------------------------------------------ La Ruta de la Seda---------------------------------------------

Historia de la Ruta de la Seda

La Ruta de la Seda comenzaba en Chang'an (actual Xian) y se dirigía al noroeste, pasando por el corredor de Gansu hasta la ciudad de Dunhuang en el desierto de Gobi. Seguimos hasta la Puerta de Jade (Yumenguan) y allí se dividía en dos caminos que bordeaban el desierto de Taklamakan por el Norte y por el Sur.

 Ruta Norte:

Esta ruta avanzaba cruzando el desierto hasta Hami. Después, sin apartarse de las estribaciones del Tianshan, o montañas celestiales, seguía la hilera de oasis que punteaban el límite norte del Taklamakan: Turfan, Karashahr, Kucha, Aksu, Tumchup y Kashgar.

 Ruta Sur:

Iba por la pared norte del Tibet y el margen del desierto. Era un camino entre oasis y pasaba por Miran, Endere, Niya, keriya, Khotan y Yarkand. Desde aquí se volvía hacía el norte, bordeando el final del Taklamakan y se unía a la ruta del norte en Kashgar. Desde Kashgar la Ruta de la Seda continuaba hacía el oeste en un largo y peligroso ascenso al Alto Pamir por el que salia de territorio chino para entrar vía Khokand, Samarcanda, Bokhara y Merv a través de Persía e Iraq hasta la costa del mediterráneo.

 Dos caminos adyacentes:

1: Se abandonaba la ruta del sur al final de Taklamakan y seguía por Balkh, en el norte del actual Afganistán, hasta unirse a la ruta del oeste en Merv.

 2: Partía del camino del sur de Yarkand, ascendía por pasos del karakorum (las puertas de la India) hasta las ciudades de Leh y Srinagar, para descender a Bombay.

 

El término "Ruta de la seda" fue creado por el geógrafo polaco Ferdinand Freiherr von Richthofen, quien lo introdujo en su obra Viejas y nuevas aproximaciones a la Ruta de la seda, en 1877.

 

Debe su nombre a la mercancía más prestigiosa que circulaba en ella, la seda, cuya fabricación era un secreto que sólo los chinos conocían, aunque los romanos se convirtieron en grandes aficionados tras conocer dicho secreto antes del comienzo de nuestra era a través de los partos: éstos organizaron entonces el comercio. Muchos otros productos transitaban estas rutas: piedras y metales preciosos, telas de lana o de lino, ámbar, marfil, laca, especias, vidrio, coral, etc.

 

Se cuenta que el Emperador Wu de la Dinastía Han decidió en 138 a. C. fraguar alianzas con los reinos del oeste y del noroeste, archienemigos de las tribus Xiang-Nu (los Hunos ya que sufría una serie de invasiones continuadas cada vez más frecuentes, más violentas y menos contenibles), protagonizadas por una serie de tribus nómadas situadas al noroeste de sus fronteras. Tribus cuya superioridad militar era una consecuencia directa del hábil manejo de una caballería fuerte, esbelta y ligera, más apta para la guerra que la china, cuyos caballos eran absolutamente inadecuados para toda actividad que exigiera rapidez de movimientos. Y por tal motivo, encomendó al General Zhang Qian esta misión, otorgándole cien de sus mejores guerreros y presentes de incalculable valor para sellar esta alianza militar y política. Trece años después, habiendo sido hostigado durante diez años por los Hunos, el General Zhang Qian regresa a la Corte Imperial Han con sólo un miembro de la partida. Aunque no había logrado establecer ni una sola de las alianzas militares de su misión, el General Zhang informó a la corte, de la existencia de treinta y seis reinos, verdaderas potencias comerciales, en las fronteras oestes de China. Así, el General Zhang contó de los magníficos caballos de las llanuras del Valle de Ferghana en Asia Central (hoy Kirguizistán, Uzbekistán y Tayikistán), mucho más fuertes y veloces que los caballos chinos, con los que la caballería del Imperio Han podría enfrentar a los Hunos en mejores condiciones.

 

Posteriormente, las misiones diplomáticas y comerciales con los reinos del Valle de Ferghana no lograron garantizar la seguridad ni afianzar el comercio, por lo que China preparó una invasión a gran escala, aunque fue en la segunda embestida en el año 102 a. C. que China logró conquistar todas las tierras entre sus propias fronteras y los Reinos del Valle de Ferghana. Así los chinos no sólo consiguieron asegurarse la importación de los famosos caballos de las estepas, sino que consiguieron establecer sus propios productos en los mercados de estos reinos. Cincuenta años más tarde, cuando Marco Licinio Craso cruzó el Eufrates para conquistar Parthia en el año 53 a. C., se asombró al ver un brillante, suave y maravilloso nuevo tejido. Unas décadas más tarde, las más acaudaladas familias de Roma, estaban maravillados de vestirse con el más preciado tejido: la seda.

 

TRANSPORTE

El transporte animal era muy habitual en la ruta.

Era muy común el uso de animales en la Ruta, especialmente el camello y el elefante. Los antiguos del desierto del Sahara ya habían importado animales domesticados de Ásia entre el 7500 a.C. y el 4000 a. C. Artefactos datados del 5º milenio a.C., encontrados en sitios badarienses de Egipto pré-dinástico indican contacto con lugares distantes, como Siria. Desde o el comienzo del 4º milenio a.C., egipcios antiguos de Maadi importan cerámica y con conceptos de construcción de los Cananeos.

 El comercio de Lapislázuli proviene de una única fuente conocida en el mundo antiguo, Badah¨an, localizada en el noroeste de Afganistán, localidad distante de las grandes culturas, como la Mesopotámica y Egipcia. A partir del 3º milenio a.C., el comercio de lapislázuli fue extendido hasta Harappa y Mohenjodaro, ambos en Valle del Indo.

 

TRANSPORTE MARITIMO

 El reciente descubrimiento del navío chino Nanhai I, prueba la existencia de una Ruta Marina de la Seda que se habría originado 200 años antes que la ruta terrestre.

 

UNA ENORME RED DE CULTURA HUMANA

 A pesar de que el Barón von Richthofen bautizara, en 1870, a esta red comercial importantísima como Seidenstrasse, o Ruta de la Seda, es importante aclarar que la seda no era el único bien que se comerciaba a lo largo y ancho de la misma. China importaba, principalmente, oro, plata, piedras preciosas, marfil, cristal, perfumes, tintes, y otros textiles provenientes de Europa y de los reinos por dónde transitaba la ruta y aquellos otros reinos aledaños que tenían sus propias rutas comerciales que engarzaban, en algún punto, con la misma Ruta de la Seda. El Imperio del Centro exportaba, en su mayoría, seda, pieles, cerámica, porcelana, especias, jade, bronce, laca y hierro.

 

 No era común que los comerciantes atravesaran la Ruta de la Seda en todo su largo y ancho. Los mercaderes intentaban buscar el mejor precio a través de los mercados de su propio territorio o aventurándose en las fronteras de otros reinos, donde vendían sus mercancías, y los compradores, a su vez, extendían los bienes por su propio reino, o llevándolos a las fronteras de los más próximos en busca de mejores beneficios. Este canje, obedeciendo a leyes de mercado, hacía llegar las mercancías y bienes desde Chang'an (actual Xi'an) hasta Antioquía, en Siria, y de allí hasta Constantinopla, donde esperaban los navíos venecianos que llevarían esta inmensa cantidad de bienes y riqueza, no sólo proveniente de China, sino también de todos los reinos asiáticos y medio-orientales.

 

El eje Roma-Chang'an marcaba el principio y el final de una gran cadena de intercambios cuyos eslabones que enlazaban a Turquía con Siria, a Irak con Persia, al Cáucaso con las fronteras de la India y China; y cuyos centros comerciales, en los que se realizaban las últimas y las primeras transacciones, dependiendo si se avanzaba hacia Changan o hacia el Caspio, eran las ciudades próximas al valle de Fergana (Bukhara, Khiva y Samarkanda) o las situadas en el inhóspito desierto de Takla-Makan, cuyos oasis eran bien conocidos por los conductores de las caravanas; especialmente los de las ciudades de Kashgar, Yarkant y Hotan en las que, por imperativos del clima, estaban obligadas a detenerse durante un período de tiempo siempre incierto.

 

COMERCIANTES EN LA RUTA

Kashgar (la actual Kashi), punto de encuentro de las caravanas procedentes de la India, Afganistán, Tayikistán y Kirguizistán, era el otro extremo de la Ruta de la Seda en el territorio chino y, por tanto, el primer encuentro directo para las mercancías, las ideas y de las religiones entre China, Occidente y el sur de Asia. La ciudad de Yarkant, visitada por Marco Polo en dos ocasiones (en 1271 y en 1275), sigue siendo uno de los enclaves comerciales más importantes de la región autónoma de Xinjiang y uno de los centros musulmanes de mayor importancia en la República Popular China.

 

Por la Ruta de la Seda no circulaban solamente mercaderes con bienes de todos los reinos, sino también asaltadores, ladrones y pilluelos, por lo que los caminos no eran totalmente seguros. Así, lo peor que les podía pasar, era que por aquellos desfiladeros y glaciares, se despeñara un camello; perdieran al animal y a su preciada carga, y además su estiércol, que utilizaban como combustible. Y aún era peor, si el camello perdido transportaba comestibles. Casi en el 80 % de la Ruta, no hay árboles; sólo hielo, nieve y glaciares. Algunas caravanas no llegaron nunca a su destino. Unas eran asaltadas por bandas feroces de asesinos, que para hacerse con las mercancías, no dudaban en matar, y otras veces, morían los caravaneros víctimas de accidentes o enfermedades. En cada localidad que paraban para descansar, debían proveerse de comida para un mes, por lo menos. No es de extrañar, que Plinio el Viejo dijese que la seda china era muy cara (“gastos inmensos”).

 

Pero junto a mercaderes y matones, la Ruta de la Seda también fue una vía donde el Budismo se extendió por toda Asia. Misioneros budistas de la India llevaron la luz de las enseñanzas del Buda desde la India a Taxila, de Taxila al Tibet, del Tibet a Dunhuang, donde penetró en China. Los conocimientos más avanzados de la época, propios de las Universidades Budistas de Nalanda, Vikramasila, Odantapuri, Vilabhi y Ratnagiri, entre otras, circularon también de un reino a otro junto con los peregrinos, monjes, maestros y discípulos que viajaban en busca de conocimientos o a llevar sabiduría a los monasterios del Tibet, de Dunghuang o al complejo de Monasterios en las Grutas de Mogao, en China. También, monjes de todos los reinos iban de peregrinaje a la India en misiones para encontrar manuscritos y textos budistas originales para traducirlos a las lenguas vernaculares de sus propias regiones y traer conocimientos nuevos en los campos de la filosofía budista, la medicina o la astronomía.

 

Más tarde, con el apogeo del Islam bajo la Dinastía Omeya (661-750), que quería controlar las más importantes líneas comerciales a China, tomó la mitad occidental de la Ruta de la Seda, y esta se vio interrumpida, ahogando el comercio de otras naciones con precios elevados y altas tasas. Este fue el principio del fin.

 

El aspecto más importante del entramado comercial de esta ruta es el papel de intermediarios que ejercían los comerciantes islámicos. Éstos, conscientes de los beneficios económicos que dejaba este trasiego comercial, no permitieron la entrada de comerciantes europeos o asiáticos en la ruta, convirtiéndose en los elementos que hacían funcionar el sistema. Las caravanas, procedentes de Siria y Mesopotamia, cruzaban todo el continente asiático para adquirir -a bajo precio- los productos que después venderían -a precios desorbitados- a los comerciantes o intermediarios europeos, para ello, las caravanas hacían uso de una red de albergues llamados caravansarays para pernoctar, protegerse y proveerse.

 

Para el mundo islámico, la Ruta supuso una excelente fuente de ingresos que se convirtió en la base de su economía. Para Europa, una sangría económica irrenunciable (los productos eran insustituíbles).

 

DECADENCIA

 Una nueva situación política en China, (la protagonizada por las dinastías Tang, Song, y Yuan, desde el siglo VII hasta mediados del siglo XIV), y una nueva realidad económica y cultural en Occidente hicieron posible el restablecimiento de nuevas relaciones entre los dos mundos gracias a las que, junto a las mercancías, empezaron a intercambiarse también las ideas, los conocimientos artísticos, los idiomas y las religiones. Desde entonces las Rutas de la Seda dejaron de ser caminos exclusivos de los comerciantes y de los militares, y empezaron a ser transitados cada vez con más frecuencia por intelectuales y por monjes de las principales religiones del mundo, que supieron también, como si fueran ávidos comerciantes del espíritu, intercambiarse entre ellos las enseñanzas de Buda, Confucio, Jesucristo y Mahoma.

 

 

Oriente y Occidente comenzaban así a necesitarse el uno al otro, a pesar de que el enemigo acechaba siempre desde el norte; en esta ocasión, desde Mongolia. Y aunque la intensidad del comercio crecía incesantemente desde el siglo VIII, también crecían en igual o mayor proporción los asaltos, los saqueos, las confiscaciones y los asesinatos masivos perpetrados por las hordas nómadas del norte; tribus que, después de ser unificadas por Genghis Khan a comienzos del siglo XIII, demostraron que eran invencibles.

 

Hacia el siglo XV, con el auge de la navegación y las nuevas rutas marítimas comerciales, y el apogeo de los Imperios Árabe, Imperio Mongol y Turco (selyúcidas y otomanos, ambos por igual en períodos distintos de tiempo) fue languideciendo lentamente la importancia de la Ruta de la Seda como principal arteria comercial entre oriente y occidente, y algunas de las más florecientes e imponentes ciudades a lo largo de su recorrido, fueron perdiendo importancia e influencia y, olvidados por el mundo exterior, se convirtieron en una vaga sombra de lo que fueron.

 

MARCO POLO

 Popularmente se cree que Marco Polo fue teóricamente el primer europeo en transitar la ruta, sin embargo existe la referencia concreta de que al menos Mafío y Nicoló Polo (tío y padre de Marco) habían realizado el viaje por esta antes de invitar a Marco Polo a ser parte de la segunda expedición al khanato de China. En realidad la celebridad de este viajero se debe no a su innovación, sino a la descripción de su viaje y de las maravillas que encontró en su libro "Il Milione" (El Millón), más conocido como "Los viajes de Marco Polo" o Libro de las maravillas.

 

CRONOLOGÍA DE LA RUTA DE LA SEDA

 

3200 A.C.

3200 El caballo comienza a domesticarse en las estepas del sur de Rusia.

3000 Comienza la Civilización Minoica.

3000 Primera producción de seda en China.

3000 Los sumerios desarrollan el primer sistema de escritura.

2500 Se domestica el camello árabe y el de la bactriana, vitales para viajar por el desierto.

1700 La carreta tirada por caballo se introduce en el Cercano Oriente.

1500 Se desarrolla la tecnología del hierro en Asia Menor

1500 Las tribus seminómadas de las estepas comienzan a criar ganado.

0900 Expansión del nomadismo montado.

0753 Fundación de Roma.

0707 Los Cimerios, primeros nómadas montados, desafían el reino de Urartu en el Cercano Oriente.

0900-0700 Escitas y Sármatas aparecen por las estepas del norte. Dos de las primeros pueblos que aprenden a montar caballos y a usar pantalones y estribos.

0600 Zoroastro nace en Persia.

0560 Buddha nace en el antiguo reino de los Sakyas (hoy, Nepal).

0550 El Imperio Aqueménida se establece en Persia.

0500 Los chinos adoptan un estilo nómada, montan a caballo y usan pantalones.

0450 Heródoto visita la colonia griega de Olbia para reunir información sobre los Escitas.

0551-479 Confucio nace en China.

 

400 A.C.

El Imperio de Alejandro Magno se extiende a Asia. La cultura griega se establece en Asia.

 

300 A.C.

Comienza la expansión de Roma.

Un reino Greco-Bactriano se desarrolla en Asia Central.

Los Partos establecen su imperio en Irán.

La Dinastía Qin unifica China por primera vez.

La China de los Qin edifica la Gran Muralla para defenderse de las invasiones de los nómadas del norte. La Dinastía Han derrota a la Qin y desarrolla un vasto imperio.

El Budismo se extiende hacia el norte. El arte de Gandhara emerge y desarrolla un nuevo estilo artístico - el Serindio.

El papel aparece por primera vez en China.

El Imperio Aqueménida en Persia.

 

200 A.C.

El estribo aparece en India y Asia Central.

Las Ciudades-Estado griegas caen bajo la dominación Romana.

Los Xiongnu, llamados más tarde Hunos, alcanzan el poder en Asia Central e invaden las regiones fronterizas del oeste de China.

Los intereses del Emperador Han, Wu-ti, en Asia Central le mueven a enviar las expediciones de Chang Ch'ien hacia el oeste, (hacia Ferghana y Yueh-chih).

Los Caballos Celestiales son introducidos China.

El poder Han alcanza la región de Tarim. La Ruta de la Seda bajo el control de China y la ruta a occidente está ahora abierta.

 

100 A.C.

Mitrídates, el Rey Parto, manda embajadores a Sulla y a Wu-ti para promover un importante vínculo entre China y Roma.

Los Partos derrotan a los romanos en Carrhae, uno de los más desastrosos en la historia de Roma. Conquista de la Galia por los Romanos.

Egipto cae bajo Roma. Roma ahora tiene acceso al Mar Rojo y a la Ruta Comercial de las especias.

Roma pasa a ser oficialmente un imperio.

 

1 D.C.

La seda es vista por primera vez en Roma.

El Budismo comienza a expandirse por Asia Central, más allá de sus propias fronteras.

La Literatura Prajñâ Pâramitâ en auge.

La Siria romana desarrolla la técnica del vidrio soplado. La industria se expande.

El Imperio Kushan en Central Asia.

Los Sogdianos comienzan a comerciar por la Ruta de la Seda.

Los Xiongnu desafían el poder de China en la región de Tarim.

0033 Muerte de Jesús. Comienza la expansión del Cristianismo.

El General chino Pan Ch'ao vence a los Xiongnu y mantienen la paz en la cuenca del Tarim.

La estabilidad de la Ruta de la seda populariza las caravanas comerciales en dos rutas: norte y sur.

China envía su primer embajador a Roma por orden de Pan Ch'ao, pero este no llega a su destino.

El geógrafo greco-egipcio, Claudio Ptolomeo, escribe su Geografía, intenta trazar el plano de la Ruta de la Seda.

 

100 D.C.

Roma manda a su primera embajada por mar a China.

El Imperio Romano alcanza su máxima extensión y se convierte en el mayor mercado para los reinos del este.

El Budismo llega a China.

En los próximos siglos, el Budismo florece, y se convierte en la religión más popular en Asia Central.

Los grandes imperios del momento: el Imperio Romano, el Parto, el Imperio Kushan, y el Imperio Chino, hacen estable la Ruta de la Seda.

 

200D.C.

La manufactura de la seda se extiende por toda Asia, pero con hebras importadas de China.

Cae la Dinastía Han. China queda divida en varios reinos.

Los Sasánidas alcanzan el poder en el Imperio Parto. Su fuerte influencia cultural se extiende a través de las rutas comerciales.

Los bárbaros atacan el Imperio Romano.

Muerte de Mani en Persia. El maniqueísmo se extiende por Asia, no desapareciendo hasta el siglo XIV.

 

100 D.C.

El estribo es introducido en China por nómadas del norte.

Los secretos de la sericultura se extienden hacia el oeste a través de la Ruta de la Seda.

Los Xiongnu invaden nuevamente China. China se divide aún más.

Constantinopla se convierte en la capital de Roma.

El Cristianismo es declarado la religión oficial de Roma.

Comienzan a aparecer monasterios en las grutas de Dun Huang. En solo unas décadas se convierten en las grutas más grandes del mundo Budista.

Los Hunos atacan Europa.

El Imperio Romano se divide en dos.

El monje budista chino Fa-hsien, uno de los primeros viajeros en atravesar la Ruta de la Seda a pie, parte hacia la India.

 

400 D.C.

Una princesa china saca a escondidas algunos gusanos de seda fuera de China. Las granjas de producción de gusanos de seda aparecen en Asia Central.

Nuevas técnicas de manufactura del cristal son introducidas en China por los Sogdianos.

Los Godos invaden España e Italia.

Anglos y Sajones en auge en Gran Bretaña.

Cae el Imperio Romano Occidental.

Se forma el Reino Franco.

 

500 D.C.

Las granjas de producción de gusanos de seda aparecen en Europa.

Cristianos Nestorianos llegan a China.

El Reino de los Heftalitas (Hunos Blancos), asentados en el norte de Asia, conquistan territorio Sogdiano. Introducción del Budismo en Japón.

División del Khanato Turco en los Khanatos Este y Oeste.

El Khanato Occidental se mueve a Asia Central desde la meseta mongola. En la frontera noroccidental de China, el Khanato Turco Oriental – los Uighures – mantienen el control.

La Dinastía Sui unifica China.

El Imperio Sasánida alcanza su máxima extensión en Asia Central.

 

600 D.C.

El Imperio Romano se convierte en el Imperio Bizantino.

La Dinastía Tang gobierna China. Durante sus dos primeros siglos, La Ruta de la Seda alcanza su edad de oro.

China se abre a la influencia cultural extranjera. El Budismo florece.

Mahoma huye de la Meca a Medina. Inicio del Islam.

0632 Muerte de Mahoma. Comienza la expansión árabe.

Peregrinaje de Xuan Zang a la India.

Los Avaros de las Estepas introducen el estribo en Europa.

La Persia Sasánida cae a mano de los árabes.

Los musulmanes controlan Mesopotamia e Irán, así como también la Ruta de la Seda y la Ruta de las Especies.

 

700 D.C.

Los Árabes conquistan España, e introducen en Europa la mayoría de las tecnologías y la ciencia orientales.

Los Árabes derrotan a China en Talas y capturan a los manufactureros del papel, introduciendo la técnica del papel en Asia Central y Europa.

Se desarrolla la imprenta en China.

La Dinastía Tang en declive y, con ella, la Ruta de la Seda.

Los Sogdianos introducen mejoras en la industria del cristal en China.

 

800 D.C.

Comienza a fabricarse porcelana en China.

Se inventa la pólvora en China. Comenzará a extenderse hacia el oeste en el siglo XIII.

Se prohíben en China todas las religiones extranjeras.

Comienza a utilizarse el compás en China.

0868 El Sutra del Diamante se imprime el 11 de Mayo de 868 en Dunhuang. Es el texto impreso más antiguo.

Venecia se establece como ciudad-estado.

 

900 D.C.

Los Turcos Kirguises toman el control del este de Asia Central, estableciendo reinos en Dunhuang y Turfan.

0907 Cae la Dinastía Tang. China nuevamente fragmentada.

0959 Se unifica Inglaterra por primera vez.

Los naipes o cartas de la baraja, son inventadas en China y se extienden a Europa hacia el siglo XIV.

El Imperio Islámico se fragmenta, formando pequeños reinos.

0960 La dinastía Song reunifica la mayor parte de China, especialmente en el sur.

La industria de la porcelana se desarrolla en China y se exporta a Asia occidental.

 

1000 D.C.

1095 Primera Cruzada. Intercambios tecnológicos entre Europa y el Medio Oriente.

 

1100 D.C.

China se divide en los reinos Sung del Norte y Sung del Sur.

Los musulmanes expulsan a los Francos de Levante.

Genghis Khan unifica a los Mongoles. Comienza la expansión del Imperio Mongol.

La producción de seda y la manufactura de la misma se establecen en Italia.

El papel moneda se desarrolla en China.

 

1200 D.C.

1227 Muere Genghis Khan.

Los Mongoles invaden Rusia, Polonia, y Hungría.

El primer enviado de la Europa medieval, el Fraile Giovanni di Plano Carpini llega a la capital Mongoles establecida en Karakorum. El Fraile William Rubruck enviado a Karakorum por el Rey de Francia.

1248 Séptima Cruzada.

1279 Los Mongoles, liderados por Kublai Dhan, conquistan China y establecen la dinastía Yuan.

La Ruta de la Seda prospera nuevamente bajo la "Pax Mongolica."

Kublai Khan derrota a China y establece la Dinastía Yuan.

El papel moneda es introducido en Asia Central e Irán por los Mongoles.

Marco Polo parte hacia el este.

 

1300 D.C.

El Imperio Otomano sube al poder.

Tamerlán, establece su capital en Samarcanda, y conquista Persia, parte del sur de Rusia, y el norte de la India.

Una tercera Ruta de la Seda aparece en el Norte.

Ibn Batuta, el primer árabe (que se conozca) que atraviesa 120.000 kilómetros de la Ruta de la Seda en su viaje a China.

La Peste Negra se extiende por Europa.

Se comienza a fabricar papel a gran escala en Europa.

Torno de hilar en Europa.

1346 Batalla de Crecy entre Francia e Inglaterra, donde el cañón se usa por primera vez en Europa. 1368 Cae a Dinastía Yuan (de origen mongol) en China. Un dirigente militar rebelde instaura la dinastía Ming (de origen chino).

 

1400 D.C.

Tamerlán vence a los Otomanos Turcos, y causa la muerte de diecisiete millones de personas.

Comienza el Renacimiento en Europa.

Los chinos exploran la Ruta de las especies hasta África.

La muerte de Tamerlán hace declinar al Imperio Mongol.

Los Otomanos cobran nuevo auge en Asia Central. Los Otomanos conquistan Constantinopla.

Gutenberg comienza a imprimir periódicos.

China cierra sus puertas a los extranjeros.

Temiendo el poder Uighur, la China Ming reduce dramáticamente el comercio y el tráfico en la Ruta de la Seda. Debido a las nuevas rutas de navegación, la Ruta de la Seda llega a su fin.

Lyon se convierte en el nuevo centro del mercado de la seda.

1492 Cristóbal Colón llega a América.

Vasco de Gama descubre la ruta marítima entre Europa y el este a través del Cabo de Buena Esperanza hasta Calcuta, India.

 

1500 D.C.

El Islam se convierte en la religión de toda la región del Taklamakan.

 

1600 D.C.

Los Turcos Uzbecos aparecen desde el norte y se asientan en lo que hoy es Uzbekistán.

El Príncipe Babur, descendiente de Genghis Khan y Tamerlán, extiende su Imperio desde el Valle de Ferghana hasta la India. Fundador de la Dinastía Mogul.

1644 Los Manchus conquistan Beijing y establecen la dinastía Qing.

 

1700 D.C.

Numerosos terremotos severos en Asia Central dañan algunos grandes monumentos.

Comienza a producirse porcelana en Europa.

Los manchúes, pueblo tungú de la Manchuria, absorbe los territorios Gobi y Altai.

 

1800 D.C.

El erudito Barón Ferdinand von Richthofen utiliza el término "Ruta de la Seda" (Seidenstrasse) por primera vez.

1839-42 Gran Bretaña vence a China en la Guerra del Opio y conquista Hong Kong.

Los Manchúes toman la Cuenca del Tarim.

La Dinastía Qing crea la provincia de Xinjiang bajo su mandato.

Elías cruza los Montes Pamir e identifica al Pico Muztagh Ata. Recomienda que se establezca el paso de Wakhan.

Joven esposo cruza el Desierto de Gobi, hallando una nueva ruta de Pekín a Kashgar a través del Paso del Muztagh.

Hedin explora el Kun Lun y el desierto de Takla Makan, desenterrando ciudades sepultadas a través de la antigua Ruta de la Seda.

El Barón William Martin Conway en los Montes Karakoram.

Investigaciones de Stein en Takla Makan y Asia Central.

La Rusia Zarista y la India Británica se expanden por Asia Central.

 

1900 D.C.

Expediciones de Hedin.

La Revolución china; fin de las Dinastías chinas.

Los europeos comienzan a viajar a través de la Ruta de la Seda.

1950 El Tibet es invadido por China.

Se construye, China y Pakistán, la Autopista Karakoram desde Islamabad a Kashgar.

 

 

 

Destinos 2017