estrecho de Ormuz y una de las intersecciones comerciales más antiguas del mundo, aquí se intercambiaron caballos, sal, ámbar, incienso, perfumes de Arabia y esclavos. Marcado por el islam, pero unido profundamente a una cultura original, el sultanato, desde sus puertos de mar, sus fortalezas y los colores de sus montañas, ofrece sitios excepcionales por su interés histórico y su belleza natural.

 En el año 1971 una vez finalizado el largo Protectorado Británico, en el corazón del Golfo Pérsico se constituyó la Federación de Emiratos Árabes Unidos compuesta por siete Emiratos. Cada uno de ellos conserva una gran autonomía política, judicial y económica. En la actualidad posee uno de los índices de desarrollo humano más altos del continente asiático y el petróleo es su fuente principal de ingresos.

Explorar los Emiratos Árabes Unidos combina modernidad y tradición. Dos mundos en un solo territorio, pero conviviendo en total armonía. Un país con infinidad de recursos tan interesantes como dispares, con tanta variedad, que todo viajero encontrará aquí un rincón que le fascine. La ecléctica ciudad de Dubai es sorprendente y fascina la variedad de lugares que se puede visitar, incluido el ascenso a la torre más alta del mundo. Comprobaremos porqué es uno de los destinos más cotizados del mundo en los últimos años, con su arquitectura lujosa, a veces excesiva que la ha hecho merecerse un puesto no solo en Medio Oriente sino en el mundo: el edificio más alto del mundo, el único hotel de 7 estrellas, el centro comercial más grande del mundo, la fuente más grande del mundo…. efectivamente todo grandioso. La capital Abu Dhabi una ciudad repleta de imponentes, bellísimas e impolutas mezquitas pero que bien podría parecerse a ciudades futuristas como Hong-Kong, con parques temáticos, edificios infinitos completamente iluminados y además, con el indudable privilegio de encontrarse rodeado de cristalinas y paradisíacas playas. Pocas ciudades en el mundo pueden tener lo que desean en cuanto lo quieren. Y Abu Dhabi es, sin duda, una de ellas. También hay ciudades más discretas y desconocidas como Sharjah donde la tradición continúa... El desierto y sus dunas interminables combinan sensaciones incomparables. Allí conoceremos alguna de las más auténticas tradiciones del pueblo árabe: la hospitalidad.

 

 

Destinos por países