La Gran Ruta de la Seda 2019
28 días

La Ruta que proponemos es de las menos conocidas y tal vez la más interesante de cuantas variantes existen. En ella se recogen tal variedad de vestigios de diferentes civilizaciones, etnias y entornos naturales que la convierten en inigualable. Con comienzo en Pekín y final en Samarcanda, será un recorrido de ciudades históricas e increíbles como Xi’an, Dunghuang, Kashgar, Khiva, Bukhara y Samarcanda que no nos dejarán indiferentes. Contemplaremos una gran diversidad de paisajes: desiertos, hermosas praderas donde se asientan los nómadas en sus yurtas en verano y que utilizaremos para dormir, míticos pasos como el Torugart, oasis famosos como los de Kashgar y Dunhuang. Atravesaremos el corredor de Hexi y rozaremos la meseta tibetana en Xiahé. Nuestro camino continúa hacia Kirgyzstán donde apreciaremos las vidas de los antiguos pueblos nómadas y finalmente nos impresionará la hermosa arquitectura de Uzbekistán. 

Toda la ruta rezuma espiritualidad, no olvidemos que en gran medida el budismo llegó a China a través de la Ruta de la Seda. El islam tuvo su apogeo e influencia y se sigue manteniendo en Kashgar con los Uigures y en Gansú con los Hui. No nos dejarán indiferentes las cuevas de Mogao, o el monasterio de Labrang donde se manifiesta el compromiso de los tibetanos con su religión.

Además, contactaremos con una gran variedad de grupos étnicos: uzbekos, kirguises, tayikos, uigures, han, hui, tibetanos. 

Si bien el principio de la Ruta de la Seda era Xian, hoy día la puerta de entrada en China es Pekín, donde no puede faltar la visita a la Gran Muralla y a la Ciudad Prohibida, amén de otros puntos interesantes. Un moderno tren de alta velocidad nos llevará a Xian con sus soldados de terracota y desde donde atravesaremos China de este a oeste. Antes de llegar a Xiahé, donde visitaremos la comunidad Lamaísta más numerosa fuera de Tíbet nombrada a menudo como el “Pequeño Tíbet”, conoceremos las cuevas de Maji Shan y Binglisi. Atravesaremos el Corredor Hexi hasta Zhangye donde se halla el buda reclinado más grande del mundo, así como el Zhangye National Geopark conocido como montañas del arco iris. No menos impactantes serán las visitas en Dunhuang con las cuevas de Mogao y el lago de la Luna Creciente. Ya en el occidente llegaremos al oasis de Kashgar, que fue ciudad oasis y encrucijada en la Ruta de la Seda, así como puerta de entrada al desierto de Taklamakán.

Atravesando las montañas del Tien Shan cruzaremos a Kyrgyzstán. Si bien 3 días nos parecerán escasos, son suficientes para admirar una gran variedad de paisajes naturales: montañas, lagos, nieves perpetuas, campos de flores, yurtas, nómadas… es con razón conocido como la suiza asiática. Disfrutaremos con la amabilidad de sus gentes nómadas en verano y del hogar más tradicional como es la yurta.

El viaje continúa arquitectónicamente muy fuerte en el que disfrutaremos de las tres ciudades de Uzbekistán que componían el “Triángulo de Oro de Asia”, ciudades oasis que salpicaban el recorrido de la Ruta de la Seda. En Khiva nos transportaremos a épocas pasadas caminando entre las calles de esta auténtica ciudad museo habitada. Dos días completos en la ciudad natal de Avicena, Bukhara, nos servirán para conocer el esplendor de la que fue conocida con el sobre nombre de Ciudad de Gloria o la Perla del islam. Finalmente acabaremos en la antigua Afrosiab y capital del estado de Sogdiana, Samarcanda. Esta histórica ciudad, que llegó a ser encrucijada y crisol de culturas del mundo entero, tuvo un significado relevante en la Ruta de la Seda uniendo China con Europa. La “ciudad azul del desierto” nos dejará fascinados con la maestría que derrocharon sus arquitectos, en estos magníficos y bellos monumentos de dimensiones nunca vistas y ricas decoraciones en mayólicas y azules. 

DIA RUTA HOTEL COMIDAS
1 Madrid - Pekín. -- --
2 Llegada a Pekín. Traslado al hotel. Hotel
3 Pekín. Visita de la ciudad. Hotel D-C
4 Pekín. Visita de la ciudad. Hotel D-C
5 Pekín-Xian. Tren A.V. a Xian. Visita a la ciudad. Hotel D-C
6 Visita a Xian. Tren rápido a Tianshui. Hotel D-C
7 Tianshui. Exc. a Majishan y tren a Lanzhou. Hotel D-C
8 Lanzhou - Binglisi - Xiahe. Hotel D-C
9 Monasterio de Labrang Hotel D-C
10 Xiahe - Labrang. Tren A.V. a Zhangye. Hotel D-C
11 Visita al Zhangye National Geopark. Tren rápido a Jiayuguan. Hotel D-C
12 Tren a Dunhuang. Visitas. Hotel D-C
13 Dunhuang. Visitas. Vuelo a Urumqui. Hotel D-C
14 Vuelo Urumqui - Kashgar. Visita de la ciudad. Hotel D-C
15 Kashgar. Visita al mercado y mezquita Id Kah. Hotel D-C
16 Kashgar - Torugart Pass - Tash Rabat. Yurta D-Bx-C
17 Tash Rabat - Son Kul. Yurta D-C
18 Son Kul - Bishkek. Hotel D-C
19 Vuelo Bishkek - Tashkent. Hotel D-C
20 Tashkent. Visita de la ciudad. Vuelo a Urguench/Khiva. Hotel D-C
21 Khiva. Visita de la ciudad. Hotel D-C
22 Khiva - Bukhara. Hotel D-C
23 Bukhara. Visita de la ciudad. Hotel D-C
24 Bukhara. Visita de la ciudad. Hotel D-C
25 Bukhara - Shakhrisabz - Samarcanda. Hotel D-C
26 Samarcanda. Visita de la ciudad. Hotel D-C
27 Samarcanda. Día libre. Hotel D-C
28 Samarcanda - Madrid. -- --
D: desayuno A: almuerzo Bx: box lunch C: cena
El itinerario podría ser modificado en caso de variación en frecuencias de vuelos internos o trenes
Salidas de Madrid, consultar disponibilidad y suplementos para otras ciudades

Viajes relacionados

Precios

Mínimo 12 personas 
Habitación a compartir garantizada -
Suplemento habitación individual opcional
Tasas estimadas 
Mínimo 12 personas / máximo 18

Salidas

04/08/2019
01/09/2019

Servicios incluídos

•    GUIA ACOMPAÑANTE RUTAS 10 a partir 12 personas
•    Vuelo a Samarkanda con regreso de Pekín en línea regular clase turista
•    Vuelos domésticos Dunhuang - Urumqui - Kashgar, Bishkek - Tashkent - Urgench.
•    Traslados aeropuerto/hotel/aeropuerto en privado
•    Transporte en vehículo acorde al número de pasajeros
•    Seguro de asistencia de viaje incluyendo hasta 4.500¤ en gastos de cancelación. Consultar coberturas y condiciones en el apartado Seguro incluido
Uzbekistán: media pensión en hoteles turista 3***/4****, visitas con entradas, guía local acompañante en castellano.
Kyrgyzstán: media pensión en hotel turista 2**/3***, 2 noches en yurta, guía local acompañante en castellano.
China: media pensión (excepto el día libre en Pekín) en hoteles turista 3***/4****, visitas con entradas, trenes: Pekín - Xian - Tianshui - Lanzhou - Zhangye - Jiayuguan - Dunhuang, guías locales de habla inglesa a excepción de Xi’an y Pekín que serán en castellano.

SERVICIOS NO INCLUIDOS
• Guía acompañante Rutas 10 para menos de 12 personas
• Tasas de billete de avión. Ver detalle en apartado Tasas
• Visados. Ver detalle en apartado Documentación y Sanidad
• Bebidas en las comidas incluidas. Alimentación no especificada
• Cualquier servicio no especificado en incluidos

COMPARTIR HABITACIÓN GARANTIZADA
Los precios están basados en alojamientos en habitación doble/twin. Si viajas solo y no deseas ir en habitación individual, garantizamos la compartición SIN SUPLEMENTO, con otra persona que se encuentre en tu misma situación. Prevalecerá que sea del mismo sexo, si no fuera posible sería mixta.

La Ruta de la Seda se originó durante el siglo I a. C., siguiendo a los esfuerzos de los yuezhi y xiongnu en la cuenca del Tarim para consolidar un camino hacia el mundo occidental y la India, tanto a través de asentamientos directos en el área de la cuenca como de relaciones diplomáticas con los países de los dayuan, partos y bactrianos más al oeste. Las Rutas de la Seda fueron una «compleja red de rutas comerciales» que dio a la gente la oportunidad de intercambiar bienes y cultura.

Poco después de la conquista romana de Egipto en el año 30 a. C., florecieron a una escala sin precedentes las comunicaciones regulares y comerciales entre China, el sudeste asiático, la India, Oriente Medio, África y Europa. El comercio greco-romano con la India que había comenzado con Eudoxo de Cícico en 130 a. C., seguía aumentando, y según Estrabón (II.5.12), en la época de César Augusto, hasta 120 barcos zarpaban cada año desde Myos Hormos, en el Egipto romano, hacia la India.

La partida de Maës Titianus se convirtió en los viajeros que penetraron más lejos hacia el este por la Ruta de la Seda desde el mundo mediterráneo, probablemente con el objetivo de regularizar los contactos y reducir el papel de los intermediarios, durante uno de los momentos de calma entre las intermitentes guerras de Roma y Partia, que repetidamente obstruían el movimiento a lo largo de la Ruta de la Seda.

El comercio intercontinental y las comunicaciones se hicieron regulares, organizados y protegidos por las "grandes potencias". Pronto siguió un intenso comercio con el Imperio romano, confirmado por la afición romana por la seda china (suministrada a través de los partos), a pesar de que los romanos pensaban que se obtenía de los árboles. Esta creencia fue confirmada por Séneca el Joven en su Fedra y por Virgilio en sus Geórgicas. Cabe destacar que Plinio el Viejo lo sabía mejor: hablando de la bombyx o polilla de la seda, escribió en sus Historias naturales «Tejen telas, como las arañas, que se convierten en un lujoso material para la ropa de las mujeres, llamada seda». El Senado romano emitió, en vano, varios decretos para prohibir el uso de la seda, por razones económicas y morales: la importación de seda china causó un enorme flujo de salida de oro, y los vestidos de seda se consideraban decadentes e inmorales: «Veo ropas de seda, si los materiales que no ocultan el cuerpo, ni siquiera la propia decencia, se puede llamar ropa ... rebaños miserables de las camareras trabajan para que la mujer adúltera puede ser visible a través de su fino vestido, para que su marido no tiene más conocido que cualquier extraño o extranjero con el cuerpo de su esposa. ».

La unificación de Asia central y del norte de la India dentro del Imperio Kushan en los siglos primero a tercero reforzó el papel de los poderosos comerciantes de Bactria y Taxila. Fomentaron la interacción multicultural como lo indican los tesoros de sus hordas del siglo II, con productos del mundo grecorromano, China y la India, por ejemplo, en el sitio arqueológico de Bagram.

La Ruta de la Seda representa un temprano fenómeno de integración política y cultural debido al comercio interregional. En su apogeo, sostuvo una cultura internacional que enlazaba a grupos tan diversos como los magiares, armenios y chinos. La ruta experimentó períodos principales de popularidad y actividad en diferentes épocas y en diferentes puntos a lo largo de su longitud: en el oeste, su apogeo fue la época del Imperio Bizantino; en la sección del Nilo- Oxus, desde el período del Imperio sasánida al del Ilkanato; y en la zona sinítica desde el período de los Tres Reinos hasta el de la dinastía Yuan.

El comercio entre Oriente y Occidente se desarrolló también por mar, entre los puertos de Alejandría, en Egipto, y de Guangzhou, en China, siendo fomentado a lo largo de todo el Océano Índico. Bajo su fuerte dinámica de integración, por un lado, y de los impactos de cambio que transmitía, por otro, las sociedades tribales que previamente vivían en aislamiento a lo largo de la Ruta de la Seda o de pastores que procedían de un desarrollo cultural bárbaro, se sintieron atraídos por las riquezas y las oportunidades de las civilizaciones conectadas por la ruta, teniendo en las rutas de merodeadores o mercenarios. Muchas tribus bárbaras se convirtieron en cualificados guerreros capaces de conquistar ciudades ricas y tierras fértiles, y forjar fuertes imperios militares.

DOCUMENTACIÓN y SANIDAD

Documentación.
Pasaporte con validez 6 meses a la fecha de entrada y hojas libres. Es obligatorio que el pasaporte esté en buen estado y sin rotura alguna.
Para tramitar la reserva necesitamos copia escaneada del PASAPORTE en color

Visados.Requisitos válidos para ciudadanos con pasaporte ESPAÑOL.
Visado de UZBEKISTÁN. Se obtiene en el consulado de Uzbekistán en Madrid. Si deseáis lo gestionemos necesitamos: pasaporte original + 1 fotografía tamaño carnet (original). Precio tramitación: 85¤.
Visado de KIRGYZSTÁN. No es necesario.
Visado de CHINA. Hay que cumplimentar el formulario. Si deseáis lo gestionemos, es necesario enviéis a nuestras oficinas: pasaporte original + 1 fotografía en color tamaño carnet (original), así como facilitarnos todos los datos requeridos para rellenar el formulario. La documentación tiene que estar en nuestra oficina con al menos 20 días a la salida del viaje. Precio tramitación: 150¤. En caso de recibir los pasaportes con menos tiempo del solicitado, consultar importe a abonar en cada caso.

Sanidad.No es obligatoria ninguna vacuna para entrar en estos países. Enlace al Ministerio de Sanidad.
Información válida para ciudadanos con pasaporte ESPAÑOL, otras nacionalidades consultar.
Información a 26/1/2018 sujeto a modificaciones

Destinos por países